Radiografía de… Powerade Ion4, Zero (600 ml, 1 botella)

17 abril, 2017 | : Análisis de productos

  • Contiene sucralosa y asesulfame K, endulzantes químicos no calóricos.
  • No apta para niños y niñas por contener además rojo allura, colorante asociado a cambios en la conducta como déficit de atención e hiperactividad.

Por: Xaviera Cabada

17 abril 2017. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y completamente documentadas.

 

Powerade Ion4, Zero (600 mililitros, 1 botella):

 

Azúcares:

No contiene azúcar, sin embargo el producto se encuentra endulzado con edulcorantes químicos no calóricos como la sucralosa y asesulfame K.

Estudios recientes han observado que los edulcorantes no calóricos tienen un impacto en el peso de quienes los consumen. Un estudio longitudinal de 10 años realizado en EE UU en 1,454 individuos (hombres y mujeres) reveló que aquellos adultos que consumían edulcorantes no calóricos frecuentemente tuvieron mayor índice de masa corporal, así como un 53% de mayor probabilidad a padecer obesidad abdominal.1

Se ha visto que el consumo de edulcorantes artificiales promueve que el estómago digiera con mayor rapidez, así como que la glucosa se absorba más y más rápido.2

En otro estudio realizado en niños se vio que el consumo de edulcorantes no calóricos genera mayor apetito posterior a su ingesta, induciendo a consumir cantidades mayores de energía.3

Un aspecto importante encontrado acerca de los endulzantes no calóricos es que pueden tener un rol activo en el tracto gastrointestinal. Los receptores de los sabores dulces responden no sólo a los endulzantes calóricos (como el azúcar o la glucosa) sino también a los endulzantes artificiales, como sucralosa y asesulfame K. Tanto en humanos como en animales se encuentran receptores no sólo en las papilas gustativas sino también en las células que secretan la mucosa del estómago.2

Los investigadores han coincidido que respecto al consumo de edulcorantes artificiales se deben tener las siguientes consideraciones:

  1. Se desconocen todos los posibles impactos negativos en la salud que tuvieran estos productos, por lo que al menos para niños y niñas se aplica el principio precautorio de consumo.
  2. Generan un gusto por sabores intensamente dulces por su alto poder endulzante, causando una deformación en los gustos y buenos hábitos alimentarios.
  3. Inducen a comer en exceso, ya que interfieren con los centros de saciedad. Estudios demuestran que se puede llegar a consumir hasta el doble de las calorías diarias al ingerir edulcorantes como aspartame, sucralosa y asesulfame K.4, 5, 6, 7

Es cada vez más frecuente que niños y niñas consuman edulcorantes no calóricos, ya sea porque: a) padres de familia desconocen su presencia en el producto, ya que los etiquetados no alertan y son difíciles de detectar en la lista de ingredientes, b) ha habido una mayor disponibilidad de productos de uso cotidiano (cereales, bebidas, yogures o en productos que se promocionan como saludables), c) padres de familia cada vez están más conscientes y preocupados ante la epidemia de sobrepeso y obesidad por lo que, sin saber sus riesgos, los ofrecen a sus hijos.

El consumo de edulcorantes no calóricos debe ser tomado con mayor precaución, ya que ha habido un incremento de consumo significativo en la población adulta, así como la población infantil.

Sodio:

252 miligramos (mg).

Es importante recordar que el alto y frecuente consumo de sodio tiene directa asociación con padecimientos como presión alta y enfermedades cardiovasculares.8

Ingredientes:

Agua, ácido cítrico, concentrado powerade zero ion 4 uva, cloruro de sodio fosfato monopotásico, mezcla de sucralosa y asesulfame potásico (23 mg / 100 g), ácido ascórbico (vitamina C), cloruro de magnesio, cloruro de calcio, niacinamida, vitamina B3, rojo 40, piridoxina, vitamina b6, azul y cianocobalamina (vitamina 12).

Se desconocen los ingredientes que componen el concentrado powerade zero ion 4 uva.

Contiene rojo allura o rojo 40, colorante que se asocia con cambios en la conducta, como hiperactividad y déficit de atención en niños y niñas.9

A esto hay que añadir el hecho de que las vitaminas cuando son suplementadas de forma aislada, la absorción es menor en comparación a cuando se ingieren a través de los alimentos que las contienen en forma natural.

Etiquetado:

Se utilizan los colores plateado y morado con el nombre del producto en letras grandes, plasmado en el centro de forma horizontal.

Parte del etiquetado es transparente, por lo que deja ver el líquido color morado.

Aquí el problema es que el líquido es oscuro, y justo en la parte en donde se hace ver el líquido está la lista de ingredientes en letras negras, lo cual hace prácticamente imposible su lectura.

Esto es una clara violación a la Norma Oficial Mexicana NOM-051, la cual establece en el punto 4.2.10.1.3 que: “Los datos que deben aparecer en la etiqueta deben indicarse con caracteres claros, visibles, indelebles y en colores contrastantes, fáciles de leer por el consumidor en circunstancias normales de compra y uso”.10

Observamos que en la parte inferior contiene una serie de sellos y más leyendas como: “bebida oficial de la selección mexicana”, “hidratador oficial de FIFA”.

