Radiografía de… Gerber durazno (113 g, porción sugerida para el preparado)

16 octubre, 2017 | : Análisis de productos

  • Además de contener azúcar añadida, este producto está elaborado con fruta de concentrado que es considerado un tipo de azúcar.
  • Básicamente es fruta de concentrado, azúcar y almidón.
  • Contiene 12 diferentes ingredientes en total.

Por: Xaviera Cabada

16 octubre 2017. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Gerber durazno (113 gramos, porción sugerida para el preparado):

 

Azúcares:

15.3 gramos (g) de azúcar, es decir, el 13.5% del producto total son azúcares.

La cantidad de azúcar presente equivale a 3 cucharadas cafeteras de azúcar.

Si bien parte de esta azúcar es proveniente de los concentrados de fruta, se desconoce qué tanta cantidad es sacarosa y qué tanta cantidad es de los concentrados.

Cabe recalcar que si bien la cantidad de azúcar es menor a 15%, que equivale al valor mínimo para obtener un sello que indique que el producto es ALTO EN AZÚCARES, es fundamental mencionar que una de las recomendaciones mundiales es NO proporcionar azúcar añadida a niños menores de 2 años.

En el caso de preescolares y escolares existe un máximo tolerable, pero para el caso de lactantes la indicación es NO proporcionar nada de azúcar añadida para no interferir con sus gustos y el proceso de descubrimiento de los sabores naturales.1, 2

Desde estas etapas tempranas es cuando se inicia la generación de buenos hábitos de alimentación, proceso sumamente importante y trascendental para los seres humanos.

Contiene 2 diferentes tipos de endulzantes (azúcar y concentrados de fruta).

Es necesario mencionar que el alto consumo de azúcares tiene impactos negativos en la salud teniendo asociación directa con sobrepeso, obesidad, diabetes y otras enfermedades metabólicas.3

Cuando desde edades pequeñas hay habituación por sabores dulces se genera a larga plazo un desplazamiento en el gusto por los sabores de alimentos naturales,4 lo que impacta negativamente en los hábitos de alimentación de los niños.

Ingredientes:

Puré de durazno preparado de concentrado, edulcorantes naturales (pera, puré de plátano y jugo de uva preparados de concentrados), agua, almidón modificado de maíz, azúcar, harina de arroz, saborizante natural de durazno, vitamina C, ácido cítrico, hierro y ácido fólico.

Se utiliza azúcar y como endulzantes naturales purés de concentrados y jugo de concentrado.

El puré de durazno, que es el primer ingrediente, también proviene de concentrado.

12 ingredientes en total, entre ellos, azúcar añadida, almidón modificado (generalmente proveniente de maíz transgénico, cultivado con pesticidas altamente agresivos al medio ambiente y a la salud de seres vivos, incluyendo los humanos).5

De acuerdo con la guía roja y verde de alimentos transgénicos, publicada por Greenpeace todas las marcas Nestlé se encuentran en la categoría roja.6

Etiquetado:

La información nutrimental del etiquetado es poco legible, ya que el tamaño de la letra es pequeña (1 milímetro).

Por otro lado, el etiquetado frontal es engañoso, ya que induce a creer que es solamente puré de durazno cuando no lo es. Son concentrados de fruta, azúcar y almidón, básicamente.

Asimismo, al revisar la denominación del producto se establece que es “alimento para lactantes, colado y fortificado”, lo cual no es claro, ya que se desconoce qué tipo de alimento en concreto. Al dejarlo así de ambiguo técnicamente no se infringe en ninguna norma pero sí deja a los consumidores en vulnerabilidad.

La marca Gerber utiliza como parte de su marca registrada la carita de un bebé. Esto es una directa violación al Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos para la Leche Materna, el cual establece claramente que los productos para bebés y niños pequeños no deben llevar imágenes de ningún tipo que induzca al error o imágenes de pequeños.7

Se ha visto que la empresa Nestlé es una de las empresas que más ha mermado negativamente el proceso de alimentación de los infantes, mediante estos engaños y otras tantas tácticas desleales frecuentemente utilizadas para lograr llegar a madres en periodo de lactancia y sus niños pequeños.

Entre las tácticas utilizadas están la mezcla de mentiras con verdades en sus mensajes publicitarios con respecto a la lactancia materna y alimentación infantil, el regalo de muestras, el convencimiento de trabajadores de la salud para la distribución de sus productos (pago de congresos, equipo, viajes, etc.), la seducción a estudiantes de nutrición con regalo de equipo (cintas de medir) o folletos informativos.8

Este tipo de tácticas se encuentran reguladas en el Código de Comercialización, sin embargo la empresa continuamente lo viola sin que exista ningún tipo de sanción para la misma.

Es necesario que los gobiernos hagan responsables a las empresas que violentan el código y que utilizan tácticas desleales para llegar a los niños y niñas.

