Radiografía de… VitaminWater (500 ml., dos vasos)

24 noviembre, 2014 | : Análisis de productos

vitaminwater-all-3• Contiene 27.5 gramos de azúcar, que es igual a 5½ cucharadas cafeteras.

• Su publicidad es engañosa e inductiva, hace creer que es un producto saludable.

• El nombre por sí solo es engañoso, ya que el principal componente es azúcares.

• En realidad es agua con azúcares.
 

24 noviembre 2014. Debido a que en nuestro país se ha aprobado una nueva regulación de etiquetado de alimentos y bebidas por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), estaremos presentando en nuestras radiografías una serie de productos procesados que cumplen con ciertos criterios para portar un “distintivo nutrimental” y que podrán publicitarse en horarios infantiles, a pesar de ser altos en azúcar y calorías —lo que representa un riesgo a la salud ante su alto consumo—, y contradictoriamente el gobierno mexicano los avalará como “mejores” productos (elpoderdelconsumidor.org/Daña Cofepris derechos de consumidores con nuevo etiquetado de alimentos).

El Poder del Consumidor ha denunciado públicamente los criterios que ha aprobado Cofepris, los cuales expertos consideran ser de riesgo para la salud de los consumidores (elpoderdelconsumidor.org/Advierten expertos riesgo de nuevo etiquetado en carta abierta a Peña Nieto).

En este contexto, la nutrióloga Xaviera Cabada estará valorando diversos productos que paradójicamente podrán ser portadores de un “distintivo nutrimental” y publicitarse en horarios infantiles, a pesar de que, incluso, en varios casos ya se gravan con un impuesto por ser considerados no nutritivos (elpoderdelconsumidor.org/Impera caos y contradicción en los criterios del gobierno para combatir la obesidad).

 

VitaminWater (500 mililitros, dos vasos):

 

Azúcar:

La botella de 500 mililitros contiene 27.5 gramos de azúcar, que equivalente a 5½ cucharadas cafeteras de azúcar, lo cual cubre del 79 al 110% de lo máximo tolerado de azúcar para un adulto para todo el día, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), pues este organismo indica que la cantidad de azúcar máximo tolerada para un adulto es de cinco (mujeres) a siete (hombres) cucharadas cafeteras para todo un día.

Si un niño o niña se toma una botella equivaldría del 138 a 183%, ya que la ingesta máxima tolerada de azúcar añadida para niño o niña es no mayor de tres a cuatro cucharadas cafeteras, de acuerdo con la AHA. No sería raro que un padre o madre de familia ofreciera este producto como una opción saludable para sus hijos, ya que dice que contiene “vitaminas”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece como máxima cantidad ideal una ingesta de azúcar añadida no mayor al 5% del requerimiento energético total o el equivalente a 100 calorías o cinco cucharadas cafeteras (www.who.int/nutrition/Draft Guideline: Sugars intake for adults and children). Bajo este criterio, una sola botella de 500 miligramos de VitaminWater cubre el 110% del total de azúcar máxima tolerada para todo el día.

la ingesta del alto consumo de azúcares está directamente asociado con trastornos del metabolismo (care.diabetesjournals.org/content/Sugar-Sweetened Beverages and Risk of Metabolic Syndrome and Type 2 Diabetes.full.pdf+html).

La principal promoción de este producto se basa en presentarlo como un agua con vitaminas y distintas propiedades, dependiendo del color. Sin embargo, en realidad es agua con “azúcares” (ya sea jarabe de maíz de alta fructosa, jarabe de maíz, glucosa o mezcla de los mismos; ni siquiera azúcar de caña).

El solo nombre es engañoso, ya que realmente debería llamarse “SugarWater” más que “VitaminWater”.

Las cantidades de azúcares que contiene el producto son altas, superando las cantidades máximas tolerables para cualquier edad.

Es importante mencionar que a pesar de las altas cantidades de azúcares, el sabor no es intensamente dulce, al contrario, es ligeramente dulce. Esto induce al consumidor o consumidora a creer que el producto no contiene altas cantidades de azúcares y mucho menos que al ingerir dicho producto se está generando un daño al organismo.

 

Ingredientes:

Agua purificada, azúcares, ácido cítrico (como acidulante), color natural (jugo de vegetales), vitamina C (ácido ascórbico), concentrado glaceau acai mora azúl-granada, l-lactato de magnesio, taurina, zinc, lactado de calcio, fosfato monopotásico, vitamina B3 (niacina), vitamina B5 (ácido pantoténico), vitamina B6 (piridoxina) y vitamina B12 (cianocobalamina).