Las leyendas vienen acompañadas de sellos de la Federación Mexicana de Futbol y el sello de la FIFA. Estos sellos hacen creer que la bebida realmente es una buena opción para los deportistas y que es un producto “avalado”.

Parte de las estrategias de mercado de las grandes transnacionales, en especial Coca-Cola, es ofrecer “patrocinios” para eventos deportivos, lo cual les hace posicionar su producto, promocionarse masivamente y hacer creer al consumidor que son productos que no provocan daños a la salud, utilizar deportistas de alto rendimiento famosos y campeones para las promociones.

Con estas estrategias se incita al consumidor a creer que la bebida tiene un valor agregado, cuando realmente contiene prácticamente sólo químicos y unos cuantos minerales y vitaminas.

Hay una gran parte de la población que lo utiliza como opción cuando las temperaturas son altas o en sitios en donde hace mucho calor. Existen padres de familia que inclusive consideran el producto como una “mejor” opción para hidratación de sus hijos al no contener azúcar.

Es importante que la población en general y poblaciones específicas como los deportistas, niños y padres de familia, sean protegidos de la publicidad que puede llegar a ser inductiva, confusa y engañosa.

Nuestra valoración:

Evitar en la población infantil por la presencia de edulcorantes artificiales no calóricos y por el colorante rojo allura.

Deportistas y adultos consumir con cautela, ya que los ingredientes no garantizan la salud de quienes los consumen.

Te proponemos:

Agua de pepino con menta o agua de coco. Estas opciones son naturalmente altos en minerales.

También puede ser fruta de temporada.

El requerimiento de electrolitos para una persona que realiza alguna actividad física moderada se puede reestablecer consumiendo agua potable limpia y de buena calidad, ya que el agua es rica en minerales esenciales (www.who.int/water_sanitation_health/dwq/nutrientsindw.pdf) combinada con fruta de temporada que puede ayudar a reponer los electrolitos perdidos a través del sudor y a retenerlos para así prevenir pérdidas a través del sudor.

_____________________________________

  1. Chia CW, Shardell M, Tanaka T, Liu DD, Gravenstein KS, Simonsick EM, et al. (2016) Chronic Low-Calorie Sweetener Use and Risk of Abdominal Obesity among Older Adults: A Cohort Study. PLoS ONE 11(11): e0167241. doi:10.1371/journal.pone.0167241 journals.plos.org/plosone/article/file?id=10.1371/journal.pone.0167241&type=printable.
  2. Rebecca J. Brown, Mary Ann De Banate, and Kristina I. Rother. Artificial Sweeteners: A systematic review of metabolic effects in youth Int J Pediatr Obes. 2010 August ; 5(4): 305–312. doi:10.3109/17477160903497027 www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2951976/pdf/nihms236249.pdf.
  3. Birch LL, McPhee L, Sullivan S. Children´s food intake following drinks sweetened with sucrose or aspartame: time effects. Physiol Behav 1989; 45(2):387-95. (PubMed:2756027), también disponible en: www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=2756027.
  4. Holly Strawbridge. Artificial sweeteners: sugar-free, but at what cost? Harvard Health Publications, Harvard Medical School, 2012. Disponible en: www.health.harvard.edu/blog/artificial-sweeteners-sugar-free-but-at-what-cost-201207165030.
  5. Whitehouse CR, Boullata J, McCauley LA. The potential toxicity of artificial sweeteners. AAOHN J. 2008 Jun;56(6):251-9; quiz 260-1. Disponible en: wealthandhealth.ltd.uk/articles/the%20potential%20toxicity%20of%20artificial%20sweeteners.pdf.
  6. Martínez C, González E, García RS, Salas G, Constantino-Casas F, Macías L, García I, Tovar C y Durán-de-Bazúa C. Effects on body mass of laboratory rats after ingestión of drinking wáter with sucrose, fructose, aspartame and sucralose additives. The Open Obesity Journal 2010;2 00-00.
  7. Brown RJ, De Benate MA, Rother KI. Artificial sweeteners: a systematic review of metabolic effects in youth. Int J Pediatr Obes 2010; 5(4):305-312.
  8. Campos-Nonato I, Hernández-Barrera L, Rojas-Martínez R, Pedroza-Tobías A, Medina-García C, Barquera S. Hypertension: prevalence, early diagnosis, control and trends in Mexican adults. Salud Publica Mex 2013;55 suppl 2:S144-S150. Disponible en: bvs.insp.mx/rsp/_files/File/2013/vol%2055%20supl%20No%202/9tendencia29julio.pdf.
  9. Bateman y cols. (2004). The effects of a double blind, placebo controlled, artificial food colourings and benzoate preservative challenge on hyperactivity in a general population sample of preschool children. Arch Dis Child 89: 506-511. Disponible en: http://adc.bmj.com/content/89/6/506.long.
  10. NOM-051-SCFI/SSA-2010. Especificaciones generales para etiquetados de alimentos y bebidas no alcoholicas preenvasados. Información comercial y sanitaria. dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5137518&fecha=05/04/2010.

Notas relacionadas

Radiografía de… Cubox Fruti Loops (25 g, 1 lata) > leer

Radiografía de… Pan artesano de Bimbo (1 rebanada) > leer

Radiografía de… Café Olé Cappuccino Clásico (281 ml) > leer

El poder de… La yuca > leer

Un menú práctico, saludable y barato #73 > leer