También es necesaria la reforma de las normas oficiales mexicanas e internacionales, ya que no son vinculantes o congruentes entre sí y los bebés se encuentran totalmente vulnerables ante las malas prácticas de estas industrias.

Por ejemplo, las normas oficiales mexicanas y el codex alimentario permite el uso de azúcares añadidos en los productos, cuando la norma oficial de orientación alimentaria establece como recomendación NO proporcionar azúcar a los niños pequeños.9, 10 Es decir, hay incoherencia entre ambas normas.

Es importante que el Estado regule este tipo de productos, ya que no aportan sustancialmente ningún beneficio nutricional, pero sí utiliza estrategias sofisticadas para inducir a padres de familia a comprar el producto, haciéndolos creer que es una buena opción (con vitaminas y minerales) para los bebés.

Las empresas continuamente buscan las vulnerabilidades en las familias para poder vender más.11

Es importante que padres de familia no caigamos en estos sofisticados y dirigidos engaños, donde el consumidor sólo es utilizado para comprar y generar ganancias a empresas que directa e indirectamente son responsables por la gran epidemia de sobrepeso, obesidad y diabetes que hoy vivimos en nuestro país.

Nuestra valoración:

Evitar en bebés o niños pequeños.

Se puede utilizar como postre para preescolares y escolares.

Te proponemos:

Dar probaditas de durazno sin la cáscara directamente de la fruta o hacer la papilla sin agregar azúcares o mieles.

_____________________________________

  1. OMS (2015). Directriz: ingesta de azúcares para adultos y niños. Resumen en español disponible en: apps.who.int/iris/bitstream/10665/154587/2/WHO_NMH_NHD_15.2_spa.pdf?ua=1&ua=1. Documento completo sólo disponible en inglés en: apps.who.int/iris/bitstream/10665/149782/1/9789241549028_eng.pdf?ua=1.
  2. La alimentación del lactante y el niño pequeño. Capítulo modelo para estudiantes de medicina y otras ciencias de la salud. Organización Mundial de la Salud (OMS), 2010. Disponible en: www.who.int/maternal_child_adolescent/documents/9789241597494/es/.
  3. Relation between consumption of sugar-sweetened drinks and childhood obesity: a prospective, observational analysis. David S Ludwig, Karen E Peterson, Steven L Gortmaker. Lancet 2001; 357: 505–08.
  4. Weber Cullen K, Eagan J, Baranowski T, Owens E, Moor C. Effect of a La Carte and Snack Bar Foods at School on Children’s Lunchtime Intake of Fruits and Vegetables. J Am Diet Assoc. 2000; 100:1482-1486. Abstract.
  5. Smith Jeffry (2005). Genetically Modified Corn Study Reveals Health Damage and Cover-up June 2005. Institute for Responsible Technology (IRT). Disponible en: responsibletechnology.org/allfraud/genetically-modified-corn-study-reveals-health-damage-and-cover-up.
  6. Guía roja y verde de alimentos transgénicos. (2011), 5ª edición. Greenpeace México. Disponible en: www.greenpeace.org/espana/Global/espana/2015/Report/transgenicos/GuiaRojaVerdeTransgenicos_5edicion_Actualizacion062015.pdf.
  7. Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Lactancia Materna. OMS/Unicef, 1981. Disponible en: www.who.int/nutrition/publications/infantfeeding/9241541601/es.
  8. El Poder del Consumidor (2013). No al conflicto de interés en cruzada contra el hambre. Disponible en: elpoderdelconsumidor.org/saludnutricional/critican-expertos-inclusion-de-nestle-y-pepsico-en-cruzada-contra-el-hambre.
  9. Norma Oficial Mexicana NOM-131 SSA1-2012. Productos y servicios. Fórmulas para lactantes, de continuación y para necesidades espaciales. Alimentos y bebidas no alcoholicas para lactantes y niños de corta edad. Disposiciones y especificaciones sanitarias y nutrimentales. Etiquetado y métodos de prueba. Disponible en: www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5267447&fecha=10/09/2012.
  10. Norma Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2012, Servicios Básicos De Salud. Promoción Y Educación Para La Salud En Materia Alimentaria. Criterios Para Brindar Orientación. Disponible en: dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5285372&fecha=22/01/2013.
  11. Bailin D, Goldman G y Phartiyal P (2014). Sugar-coating science. How the food industry misleads consumers on sugar. Center for Science and Democracy, Union of Concerned Scientists. Disponible en: www.ucsusa.org/sites/default/files/legacy/assets/documents/center-for-science-and-democracy/sugar-coating-science.pdf.

Notas relacionadas

Radiografía de… Sopa de pasta Aventuras de Campbell´s (21 g, 250 ml de producto preparado) > leer

Radiografía de… Tortillinas Tía Rosa (25.8 g, 1 tortilla de harina) > leer

Radiografía de… M&M´s de Mars (47.9 g, 1 paquete) > leer

El poder de… Los hongos comestibles > leer

Un menú práctico, saludable y barato #75 / Menú con ¡el poder de los quelites! > leer