Radiografía de… Monster Energy (473 ml., un bote)

11 noviembre, 2013 | : Análisis de productos

• 10.7 cucharadas cafeteras de azúcar por bote.

• Monster Energy contiene 23 ingredientes en total.

• Contiene 3 diferentes tipos de azúcares (sacarosa, glucosa, maltodextrina), además de sucralosa como endulzante no calórico.

• Adicional al azúcar, contiene diferentes estimulantes (ginseng, taurina, cafeína, L-carnitina, vitaminas), que pueden poner riesgo la salud .

• Tomar agua ayuda a mantener el cerebro despejado y alerta.

11 noviembre 2013. Por sus altas concentraciones de azúcar y los diferentes componentes estimulantes que contiene, la bebida energetizante Monster Energy puede ser de alto riesgo para adolescentes.

Enseguida del recuadro de la información nutrimental de su etiquetado hay una leyenda de “recomendación de uso” que dice lo siguiente: “máximo una lata al día. No recomendado para niños menores de 12 años, mujeres embarazadas o personas sensibles a la cafeína”.

Por supuesto, más que leyenda de recomendación de uso debería ser una leyenda precautoria.

Sería muy distinto que en lugar de decir “recomendación” dijera “precaución” ¿no crees?

Observa la radiografía con la que la nutrióloga Xaviera Cabada, coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, nos desentraña las verdaderas características y el valor nutricional de este producto.

 

Monster Energy, bebida energetizante (473 ml, un bote, poco menos de 2 vasos de 250 ml.):

 

Azúcar:

El bote contiene 53.9 gramos de azúcar, lo cual equivale a 10.7 cucharadas cafeteras de azúcar, que cubren del 154 al 215% de lo máximo tolerado de azúcar diaria para un adulto, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, pues este organismo indica que la cantidad de azúcar máxima tolerada para un adulto es de 5 (mujeres) a 7 (hombres) cucharadas cafeteras de azúcar para todo un día.

Si un adolescente se toma una botella de estas cubriría el 215%, ya que la ingesta máxima tolerada de azúcar añadida recomendada para adolescentes es no rebasar las 5 cucharadas cafeteras, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (circ.ahajournals.org/content/Dietary Sugars Intake and Cardiovascular Health: A Scientific Statement From the_.pdf+html).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que la máxima cantidad de ingesta de azúcar añadida no debe exceder el 10% del requerimiento energético total sin superar un equivalente a 200 calorías o 10 cucharadas cafeteras (www.who.int/dietphysicalactivity/Global Strategy on Diet, Physical Activity and Health.pdf). Un solo bote de Moster Energy excede todo criterio o recomendación de organismos tanto nacionales como internacionales.

Los adolescentes suelen utilizar Monster Energy para que les “de energía”, sin saber los daños metabólicos que puede ocasionarles.

Por sus altas concentraciones de azúcar y los diferentes componentes estimulantes que contiene, la bebida energetizante Monster Energy puede ser de alto riesgo para adolescentes.

 

Sodio:

378 miligramos.

Todas las bebidas azucaradas (y no azucaradas) contienen sodio. De hecho, la gran mayoría de los productos empaquetados contienen sodio.

En la actualidad uno de los principales problemas de salud que observamos en la población es la hipertensión. Y, justamente, el alto consumo de sodio se ha asociado con padecimientos como la presión alta (hyper.ahajournals.org/content/Dietary Approaches to Prevent and Treat Hypertension.full).

En México casi el 40% de la población padece de presión alta (bvs.insp.mx/rsp/_files/File/2010/Hypertension in Mexican adults: results from_.pdf).

Hay estudios que revelan índices de prehipertensión e hipertensión en adolescentes de 20.7% y 10.4%, respectivamente (www.scielo.org.co/pdf/rsap/Presión arterial en adolescentes mexicanos:
clasificación, factores de riesgo e importancia.pdf
).

