Por tus derechos, por un consumo responsable

Medio millón de muertos por diabetes en sexenio de FCH

9 octubre 2012. La estrategia en este sexenio para combatir la obesidad y sobrepeso en México fracasó, por lo que durante la administración de Felipe Calderón murieron cerca de 500,000 personas por la diabetes, afirmo Alejandro Calvillo, nuestro director de El Poder del Consumidor (EPC).

Por lo anterior, urgió al próximo gobierno de Enrique Peña Nieto para que tome acciones inmediatas: “Se requieren leyes, regulaciones y normas que modifiquen los determinantes sociales del sobrepeso, la obesidad y la diabetes. De no avanzarse en este sentido, el drama humano y financiero continuará agravándose”, sentenció.

En conferencia de prensa, Calvillo señaló que mientras en el sexenio de Vicente Fox murieron 361,514 personas por diabetes, con Felipe Calderón se registraron 482,654 muertes, casi un 35% de aumento, lo que en total suman 843,654 decesos en 12 años.

Agregó que de acuerdo con datos de la Secretaria de Salud durante el año 2000 el total de muertes por diabetes fue de 46,525 y se estima que para el año 2012 las defunciones por esta enfermedad, asociada a la obesidad, lleguen a 89,414, “lo que significa un incremento mayor al 92%, en solo 12 años”.

El director de EPC explicó que el alto índice de mortalidad por diabetes en México, es, en gran medida, resultado de “una falta de políticas de prevención y de atención médica, así como de una mala asistencia a los pacientes”.

La diabetes, asociada a la obesidad, es un grave problema de salud para México y además muy costoso, aseguró Calvillo y explicó que el costo total de la diabetes en nuestro país pasó de 2,970 millones de pesos en el 2003, a 8,836 millones de pesos en el 2010 “un aumento de más de 290% en sólo siete años”, señaló.

Y si hablamos del gasto de la obesidad, comentó el director de EPC, también las cifras son altas. De acuerdo con la Unidad de Análisis Económico de la Secretaria de Salud, se estima que el gasto total parea la atención del sobrepeso y obesidad en nuestro país, “puede crecer de casi 80,000 millones de pesos que se necesitan actualmente a mas de 150,000 millones en 2017”, añadió.

Al respecto el doctor Abelardo Ávila, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, afirmó que en México se ha producido la peor epidemia de obesidad en la historia de la humanidad, tanto por el acelerado crecimiento, como por el daño a la salud de la población y la incapacidad para prever y atender sus consecuencias.

Ávila sentenció que “de no abatir la epidemia de obesidad, diabetes y otros daños a la salud con acciones y políticas públicas realmente efectivas pondremos en alto riesgo no sólo la salud sino la viabilidad misma del país. No sólo dentro de una década no podremos financiar el sistema de salud requerido para el tratamiento paliativo de estas enfermedades, de sí incurables, sino que habremos destruido gran parte de la fuerza laboral que debiera cobrar el bono demográfico”.

El especialista en nutrición dijo que tienen documentado el intenso y extenso daño precoz por la obesidad infantil, “lo que significa que tendremos en el corto plazo una generación de adultos jóvenes gravemente enfermos; las devastadoras consecuencias económicas y sociales de esta tragedia sanitaria son inimaginables”.

Añadió que “el mayor peligro, a mi modo de ver, en estos momentos es suponer que las tibias acciones emprendidas hasta ahora estén sirviendo para mejorar la situación. Se requiere reconocer objetivamente la gravedad del daño y la urgencia de enfrentar el problema con todos los recursos y capacidades del estado y la sociedad civil”.

En tanto, Alejandro Calvillo señaló que pese a la gravedad del problema, no se vislumbra una solución, ya que a menos de dos meses de concluir el sexenio se puede asegurar que “la estrategia para combatir la obesidad fracaso”. Explicó que este plan contenido en el Acuerdo Nacional por la Salud Alimentaria (ANSA) se basó en campañas que promovían el cambio de hábitos individuales a partir de información y en la autorregulación de las empresas, sin embargo, aseguró “diversos estudios han demostrados que la promoción de buenos hábitos alimentarios y actividad física no tienen ningún resultado efectivo si no se toman medidas efectivas para modificar las condiciones ambientales que producen la obesidad”.

Por ejemplo, afirmó Alejandro Calvillo, el gobierno ha cedido a las presiones de la industria de alimentos y bebidas para aceptar la autorregulación empresarial. “De esta manera no se ha regulado de manera efectiva, los alimentos y bebidas al interior de los planteles escolares; no se han establecido etiquetados que orienten a los consumidores y se ha permitido a las empresas desarrollar su propio etiquetado engañoso; no se ha regulado la publicidad dirigida a la infancia y se ha permitido a las empresas hacer su propio código de autorregulación de este tipo de publicidad, sin ningún criterio nutricional y permitiendo el uso de herramientas de engaño y manipulación de niños y niñas”:

Ahora el reto está en la próxima administración y estaremos muy al pendiente de conocer que van a hacer por la salud de millones de mexicanos”, dijo nuestro director de EPC.

Calvillo agregó que México ocupa actualmente el octavo lugar mundial en la prevalencia de diabetes. “Las proyecciones de los especialistas internacionales refieren que para el año 2025, el país ocupará el sexto o séptimo lugar, con 11.9 millones de mexicanos con diabetes. En cuanto a mortalidad por diabetes, México ocupa el sexto lugar mundial y el tercer lugar en el continente americano”.

Descarga documento

Medio millón de muertos por diabetes en sexenio de Calderón > descargar (PDF, 3.67 MB)

Notas relacionadas

Regulación o autorregulación: política pública o privada > leer

Salud y el conflicto de interés > leer

Fracasa estrategia federal para combatir obesidad > leer

El fin de la Cajita Feliz > leer

Sólo en México pasa esto: Philip James > leer


 

El Poder del Consumidor A.C.
Juárez No. 67, Interior #4, Col. Santa Úrsula Coapa, C.P. 04650, México D.F.
© 2012