¿Sexenio de la salud, el de Calderón?

30 Noviembre, 2012 | : Salud, Salud nutricional

30 noviembre 2012. La estrategia en este sexenio para combatir la obesidad y sobrepeso en México fracasó y murieron cerca de 500,000 personas por la diabetes, por lo que resulta intolerable que el presidente Felipe Calderón hable de que éste fue el sexenio de la salud, afirmó Alejandro Calvillo, nuestro director de El Poder del Consumidor.

Al emitir un mensaje a la nación, el presidente se despidió asegurando que éste fue el sexenio de la salud. Sin embargo, las falta de políticas de prevención y atención médica, así como una mala asistencia a los pacientes con sobrepeso y obesidad dejan un saldo reprobatorio en materia de salud”, señaló Calvillo.

Añadió que incluso la Comisión Nacional de Derechos Humanos en un comunicado ha señalado que el aumento del número de personas que padecen estos trastornos es preocupante, ya que se ha extendido a todas las edades, incluso a niñas y niños, y que la obesidad infantil es considerada uno de los problemas de salud pública más graves de este siglo.

Calvillo comentó que el gobierno mexicano abandonó su función rectora y reguladora, cediéndole el poder a las empresas refresqueras y de productos procesados. “Por ello, a pesar de que los mexicanos somos los mayores consumidores de refrescos en el mundo, al tiempo que presentamos uno de los más altos índices de sobrepeso, obesidad, diabetes y muerte por diabetes a escala internacional, el gobierno mantuvo el interés empresarial sobre el ciudadano”.

 

Reprueba Calderón en materia de salud

Al hacer un recuento del saldo que dejó el sexenio en materia de obesidad y diabetes, Calvillo enumeró lo siguiente:

• En el sexenio de Vicente Fox murieron 361,514 personas por diabetes, con Felipe Calderón se registraron 482,654 muertes, casi un 35% de aumento, lo que en total suman 843,654 decesos en 12 años.

• El costo total de la diabetes en nuestro país pasó de $2,970 millones de pesos en el 2003, a $8,836 millones de pesos en el 2010, un aumento de más de 290% en sólo siete años.

• Los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2012, muestran que la epidemia de la obesidad no está controlada, como pretendieron hacerlo creer el Secretario de Salud, pues en los últimos seis años el número de diabéticos diagnosticados pasó de 4.3 millones a 6.4 millones, pero se estima que una cifra similar, es decir, al menos otros 6.4 millones de mexicanos también padecen diabetes, aunque todavía no están enterados.

Finalmente Calvillo señaló la necesidad de que el nuevo gobierno regule la publicidad de los refrescos y la comida chatarra, obligue a tener un etiquetado que realmente oriente a los consumidores y les advierta de los riesgos que representa el consumo regular de productos como los refrescos y establezca un impuesto a los refrescos para destinar esos recursos a la introducción de agua potable en escuelas y espacios públicos, así como para atender las consecuencias de la diabetes que no son cubiertas por el seguro popular, como es el caso de la diálisis.

Notas relacionadas

La infeliz verdad sobre los refrescos > leer

Intereses empresariales obstaculizan reducción de obesidad en Latinoamérica > leer

FAO valora campaña de México contra refrescos > leer

Actúa por la salud contra la diabetes y sus graves efectos > leer

Catastrófico el aumento de la diabetes en México > leer