 

Ingredientes:

Agua carbonatada, azúcar, glucosa, ácido cítrico, saborizantes naturales, taurina, citrato de sodio, extracto de tegumento de uva (colorante añadido), extracto de raíz de panax ginseng, L-carnitina, ácido L-tartárico, cafeína, ácido sórbico, ácido benzoico, vitamina B3 (niacinamida), cloruro de sodio, glucoronnolactona, inositol, extracto de semilla de guaraná, vitamina B6 (HCI piridoxina), vitamina B2 (riboflavina), maltodextrina, vitamina B12 (cianocobalamina).

23 ingredientes en total. Cabe recordar que de acuerdo con el investigador y escritor de diversos libros de alimentación, Michael Pollan, un producto que contenga más de 5 ingredientes no es recomendable.

El segundo ingrediente es azúcar. El tercero, glucosa. Pero también contiene maltodextrina (otro tipo de endulzante). Adicional a estos azúcares, contiene sucralosa, un edulcorante no calórico.

Se desconoce la razón por la cual se añade un edulcorante no calórico adicional a las altas cantidades de azúcar. Quizá porque los edulcorantes no calóricos proporcionan un sabor intensamente dulce a los productos, lo que genera gusto por alimentos y bebidas intensamente dulces, que a su vez dificulta se generen cambios de hábitos hacia una mejor alimentación.

Por otro lado, observamos que además de contener altas cantidades de azúcar ―lo que por sí solo es sumamente estimulante y adictivo― contiene otros ingredientes estimulantes como la cafeína, ginseng, glucuronolactona, taurina, L-carnitina, vitaminas de complejo B.

Esto puede ser sumamente riesgoso para el organismo, especialmente si es un adolescente quien lo consume como sugiere su publicidad (www.spponline.net/documentos/manual práctico de Nutrición en Pediatría.pdf).

 

Etiquetado:

El etiquetado negro con una gran “M” verde en el centro, en forma de rasguño de terror.

Debajo de la “M” se ve el nombre de la bebida “Monster Energy”.

En la parte superior, rodeando la tapa tiene impresos los nombres de los componentes estimulantes que contiene, como si fuese un factor positivo adicional, cuando en realidad es un factor de riesgo.

En la parte inferior sólo contiene una leyenda que dice “agua carbonatada” y los mililitros totales del envase.

Es importante mencionar que frecuentemente los consumidores creen en los etiquetados frontales. Y aunque el etiquetado es sencillo, no es informativo y por ningún lado, a simple vista, se podría determinar que esta bebida contiene 10.7 cucharadas de azúcar, que su consumo no es recomendado en niños o personas sensibles a la cafeína, y que el consumo máximo sugerido por la misma compañía establece es no más de una porción por día. Las leyendas precautorias se encuentran en la parte trasera y son difíciles de encontrar.

Tampoco establece que los componentes pueden ser de alto riesgo para ciertos grupos de población.

En la parte lateral del etiquetado se encuentra la información nutrimental. Las letras son de color contrastante, pero no son tan visibles ya que son plateadas y brillantes. Además, el tamaño es pequeño, por lo que dificulta más su lectura.

Por otro lado, se observa que la información nutrimental se presenta por cada 100 mililitros cuando el envase es de 473 mililitros. En total contiene 4.73 porciones. Esto confunde al consumidor haciéndole creer que la información impresa es por el total del producto, cuando no es tal.

Enseguida del recuadro de la información nutrimental hay una leyenda de “recomendación de uso” que dice lo siguiente: “máximo una lata al día. No recomendado para niños menores de 12 años, mujeres embarazadas o personas sensibles a la cafeína”.

Por supuesto, más que leyenda de recomendación de uso debería ser una leyenda precautoria.

Sería muy distinto que en lugar de decir “recomendación” dijera “precaución”.

Esto pondría en mayor alerta a la población ante su consumo.

