Radiografía de… Avena Oh’s sabor vainilla 30 g

3 agosto, 2012 | : Análisis de productos

3 agosto 2012. Un solo plato de este cereal contiene del 47 al 66% de la azúcar máxima tolerada que un adulto puede consumir para todo el día.

Aunque este tipo de cereal de caja no es promocionado para niños, es frecuente que madres y padres de familia lo utilicen como una opción saludable para sus hijos. Pero si un niño consume un par de las porciones establecidas en el etiquetado (un plato) estaría consumiendo del 87.5 al 117% de azúcar máxima tolerada para un niño. Además, por lo colorantes sintéticos que contiene no es recomendable para el consumo infantil.

Observa la radiografía con la que la nutrióloga Xaviera Cabada, coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, nos desentraña las verdaderas características y el valor nutricional de este producto.

 

Avena Oh’s sabor vainilla 30 gramos (1/2 taza):

 

Azúcar:

8.3 gramos por porción de 30 gramos, lo que equivale a una cucharada cafetera.

Sin embargo, la porción de 30 gramos es igual a media taza.

Y es un hecho que un adulto difícilmente consume media taza de cereal. Regularmente consume más: entre dos o incluso más porciones.

Al considerar el plato que una persona consume normalmente, el contenido de azúcar entonces es de 16.6 gramos o 3 ½ cucharadas.

Por supuesto, consumir tres cucharadas completas de azúcar en un plato de cereal no es una buena recomendación.

Esto constituye del 47 al 66% de la azúcar máxima tolerada que un adulto puede consumir para todo el día, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (AAC), pues la cantidad de azúcar máxima tolerada diaria para un adulto, conforme con la ACC, es de cinco a siete cucharadas cafeteras de azúcar para todo un día.

Así, en un solo plato de cereal se estaría consumiendo más de la mitad máxima tolerada diaria de azúcar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, establece que no se debe superar más del 10% de las calorías totales, no excediendo 10 cucharadas de azúcar añadida para todo el día.

Por otro lado, se observa que el azúcar es el segundo componente más abundante en el producto.

Aunque este tipo de cereal de caja no es promocionado para niños, es frecuente que madres y padres de familia lo utilicen como una opción saludable para sus hijos. Pero si un niño consume un par de las porciones establecidas en el etiquetado estaría consumiendo del 87.5 al 117% de azúcar máxima tolerada para un niño, que de acuerdo a la AAC es de 3 a 4 cucharadas de azúcar.

Alguien que consume diario o frecuentemente este tipo de productos tiene mucho mayor riesgo a padecer obesidad y diabetes [ver Vasanti S Malik, et. al. “Intake of sugar-sweetened beverages and weight gain: a systematic review”, descargar (PDF, 163 Kb)].

Además, se ha observado que los altos consumos de azúcar provoca adicción, por lo cual, una vez que se convierte en hábito, es mucho más difícil dejarla de consumir [ver Carlo Colantuoni, et. al. “Evidence That Intermittent, Excessive Sugar Intake Causes Endogenous Opioid Dependence”, descargar (PDF, 200 Kb)].

 

Fibra:

2.2 gramos por porción.

En un plato regular equivaldría a 4.4 gramos de fibra por porción.

Esta es una cantidad de fibra baja para un adulto, ya que la recomendación de fibra que debe consumir un adulto para todo un día es de al menos 25 gramos y para un niño o adolescente el consumo de fibra recomendable es de 19 a 25 gramos al día.

Lo realmente importante es que la fibra provenga de distintas fuentes, como de granos enteros, frutas y verduras (ver http://www.who.int/dietphysicalactivity/publications/trs916/en/gsfao_obesity.pdf).

La fibra que proporciona el producto efectivamente proviene de un cereal entero como la avena. Sin embargo, el producto que se llama “Avena Oh’s” también contiene maíz y trigo.

 

Sodio:

Por porción contiene 70 miligramos. En un plato regular contiene 140 miligramos.

De acuerdo con el semáforo inglés para productos industrializados se establece que un producto que contenga entre 120 y 600 miligramos de sodio por cada 100 gramos de producto, es considerado moderado en sodio. (ver http://www.food.gov.uk/northern-ireland/nutritionni/niyoungpeople/survivorform/bestreadbefore/signposting).

 

Etiquetado:

El nombre del producto es “Avena Oh’s”, por lo que los gráficos impresos en el etiquetado frontal, lateral izquierda y trasera, son en torno a la avena.

En la parte frontal contiene un dibujo de un grano de avena solamente, indicando con una leyenda que la avena es un grano entero.