El segundo ingrediente mencionado es ´azúcares´, lo cual puede ser una mezcla de diferentes tipos de endulzantes calóricos, como el jarabe de maíz de alta fructosa. La Norma Oficial Mexicana de etiquetado exige que al referirse con la denominación de ´azúcar´ es azúcar de caña, cuando se declara ´azúcares´ puede ser cualquier endulzante aparte del azúcar de caña, el más común es el jarabe de maíz de alta fructosa, el cual tiene mayores asociaciones con diabetes (www.tandfonline.com/doi/pdf/High fructose corn syrup and diabetes prevalence: A global perspective).

Se menciona como ingrediente “concentrado glaeau acai mora azul-granada”, sin establecer en qué consiste dicho concentrado. Se pone el nombre de la marca como ingrediente, lo que confunde al consumidor.

Contiene cinco vitaminas, pero es importante mencionar que no tienen el mismo grado de absorción como cuando se ingieren de manera natural, por ende no es el mismo impacto positivo para el organismo. El poco impacto positivo que pudiesen tener las vitaminas, se anula con las altas cantidades de azúcares que repercutirán negativamente en el metabolismo.

En la información nutrimental se menciona la presencia de polifenoles de fruta, pero las cantidades son efímeras (16.8 miligramos), cuando 100 gramos de la fruta acai contiene hasta 5,020 miligramos).

Poblaciones con alto consumo de frutas, verduras y granos pueden llegar a consumir hasta más de 863 miligramos de polifenoles al día (www.alanrevista.org/ediciones/2013/Valores de referencia de hierro, yodo, zinc, selenio, cobre, molibdeno, vitamina C, vitamina E, vitamina K, carotenoides y polifenoles para la población_).

La recomendación para el consumo de micronutrientes es a través de las frutas, verduras y granos enteros (www.who.int/dietphysicalactivity/publications/Population nutrient intake goals for preventing diet-related chronic diseases); no a través de suplementos o de forma adicionada, mucho menos si vienen acompañados de grandes proporciones de azúcares.

 

Etiquetado:

El etiquetado se basa en colores serios, blanco y negro con muchas letras y largas leyendas.

Tanto las letras como el formato se observan “formales”, es decir, sin dibujos, colores, ni letras estilizadas.

El etiquetado ni siquiera da aspecto de ser una bebida azucarada.

De hecho, la denominación del producto establece ser una “bebida adicionada sabor acai-mora azul-granada”.

Técnicamente debería decir “bebida saborizada”, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana NOM-218-SSA1-2011 para bebidas saborizadas no alcohólicas. Con esto se observa una clara infracción a dicha norma.

La información nutrimental se encuentra en la parte lateral en formato de GDA (un tipo de etiquetado frontal propuesto por la propia industria de alimentos y bebidas, que ahora en México se le ha determinado como el etiquetado frontal oficial). Sin embargo, es un tipo de etiquetado que los consumidores difícilmente comprenden (elpoderdelconsumidor.org/saludnutricional/Reprueban consumidores etiquetado frontal de Cofepris) y que se ha demostrado no orientar, sino confundir.

Frecuentemente la gente se guía por los etiquetados frontales. En el etiquetado de este producto por ningún lado, de manera sencilla, un consumidor podría determinar que se trata de una bebida alta en azúcar, que contiene 5½ cucharadas cafeteras y que ello representa un riesgo para la salud.

Para la presentación del rubro de azúcares, en la sección del porcentaje de la información nutrimental, se acompaña de una leyenda que establece: “de acuerdo a los nutrimentos diarios recomendados”. Pero el azúcar añadida no es un nutrimento diario recomendado y al indicarlo de esta forma en el etiquetado induce al consumidor a creer que el azúcar añadida es un nutriente “recomendado”, cuando realmente no lo es, ya que los organismos nacionales e internacionales recomiendan reducirlo lo más posible o incluso eliminarlo de la dieta, especialmente si ya hay presente algún padecimiento asociado a su alto consumo.

Por otro lado, se observa que la información nutrimental y los ingredientes se encuentran en la parte trasera del envase, sin embargo, la letra es sumamente pequeña (1 mm) difícilmente se alcanza a leer. La Norma Oficial de Etiquetado establece textualmente que: “4.2.11.1.3 Los datos que deben aparecer en la etiqueta deben indicarse con caracteres claros, visibles, indelebles y en colores contrastantes, fáciles de leer por el consumidor en circunstancias normales de compra y uso”. En el presente etiquetado hay una clara violación a la norma oficial, ya que las letras son poco visibles, no son fáciles de leer y la letra no es clara.

Los etiquetados deben orientar a los consumidores y no inducir al engaño. Es importante que al consumidor se le proporcione información veraz. De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana de etiquetado y el Reglamento de la Ley de Salud en Materia de Publicidad no se debe engañar al consumidor, sino que se debe proteger al consumidor del engaño publicitario (www.salud.gob.mx/unidades/cdi/nom/compi/Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad.html).