Adicional a dicha especificación es importante mencionar que la leyenda precautoria debería estar al frente del etiquetado para darle mayor visibilidad al riesgo que implica su consumo.

Difícilmente un adolescente lee las etiquetas de los productos, mucho menos alcanzará a leer una leyenda en la parte trasera.

Una leyenda precautoria de esa índole es necesario que se ponga en la parte frontal para hacerla visible, ya que hay adolescentes que fácilmente consumen más de una lata, especialmente si es periodo de exámenes o si el día anterior se desvelaron.

Es frecuente que los adolescentes utilicen Monster Energy como alternativa para “darles energía”. Sin embargo, desconocen totalmente los riesgos que éste pudiera generar en su salud. Los altos contenidos de azúcares es ya un riesgo. Hay estudios en dónde se demuestra que ante el consumo de una bebida azucarada diaria de 600 mililitros, en un año habrá aumentado en un 26% su riesgo a padecer diabetes (www.atg.state.vt.us/assets/Sugar-Sweetened Beverages, Weight Gain, and_.pdf).

También el alto consumo de azúcar, especialmente a través de bebidas, está directamente asociado al sobrepeso y obesidad. La promoción del presente producto como una opción para “vitalizarte” es peligrosa, especialmente cuando su consumo es un riesgo para la salud de la población.

Además de contener altas concentraciones de azucares, el producto también contiene taurina, aminoácido que el organismo produce de forma natural. El organismo utiliza la taurina para varios funcionamientos sumamente importantes en el cuerpo como: la conjugación de los ácidos biliares, efectos antiarrítmicos, neuromodulación del sistema nervioso central, desarrollo y función de la retina, efectos endocrinometabólicos y propiedades antioxidantes / antiinflamatorias (www.nutricionhospitalaria.com/pdf/Taurine: a conditionally essential amino acid in humans?.pdf)).

El cuerpo estructura la taurina a partir de otros aminoácidos como la metionina y también es posible ingerirla a través de los alimentos, especialmente fuentes de productos de origen animal. A través de estos mecanismos el cuerpo genera su propio equilibrio. Cuando las cantidades de ―en este caso Taurina, o cualquier otra sustancia― son suficientes, no es necesario ingerir cantidades adicionales. Dado a que la taurina es un aminoácido que se involucra en muchos procesos delicados, como el del metabolismo, si no se tiene cuidado las cantidades adicionales ingeridas pueden causar efectos adversos.

Algunos estudios han evidenciado la relación existente entre la taurina sintética y enfermedades que van desde la hipertensión arterial hasta derrames cerebrales, convulsiones y cardiopatías. Por estos motivos ha sido prohibida en algunos países escandinavos luego de que se vinculara a la muerte de 3 consumidores.

Debido a que el organismo utiliza la taurina durante la realización de ejercicios y en momentos de estrés, se ha convertido en un ingrediente popular en las bebidas energéticas. Sin embargo, la taurina tiene un efecto estimulante sobre el sistema nervioso central (www.jneurosci.org/content/Taurine Induces a Long-Lasting Increase of_.pdf) que no es natural si se ingiere en su forma sintética y en proporciones altas.

También contiene L-carnitina, que es un amonoácido que se estructura a partir de dos amonoácidos esenciales: lisina y metionina. La carnitina también está involucrada en varios procesos metabólicos. Si una persona no tiene déficit de carnitina (lo que es muy difícil, ya que el propio cuerpo la genera), no es necesario consumirla de forma adicional. Hay algunos alimentos que la contienen, pero es de forma natural. Consumirla como suplemento sin que sea necesario puede generar efectos adversos como deplesión muscular, entre otros (fembad.com/files/2011-2012/Nutricion/La L-carnitina.pdf y nutricion.coe.es/Mitos y realidades de la L-carnitina.pdf).

El no tener totalmente expuesta la leyenda precautoria es sumamente riesgoso, ya que si una persona no alcanza a ver aquella leyenda escondida y consume más de una lata al día está poniendo en serio riesgo a su salud.

