Entornos obesogénicos violan derechos de la infancia: ONG´s

12 septiembre, 2017 | : Salud, En portada, Salud nutricional

  • Los entornos no saludables ponen en riesgo de obesidad a los niños, quienes pueden ser fácilmente influenciados por este tipo de ambiente. Esto es una violación a sus derechos y debe ser tomada con seriedad.
  • Medidas de política pública como el impuesto a bebidas azucaradas, la regulación de la publicidad dirigida a niños y un etiquetado de alimentos y bebidas claro, deben formar parte de una política integral para combatir el sobrepeso y obesidad.

12 septiembre 2017. Los entornos obesogénicos caracterizados por la presencia de publicidad de productos no saludables, la elevada disponibilidad de estos a bajos precios en el mercado, junto con la falta de acceso al agua segura, a alimentos frescos y entornos propicios para actividad física, han tenido como consecuencia la transición alimentaria y epidemiológica que actualmente afecta a los mexicanos, especialmente a los niños y adolescentes.

Los menores se enfrentan cada vez más con problemas de salud, como sobrepeso, obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2. Actualmente, 33.2% de los niños de 5 a 11 años y 36.3% entre 12 y 19 padecen sobrepeso u obesidad.

Al respecto, voceros de la coalición ContraPESO y de la Alianza por la Salud Alimentaria —de la que somos parte— hicimos un llamado a las y los legisladores —integrantes de las comisiones de salud, economía y derechos de la infancia, entre otras— a “prestar atención al problema de obesidad en México y posicionarlo como una prioridad en su agenda legislativa”, durante la presentación del libro Los derechos de los niños y niñas en México frente al ambiente obesogénico, llevado a cabo en la Cámara de Diputados.

La doctora Issa Luna Pla, investigadora de la UNAM y coautora del libro, destacó que “los niños y niñas tienen derecho al mejor estado de salud posible, y una alimentación saludable y adecuada, incluyendo al agua limpia para beber. Los gobiernos deben abordar la exposición de los menores a la comida rápida y alimentos ultraprocesados, ya que estos son las principales fuentes de grasas, azúcares simples y sal, además en nutrimentos esenciales”, sin embargo las cifras de obesidad infantil en el país son señal del incumplimiento de estos derechos.

Durante el panel de discusión, expertos del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y sociedad civil destacaron que las políticas públicas que regulan el etiquetado de alimentos, así como el impuesto a las bebidas azucaradas y la publicidad dirigida a niños deben ser fortalecidas.

Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor, declaró: “Tenemos ejemplos en América Latina que han implementado etiquetados verdaderamente útiles para su población, como es el caso de Chile, mientras que en México tenemos un etiquetado tan complejo que incluso estudiantes de nutrición no pueden descifrar”.

Por su parte, el doctor Simón Barquera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP, también destacó que el uso de personajes infantiles en los empaques, la promoción con juguetes y presencia de estos productos dentro y alrededor de las escuelas y sitios para niños no está regulado, convirtiéndolos en un blanco fácil para las empresas que lucran a costa de la salud. “Actualmente —dijo—, los horarios de televisión que cuentan con una mayor audiencia infantil no se encuentran regulados y la mayoría de los comerciales de alimentos y bebidas publicitados no cumplen con los criterios de organizaciones internacionales, como la OPS, para ser considerados adecuados para el consumo de los niños”.

Sobre las medidas fiscales en México, la doctora Arantxa Colchero Aragonés, quien ha encabezado estudios de evaluación sobre el impacto del impuesto a bebidas azucaradas en México, subrayó que la disminución de compras a bebidas azucaradas en 2014 fue de 6.1% inicialmente, incrementando hasta un 12% a finales de ese año, y teniendo un mayor efecto de disminución en familias con menores ingresos, siendo esto un efecto positivo para la prevención de enfermedades crónicas y obesidad, mientras que en 2015 la reducción llegó a ser de 9.7%, equivalente a 6.5 litros menos per cápita.

Las y los expertos, concluyeron que para proteger a los niños del entorno obesogénico, es necesario:

  • Ampliar los horarios de regulación de publicidad dirigida a niños en televisión de 6:00 pm a 10:00 pm, ampliarla a otros medios, como internet, publicidad en calles, así como evitar el uso de personajes infantiles, deportistas o figuras públicas en todos los medios (empaques, espectaculares, internet, espacios de recreación para niños, etcétera).
  • El compromiso de legisladores para establecer regulaciones para atacar el problema con seriedad y evitar las estrategias de “autoregulación” de las industrias y cámaras empresariales, ya que estas resultan laxas y fáciles de quebrantar.
  • Un etiquetado frontal para alimentos y bebidas que sea claro para la población y cuente con criterios nutrimentales elaborados por grupos de expertos libres de conflicto de interés, ya que los criterios actuales no se encuentran apegados a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.
  • Mantener y fortalecer medidas que ya han comenzado a tener efectos positivos para la salud como el impuesto a las bebidas azucaradas y aumentarlo a $2 pesos por litro, como lo recomiendan los expertos. Este tipo de medidas debe formar parte de una política integral para combatir el sobrepeso y la obesidad.

Finalmente, Yarishdy Mora Torres, coordinadora de la coalición ContraPESO, refrendó su postura de vigilar las políticas encaminadas la salud de la población infantil y exhortó a las autoridades a priorizar las propuestas de actores independientes de intereses comerciales por el bienestar de la niñez de este país.

Descarga de archivos

Libro ‘Los derechos de los niños y niñas en México frente al ambiente obesogénico’ > descargar (PDF, 2 Mb)

Notas relacionadas

Los cereales de caja para el desayuno en México no son saludables en su mayoría por alto contenido de azúcar y sodio, indica estudio > leer

El impuesto a bebidas azucaradas se internacionaliza y se convierte en fuente de bienestar social > leer

Ante la inacción del gobierno, creamos herramienta de etiquetado nutrimental > leer

Urge modificar el etiquetado nutrimental mexicano por uno que beneficie a toda la población, incluidos niños y niñas > leer

¡Únete a la petición que pide evitar el uso de niñas y niños para publicitar productos que dañan su salud en partidos de futbol o eventos deportivos! > leer