 

Publicidad:

En esta bebida se observa el mismo patrón de engaño como en el resto de productos Coca-Cola:

    • Mezcla de mentiras con verdades.
    • Nombres “sofisticados” pero ficticios para los ingredientes como los “concentrado Coca-Cola”, etcétera.
    • Se pretende generar un aspecto aspiracional al producto.
    • Uso de celebridades.
    • Se anuncia como algo generador de bienestar cuando realmente daña al organismo ingerir tales cantidades de azucares, especialmente en forma de bebida.

Lo grave de este producto es que en su publicidad se le atribuyen hasta propiedades “sanadoras”, dependiendo del color o tipo. Para este caso, el nombre es VitaminWater XXX (triple antioxidante).

En los comerciales o “promos” se establecen mensajes textualmente como “gran sabor y vitaminas”, “agua que sí funciona”, “es hora de activar tu estilo de vida”, “libérate”, “atrévete”, “disfruta”, todos mensajes contrarios a lo que ocasionará consumir de manera cotidiana una bebida como estas.

De hecho, recientemente el Center for Science in the Public Interest (CSPI) entabló una demanda inicial contra Coca-Cola ante un tribunal federal en el estado de California en 2009, argumentando que la empresa hacía aseveraciones engañosas y no confirmadas para colocar VitaminWater como una opción más saludable a las bebidas carbonatadas, usando palabras llamativas como “defensa”, “rescate”, “energía” y “resistencia”.

Asimismo, la demanda señalaba que en las etiquetas de VitaminWater aparecían aseveraciones verdaderamente increíbles, como que promueve articulaciones saludables y reduce el riesgo de enfermedades de la vista, entre otros beneficios.

Por ejemplo, en las etiquetas en la variedad de VitaminWater “XXX blueberry pomegranate acai” se afirma que sus antioxidantes conservarán por “más tiempo” al consumidor, sin especificar cómo (www.cspinet.org/new/CSPI Files Objection to Proposed Vitaminwater Lawsuit Settlement.html).

Consumir este tipo de productos de forma cotidiana representa un riesgo para la salud.

Se ha comprobado ampliamente la asociación entre el consumo de refrescos y bebidas azucaradas con padecimientos como sobrepeso, obesidad y diabetes, entre otras (circ.ahajournals.org/content/Sugar-Sweetened Beverages, Obesity, Type 2 Diabetes Mellitus, and Cardiovascular_.full.pdf+html).

Entre las principales complicaciones de estos padecimientos son la hipertensión, insuficiencia renal, ceguera, pie diabético, amputaciones.

También de acuerdo con el CSPI, las bebidas carbonatadas y otras bebidas edulcoradas como VitaminWater promueven la diabetes, enfermedades del corazón, obesidad y otros problemas cardíacos.

5½ cucharadas cafeteras de azúcar es el equivalente al doble de lo máximo tolerado, de acuerdo con organismos internacionales (www.who.int/nutrition/Draft Guideline: Sugars intake for adults and children).

Es de carácter imperativo que las autoridades regulen este tipo de publicidad que es evidentemente engañosa.

En la actualidad de las principales causas asociadas al sobrepeso, obesidad y diabetes es el alto consumo refrescos y bebidas azucaradas.

Es el Estado quien debe garantizar los derechos de los consumidores, velar por el interés público y no favorecer a los intereses privados que afectan a toda la población, especialmente a la infancia.

 

Valoración general:

No recomendado para consumo habitual. Se puede consumir de forma esporádica.

La cantidad de azúcar es alta, lo cual se asocia a tener mayor riesgo a padecer diabetes mellitus a mediano y largo plazo (jama.jamanetwork.com/Sugar-Sweetened Beverages, Weight Gain, and Incidence of Type 2 Diabetes_).

No vale la pena exponer al organismo a recibir algún daño a través de la ingesta de dichas bebidas, siendo que existen alternativas totalmente viables y mucho más baratas.

 

Alternativa:

Jugo de fruta natural. Basta con medio vaso para obtener una buena gama de vitaminas y propiedades benéficas de la fruta.

Si lo que se desea es hidratarse de una manera refrescante, la mejor opción es agua simple con hielo o con alguna hierba de olor o flor de consumo. Se podría dejar remojando unas horas (ejemplo, flor de Jamaica), consumir y obtener los beneficios directamente de la planta.

Notas relacionadas

Radiografía de… mayonesas, mermeladas, cátsup y gelatinas > leer

Radiografía de… Lipton Ice Tea (600 ml., 2½ vasos aprox.) > leer

Radiografía de… Coca-Cola Life (600 ml., 2½ vasos aprox.) > leer

Radiografía de… productos que podrán publicitarse en horarios infantiles > leer

Radiografía de… agüitas azucaradas para niños y niñas (300 a 330 ml.) > leer