También si una persona con alguna cardiopatía, hipertensión, riesgo a tener algún evento cerebrovascular consume ―aunque sea una lata― aumenta considerablemente su probabilidad de tener algún infarto.

 

Publicidad:

El tipo de publicidad que maneja este producto es fuerte e inductiva, especialmente para los adolescentes, que es a quienes va dirigida.

Como parte de su publicidad se manejan los deportes extremos, como se puede observar en su página web (www.monsterenergy.com/mx/es/home/), pero los comerciales van dirigidos específicamente a adolescentes, inclusive utilizando menores en los mismos.

Ver comerciales:
www.youtube.com/watch?v=9cPbfTPC_Sg
www.youtube.com/watch?v=-O-oqYzo-zg
www.youtube.com/watch?v=dQpK-0vWBU4

Los riesgos de las bebidas energéticas no son por la glucuronolactona, sino por los altos contenidos de azúcar en su combinación con la taurina, la glucuronolactona y en este caso ginseng, cafeína, L-carnitina, guaraná.

No son los ingredientes por sí solos o de forma aislada, sino en su conjunto. Es decir, Monster Energy puede ser de alto riesgo para el organismo y hay que tener mucho cuidado ante su consumo.

Totalmente contraindicado en las siguientes poblaciones: niños y niñas, gente con hipertiroidismo, con alguna cardiopatía, hipertensión, riesgos de eventos cerebrovasculares, pacientes con insuficiencia renal (demasiada carga de solutos), pacientes con diabetes, síndrome metabólico, obesidad, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, deportistas y atletas sin deficiencias (puede generar arrtimias), adolescentes (por sus altos contenidos de azúcar).

Tampoco sería conveniente utilizar el producto en atletas de deportes extremos, ya que en dichos deportes se requiere de la mayor destreza, pues existe riesgos de sufrir accidentes graves. Con cantidades de azúcar tan elevadas combinado con tantos estimulantes puede poner al atleta inclusive en mayor riesgo, provocándole ansiedad o alteración metabólica, arritmias cardiacas o hiperestimulación neurológica.

 

Valoración general:

No recomendado para su consumo, ni siquiera de forma esporádica.

La cantidad de azúcar es excesiva, lo cual se asocia a tener mayor riesgo a padecer diabetes mellitus a mediano y largo plazo.

Sólo se podría utilizar en poblaciones y condiciones muy específicas ante serio déficit, y eso con mucha cautela. La combinación de todos los estimulantes que contiene puede ser de alto riesgo.

Consumir bebidas azucaradas con tanta azúcar es de alto riesgo, se han comprobado asociaciones directas entre el alto consumo de bebidas azucaradas y padecimientos como obesidad, diabetes, síndrome metabólico (www.youtube.com/The Fructose Epidemic – An Article by Dr Robert H. Lustig).

No vale la pena exponer al organismo a recibir algún daño a través de la ingesta de dichas bebidas, siendo que existen alternativas totalmente viables y mucho más baratas.

Tampoco vale la pena exponer al organismo a que se genere un desequilibrio ante el consumo de sustancias delicadas, como lo es la taurina.

 

Alternativa:

Si el objeto es quitar el sueño u obtener mayor energía, se puede hacer lo siguiente: tomar agua por la mañana especialmente y durante el día, consumir alimentos frescos y naturales, como frutas por la mañana y ensaladas por la tarde. Los alimentos ricos en oxígeno, así como el agua, ayudan a mantener el cerebro despejado y alerta.

Notas relacionadas

Radiografía de… Red Bull, bebida energetizante (1 bote) > leer

Radiografía de… Powerade Ion4 (600 ml, 1 botella) > leer

Radiografía de… Gatorade sabor lima-limón (600 ml) > leer

Radiografía de… Smoothie de Jumex (245 ml, un vaso) > leer

Radiografía de… Levité de Bonafont (1.5 litros) > leer