Radiografía de… Latte Creme de Marinela Bimbo (porción de 40 g)

31 Enero, 2017 | : Análisis de productos

nuevo latte creme marinela (1)-6

  • El segundo ingrediente es azúcar, la cantidad cubre del 62% al 75% de la cantidad total diaria sugerida por la OMS para niños y niñas.
  • Contiene colorantes que afectan la conducta de niños y niñas induciendo hiperactividad y déficit de atención.
  • Más de la mitad del producto son azúcares y grasas (55%) con gran cantidad de aditivos.

Por: Xaviera Cabada

31 enero 2017. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y completamente documentadas.

 

Latte Creme de Marinela Bimbo (porción de 40 gramos):

 

Azúcares:

14 gramos (g) de azúcares totales, lo que equivale a casi 3 cucharadas cafeteras de azúcar (2.8).

Esta cantidad de azúcar cubre del 62% al 75% de lo que sugiere la Organización Mundial de la Salud (OMS) para un niño o niña con respecto a los azúcares libres, lo cual es que “se reduzca aún más la ingesta de azúcares libres a menos del 5% de la ingesta calórica total.1

Es importante recordar que las altas cantidades de azúcares se han asociado con graves padecimientos, los cuales se agravan aún más si estos se empiezan a presentar desde edades tempranas.

El exceso de azúcar también genera una mayor ingesta energética, especialmente en niños y niñas, pero este exceso de energía no es de forma sana, sino que se generan tipo “picos” de energía lo que a su vez provoca descensos súbitos de la misma. Estos “picos” y “descensos” súbitos impactan negativamente en el metabolismo.2

Otro efecto que tiene el azúcar y harinas refinadas es que brindan energía en forma rápida y si el cuerpo no la necesita se va a almacenar en forma de grasa. Además, genera picos de glucosa (azúcar) en sangre, lo que se ha visto que constituye factor de riesgo para desarrollar diabetes.

El azúcar en exceso promueve el desarrollo de obesidad y también aumenta la probabilidad de desarrollar caries.

Además, el consumo de alimentos y bebidas altos en azúcar en los niños los acostumbra a sabores dulces, provocando que lo consuman más y más, y dejen de consumir alimentos más saludables, como las verduras y leguminosas.

Sodio:

85 miligramos (mg) por porción. Esto cubre el 5.6% del sodio total para todo un día para un niño o niña (1,500 mg).3

En el envase el porcentaje mostrado es de 4%, pero se utiliza el criterio de la cantidad de sodio recomendada para un adulto (2,000 mg), siendo que el producto es claramente dirigido a niños y niñas.

Ingredientes:

Leche reconstituida (40%), azúcar, grasa vegetal, harina de trigo (gluten), huevo, sorbitol (6 g / 100 g), glicerina, cocoa (3%), jarabe de maíz, jarabe de maíz de alta fructosa, alcohol etílico (0.45%), lecitina de soya, mono y diglicéridos, ésteres de poliglicerol de ácidos grasos, fibra de avena, sal yodada, maltodextrina, almidón modificado, canela, saborizante natural y artificial, propionato sódico, ácido sórbico, grenetina, goma xantana, amarillo 6, rojo 40, azul 1.

Contiene 27 ingredientes en total, de los cuales 4 son diferentes tipos de azúcares, 3 tipos de grasas, 3 diferentes tipos de alcoholes, entre ellos, el etílico, que se encuentra en cantidad adecuada de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-147-SSA1-1996.

El resto son aditivos (emulsificantes, espesantes, saborizantes, colorantes).

Los colorantes que contiene son amarillo 6, rojo 40 y azul 1. Estos colorantes son colorantes artificiales derivados del petróleo para los cuales se ha visto asociación con hiperactividad y déficit de atención.4 Para el caso del azul 1 también se ha asociado con alergias.5

Más de la mitad del producto son sólo azúcares (35%), grasas (20%) y gran cantidad de colorantes con probados efectos secundarios en niños y niñas.

