Radiografía de… Sopa de tortilla Campbell’s

5 febrero, 2018 | : Análisis de productos

  • 1,700 mg de sodio en una lata, el 85% de la recomendación diaria para un adulto y el 170% para niños.
  • Contiene glutamato monosódico asociado al “síndrome del restaurante chino”.
  • 11 ingredientes en total, de los cuales 3 son potenciadores de sabor.

Por: Tabata Armenteros

5 febrero 2018. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Sopa de tortilla Campbell’s:

 

Sodio:

Contiene 737 miligramos (mg) de sodio por porción de 250 mililitros (ml), es decir, 1 taza de producto.

El contenido total de la lata (600 ml) aporta 1,700 mg o 1.7 gramos (g) de sodio, lo que cubre el 85% del sodio total recomendado para un adulto durante el día y 170% del sodio recomendado para consumo infantil.

Nuestro organismo necesita dosis muy pequeñas de sodio, aproximadamente 1.6 g al día.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir 2 g de sodio diarios en población adulta y 1 g al día en población infantil.1

También ha manifestado que en México existe un aumento en el consumo de sodio de hasta 12 g al día, generando afectaciones considerables a la salud, ya que el exceso de sodio genera retención de líquidos en el organismo y como consecuencia se añade una carga de trabajo extra al sistema cardiovascular desencadenando hipertensión arterial,2 afectando a uno de cada tres mexicanos que la padece.3

Ingredientes:

Agua, caldo de pollo, pasta de tomate, grasa animal sin hidrogenar, sal yodada, almidón modificado, chile pasilla 3%, concentrado de proteína de soya, especias, GMS, inosinato de sodio y guanilato de sodio.

Aditivos:

Glutamato monosódico (GMS). Es un condimento ampliamente utilizado en la industria alimentaria, se añade para potenciar el sabor de los alimentos, hacerlos más sabrosos, así como aumentar la palatabilidad de los mismos.4

Se han registrado algunos estudios que mencionan la posible influencia en procesos hormonales reguladores del apetito, lo que conlleva a una ganancia de peso por el aumento del consumo de productos que lo contienen.5

Además, se han reportado ciertas reacciones adversas por consumo excesivo, como cefaleas, enrojecimiento de la piel en cara o cuello. Este último fenómeno es conocido como “síndrome del restaurante chino”, aunque es una minoría quien presenta dicha reacción.

Por la naturaleza de los productos que son añadidos con GMS, la población más vulnerable de generar un aumento de peso es la infanto-juvenil, debido a que son consumidores frecuentes.3

Se debe tener precaución, pues este producto se presenta como una alternativa rápida a la preparación de un platillo casero de consumo diario, siendo que no debería ser así.

Los potenciadores de sabor no se recomiendan para la población en general, debido a que generan un favoritismo por los alimentos con sabores muy intensos, ocasionando que los alimentos que no los contienen se les agregue más sal para imitar el sabor a los productos procesados, así como ingerir más de lo debido y fomentar inadecuados hábitos de alimentación.

Inosinato de sodio y guanilato de sodio. Son agentes muy potentes que se combinan con el GMS y su consumo excesivo también afecta a la salud, ya que su metabolismo genera la producción de ácido úrico en las articulaciones, lo que resultan en complicaciones como la gota.6

Etiquetado:

El etiquetado es sobrio. En la parte superior se muestra el logo con letras blancas sobre un fondo rojo. En la parte media unas franjas amarilla y dorado, resaltando la palabra “Caldo”. Y en la parte inferior, sobre un fondo blanco, la imagen del platillo ya elaborado.

Resalta en verde la leyenda “Sin conservadores”, mostrándolo con un toque fresco y natural.

A un costado en la parte inferior se muestra el porcentaje de los nutrimentos diarios y señala la cantidad de porciones por envase, así como el contenido neto.

