Urgente tomar medidas más drásticas para reducir el consumo de bebidas azucaradas en México, señalan expertos

25 agosto, 2015 | : Prensa, Salud, Salud nutricional

BebidasAzucaradas01

  • La industria de bebidas se ha convertido en el mayor obstáculo para las políticas públicas para combatir la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.
  • El impuesto a bebidas azucaradas funciona y debe fortalecerse: Instituto Nacional de Salud Pública.
  • 24 mil personas al año mueren en México por el consumo de bebidas azucaradas.

25 agosto 2015. En conferencia de prensa, organizada por la Alianza por la Salud Alimentaria —de la que somos parte—, la doctora Kimber Stanhope, del Departamento de Biociencias Moleculares de la Universidad de California, presentó los resultados de un estudio que evidenció una relación directa entre el consumo de bebidas azucaradas y el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, que son la principal causa de mortalidad en México.

En dicho estudio, a sólo dos semanas de iniciar el consumo de estas bebidas azucaradas los participantes incrementaron sus factores de riesgo sobre el desarrollo de enfermedades cardiovasculares con consumos similares a los que presentan los mexicanos, aumentando el colesterol de baja densidad, proteína apolipitina B y el ácido úrico. El análisis se realizó a partir de la toma de media lata de refresco durante cada comida (lata y media al día), equivalente a 60 gramos de azúcar.


Refiriéndose a los estudios que niegan la evidencia del daño en salud generado por estas bebidas, la doctora Stanhope señaló el conflicto de interés existente en varios de estos estudios al son financiados por la industria del azúcar y de las bebidas azucaradas. “La mejor forma de saber si un estudio es confiable y científico es conocer el financiamiento que lo sostiene”, expresó la especialista.

Por su parte, la doctora Alejandra Cantoral del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), presentó los resultados recientemente publicados de su investigación sobre el efecto de las bebidas azucaradas en niños, que demuestra la existencia de una probabilidad tres veces mayor de desarrollar obesidad en la infancia y adolescencia si se inicia el consumo de bebidas azucaradas antes de los 12 meses de edad.

Los hábitos de consumo de estas bebidas en los primeros años de vida permanecen en etapas posteriores. Quienes más consumieron bebidas azucaradas en la infancia continúan un consumo alto de adolescentes. Destaca que el 73% de los niños y adolescentes estudiados iniciaron su consumo de bebidas azucaradas antes de los 12 meses lo que indica un alto porcentaje de la población en riesgo de desarrollar obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

El doctor Juan Rivera, también del INSP, fue contundente al mencionar los datos preliminares del estudio del INSP en donde señalan que el impuesto disminuyó el consumo de bebidas azucaradas con una reducción promedio de 6% en compras de bebidas y una diferencia a lo largo del año que alcanzó un descenso del 12% en diciembre del 2014. La recomendación es mantenerlo o incrementarlo y utilizar los recursos fiscales para acciones preventivas que lleven a fortalecer las políticas integrales.

Por último, en su participación el doctor Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, cuestionó los programas sociales manejados por el gobierno, que son grandes canales en la distribución de bebidas azucaradas y comida chatarra, entre la población de más escasos recursos, lo que lleva a un hábito en su consumo. Este tipo de políticas deberían estar restringidas y no promovidas por las propias autoridades.

Numeralia sobre bebidas azucaradas:

  • Los mexicanos consumen en promedio 163 litros de bebidas azucaradas al año.
  • Entre 1989 y 2006 el consumo de refrescos per cápita aumentó en 60%.
  • 24 mil personas al año mueren en México por el consumo de bebidas azucaradas.
  • En el año 2013, las principales causas de muerte fueron las enfermedades cardiovasculares y diabetes, resultando en 145 mil 237 y 87 mil 245 muertes, respectivamente.
  • En relación con el sobrepeso, nuestro país tiene una prevalencia del 38.8% que lo sitúa en la segunda tasa más alta, después de Chile; en cuanto a la obesidad la prevalencia es de 32.4%, la segunda más alta después de Estados Unidos. “ambas tasas son mucho más altas que los promedios de la OCDE, de 34.6 y 18%, respectivamente.

Descarga de archivos

Presentación Dra. Kimber L. Stanhope > descargar (PDF, 537 Kb)

Presentación Dra. Alejandra Cantoral > descargar (PDF, 711 Kb)

Presentación Dr. Juan Rivera Dommarco > descargar (PDF, 1.21 Mb)

Notas relacionadas

Cuestan más los daños por consumo de bebidas azucaradas que los ingresos obtenidos por su impuesto > leer

Impuesto a bebidas azucaradas logra reducir su compra en hogares mexicanos > leer

Requiere respuesta contundente de gobiernos y sociedad civil el impacto de alimentos poco nutritivos > leer

Llamado a dejar de lado intereses económicos en la lucha vs la obesidad en México y Latinoamérica > leer

Consumo de bebidas azucaradas aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares > leer


 

blog comments powered by Disqus