Estar induciendo a niños y niñas esta hiperactividad aguda impacta de forma social también, ya que en nuestro país existen pocos espacios en donde los niños y niñas puedan ejercer actividad física y recreativa. También por cuestiones de seguridad ya no es tan fácil dejar que los niños y niñas salgan a jugar libremente en sus barrios o comunidades.

Esto los deja totalmente susceptibles a actividades de entretenimiento en internet como videojuegos y redes sociales, y televisión. Entonces tenemos toda una gama de niños con mucha energía sin un lugar apropiado en donde desembocarla lo que genera problemas como ansiedades, frustraciones o hasta coraje, provocando problemas sociales en la infancia, inclusive hasta agresión.

Muchos de los aditivos que se utilizan en los alimentos son para suplir una necesidad de color o de consistencia, esto pone en riesgo la salud de quien consume el producto.

Etiquetado:

El envase es de color blanco, verde y azul. El aspecto frontal es llamativo y apetitoso. Contiene la imagen del pastelillo en el centro y a un lado el nombre del producto “Latte creme” en un tipo envase de leche.

El pastelillo se promociona bajo el lema de tener 40% de leche (leche reconstituida), pero el resto del porcentaje es grasa y aditivos.

Es frecuente que la industria de alimentos y bebidas (especialmente la empresa Bimbo) utilicen diferentes estrategias publicitarias para atraer a la población.

Las empresas van modificando sus tácticas dependiendo de a quien va dirigido el producto.

En este caso la publicidad va claramente dirigida a madres de familia y niños o adolescentes, utilizando frases publicitarias como “Tu mundo y su mundo pueden ser diferentes” o “cuando el cuidado y la diversión se encuentran llega el nuevo pastelito latte Marinela” con una mamá y su hijo preadolescente comiendo el pastelillo juntos.

La información nutrimental esencial no es para nada visible y mucho menos comprensible, lo que sí destaca es la leyenda “con 40% más leche” para atraer a los padres de familia haciéndolo ver como un producto saludable.

Este producto como mucho otros que se formulan y anuncian para ser consumidos por la población infantil tienen altos contenido de azúcares, grasas no saludables, sodio y aditivos dañinos que contribuyen a la epidemia de obesidad y otras enfermedades crónicas y degenerativas, como la diabetes por sí mismos. Además, muchas veces estos productos suplen alimentos saludables y nutritivos y el problema empeora.

Nuestra valoración:

No apto para su consumo en niños y niñas, ya que contiene altas cantidades de azúcares y grasas para ellos, además de colorantes artificiales.

Te proponemos:

Pastelillo integral de chocolate artesanal casero.

_____________________________________

  1. OMS (2015). Directriz: ingesta de azúcares para adultos y niños. Resumen en español disponible en: apps.who.int/iris/bitstream/10665/154587/2/WHO_NMH_NHD_15.2_spa.pdf?ua=1&ua=1.

  2. A review of recent evidence relating sugars, insulin resitance and diabetes. Eur J Nutr (2016) 55(supl 2) : S17-S23. Disponible en: www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5174139/pdf/394_2016_Article_1340.pdf.
  3. OMS. Directrices: Ingesta de sodio en adultos y niños, resumen 2013. apps.who.int/iris/bitstream/10665/85224/1/WHO_NMH_NHD_13.2_spa.pdf, en inglés: www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sodium_intake_printversion.pdf.
  4. Bateman y cols. (2004). The effects of a double blind, placebo controlled, artificial food colourings and benzoate preservative challenge on hyperactivity in a general population sample of preschool children. Arch Dis Child 89: 506-511. Disponible en: adc.bmj.com/content/89/6/506.long.
  5. CSPI (2014). A Summary of the Science Linking Food Dyes with Impacts on Children’s Behavior. Disponible en: www.cspinet.org/fooddyes/Food-Dyes-Fact-Sheet.pdf.

Notas relacionadas

Radiografía de… Leche Nito sabor chocolate (236 ml) > leer

Radiografía de… Lechita Santa Clara deslactosada sabor helado de vainilla (200 ml) > leer

Radiografía de… Pronto Jarabe sabor maple (250 ml) > leer

El poder de… La mandarina > leer

Un menú práctico, saludable y barato #72 > leer