Pese a que señala los porcentajes que aporta el contenido no se expresa que sea un producto alto en sodio ni se muestra una medida precautoria como: “EN CASO DE PADECER HIPERTENSIÓN, LIMITAR SU CONSUMO”, así como tampoco señala que NO es un producto de consumo diario.7

Es de suma importancia que el Estado, los gobiernos locales y las comunidades intensifiquen esfuerzos para identificar instrumentos útiles como desarrollar un sistema de etiquetado de alimentos comprensible para la población, que oriente sobre una elección y compra de productos saludables, principalmente en lo que se refiere al contenido de sodio, así como fomentar a que las industrias cooperen con una transformación gradual de oferta y demanda a través de la promoción de productos menos procesados y más saludables.8

Nuestra valoración:

Este producto tiene un elevado contenido de sodio, por lo que no se recomienda su consumo habitual, principalmente en niños y jóvenes, así como en personas que padecen hipertensión arterial, afecciones cardiacas, problemas renales y niveles de ácido úrico elevados.

Te proponemos:

Elaborar la sopa de tortilla con productos frescos e impulsar el apoyo a pequeños productores, así como fomentar buenos hábitos de alimentación desde el hogar.

Sopa de tortilla (receta casera)9
Tiempo de elaboración: 30 min.

Ingredientes:

• 1/2 kilo tortilla
• chile guajillo
• 1 diente ajo
• 1 jitomate
• sal (al gusto)
• aceite
• queso panela
• 1 aguacate
• 1/2 pechuga entera

Modo de preparación:

1. Picar las tortillas en cuadritos, poner en un sartén a calentar aceite y agregar las tortillas cuando agarren un color amarillo sacar y escurrir.
2. Hervir los chiles y jitomate.
3. Cocer la media pechuga, ya que esté lista deshebrarla.
4. Licuar los chiles, el jitomate, el ajo y la cebolla. Colar y freír la salsa.
5. Picar el queso en pequeños cubos al igual que el aguacate.
6. Finalmente, servir una porción de tortillas en un plato hondo, agregar el pollo, la salsa y, al final, queso y aguacate.

_____________________________________

  1. Minsal (2013), Elige vivir sano (2013), World Health Organization (WHO) (2006/2013), Food and Drugs Administration (FDA) (2012).
  2. Claudia Cervantes. (2016). México duplica consumo de sal. 2018, de El Pulso Laboral Sitio web: www.elpulsolaboral.com.mx/seguridad-social-y-salud/2430/mexico-duplica-consumo-de-sal.
  3. Stevens G, Dias RH, Thomas KJA, Rivera JA, Carvalho N, et al. Characterizing the epidemiological transition in Mexico: National and subnational burden of diseases, injuries, and risk factors. PLoS Med 2008;5(6): e125.
  4. María Rocío Carbonero Carreño. (2013). Glutamnato monosódico “La trampa de los alimentos sabrosos”. 2018, de Instituto de Ciencias de la Conducta Sitio web: www.tcasevilla.com/archivos/glutamato_monosodico_y_obesidad.pdf.
  5. Hermanussen M, García AP, Sunder M, Voigt M, Salazar V, Tresguerres JA. Obesity, voracity and short stature: the impact of glutamate on the regulation of apetite. Eur J Clin Nutr. 2006 Jan; 60(1):25-31.
  6. Salvador Badui Dergal. (2013). Química de los alimentos. México: Pearson.
  7. Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria.
  8. Simón Barquera, Ismael Campos-Nonato, Lucía Hernández-Barrera, et.al. (2012). Hipertensión arterial en adultos mexicanos: importancia de mejorar el diagnóstico oportuno y el control. 2018, de Instituto Nacional de Salud Pública Sitio web: ensanut.insp.mx/doctos/analiticos/HypertensionArterialAdultos.pdf.
  9. Andrea Cruz. Sopa de Tortilla. 2018, de Cookpad Sitio web: cookpad.com/mx/recetas/1822180-sopa-de-tortilla.

Notas relacionadas

Radiografía de… Gelatina Jell-o sabor piña > leer

Radiografía de… Canelitas Tentación de Marinela (paquete de 72 g) > leer

Radiografía de… Ades Soymilk sabor chocolate (250 ml, 1 vaso) > leer

El poder de… La semilla de girasol > leer

Un menú práctico, saludable y barato #75 / Menú con ¡el poder de los quelites! > leer