En la parte lateral izquierda contiene una explicación con dibujos y texto que describen las propiedades de la avena, estableciendo los beneficios que trae consigo el consumir granos enteros.

Inclusive contiene una leyenda que expresa “y su delicioso y crujiente sabor te ayuda a consumir las tres porciones de grano entero que necesitas al día, y lo mejor, ¡de una manera deliciosa!”, sugiriendo que se pueden consumir tres porciones del producto y como algo saludable y delicioso.

Pero tres porciones contendrían 25 gramos de azúcar y tan sólo 6.6 gramos de fibra, lo cual no es recomendable, ya que la proporción de azúcar es elevada aportando más del 160% del total de azúcar máxima para todo un día para un niño y para un adulto cubriría el 100%.

Todo el etiquetado induce a creer que el cereal es de avena, sin embargo en la información nutrimental se observa que los principales ingredientes son harina de avena de grano entero, azúcar, harina de maíz y harina de trigo. Entonces, no es de avena, sino que ésta uno de sus ingredientes.

Es importante que el etiquetado no induzca al error, puesto que está claramente establecido en la norma oficial de etiquetado, NOM-051-SCFI/SSA1-2010, que la información no debe inducir a error y debe ser clara (ver http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5137518&fecha=05/04/2010).

 

Ingredientes:

Harina de avena de grano entero, azúcares, almidón, harina de maíz, harina de trigo, oligofructosa, cloruro de potasio, fibra de avena, sal yodada, calcio, otras vitaminas y minerales, colorantes amarillo 4 y amarillo 3.

Es importante destacar que el primer ingrediente es harina de avena de grano entero, pero no se establece si se trata de harina integral.

Antes de cualquier proceso de refinación todas las harinas provienen de granos enteros, para posteriormente ser procesadas.

Durante la industrialización es donde se determina si la harina que proviene de esos granos enteros, se queda integral o se refina.

En este caso, no se establece si es integral o solo harina. Se pudiera creer que es integral por el hecho de que se dice que es de grano entero, pero no hay ninguna especificación de que realmente lo sea.

Todo el empaque induce a creer que es un producto “natural”, sin embargo contiene colorantes artificiales derivados del petróleo (que se ha descubierto provocan cambios en la conducta en los niños, generando hiperactividad y déficit de atención).

En los ingredientes vienen enlistados como amarillo 4 y amarillo 3, pero estos son nombres sinónimos para los colorantes amarillo 5 o tartrazina y amarillo 6 o amarillo ocaso.

Es de carácter imperativo que se ponga un alto a los engaños publicitarios de los productos industrializados, especialmente aquellos que se anuncian como saludables y que la misma empresa los “recomiende” para su consumo habitual.

 

Valoración general:

No recomendado para consumo habitual ni para bajar de peso.

Se puede consumir esporádicamente.

No ofrecer a los niños, ya que contiene colorantes artificiales.

 

Alternativa:

Hojuelas de avena con leche, canela, plátano y un poco de miel. Puede ser cruda o cocida.

No olvidemos que la obesidad es una enfermedad y además es una epidemia, que se presenta porque existe “algo” en el ambiente que está enfermando a la gente. A diferencia de otras epidemias que se han presentado en la historia, aquí entre lo que nos está enfermando se encuentra el consumo de productos ultra industrializados a lo que se le ha denominado la “dieta occidental”, que consiste en el alto consumo de productos con concentraciones elevadas de azúcar, grasa, sal, harinas refinadas y bajos en fibra.

La obesidad no es una cuestión de “decisión personal”, ya que existe un fuerte engaño con referencia a lo que consumimos (Lustig, 2010. http://www.youtube.com/watch?v=277MKP7uV5g).

Existen muchos productos que se anuncian como saludables y no lo son.

Este producto no es dañino si se consume en cantidades moderadas, pero no es tan saludable como aparenta.

Para un niño no es recomendable por los colorantes sintéticos que contiene. También se ha visto que algunos niños pueden ser sensibles a la tartrazina provocando reacciones alérgicas.

Existe el riesgo de que este producto sea percibido como recomendable por el tipo de publicidad con el que se promociona.

Notas relacionadas

Radiografía de… Special K Original, de Kellogg’s, 30 g > leer

Radiografía de… All Bran, de Kellogg’s, 40 g > leer

Ojo con las frituras y botanas de harina de trigo y/o maíz > leer

Radiografía de… Nutri Grain con relleno, de Kellogg´s 39 g > leer

Por alimentos y bebidas #SinColorantes > leer