Checa la seguridad de tu auto

seguridad


Conoce la Seguridad Primaria o Activa, que engloba las tecnologías imprescindibles con las cuales un auto puede prevenir colisiones:

ABS – (Sistema de Frenos Antibloqueo)

Esta es una tecnología que permite al auto frenar al máximo sin que las ruedas pierdan adherencia al pavimento, pues estas no se bloquean ni “se amarran”, que es lo que causa que el auto derrape y pierda el control al frenar. Además, la distancia de frenado es menor que la de un auto sin ABS.

ESC o ESP – (Control Electrónico de Estabilidad)

Es un sistema de sensores que monitorea y compara la dirección deseada del conductor y el rumbo real del auto, cuando el ESC detecta una diferencia entre la intención del conductor y el rumbo, aplica una fuerza de frenado de manera autónoma y en combinación con el ABS puede contrarrestar un posible derrape en sobreviraje (cuando el eje trasero derrapa) o subviraje (cuando el eje delantero derrapa). Además, el ESC puede intervenir la potencia del auto para reducir la velocidad.

Se ha visto que la pérdida de control del auto al derrapar es la causa más común de los choques.  Es por esto que al ESC se le ha considerado como la tecnología que, después del cinturón de seguridad, salva más vidas. Esta tecnología evita hasta un 80% las situaciones de riesgo que pueden provocar un choque.

La Seguridad Secundaria o Pasiva agrupa las tecnologías que entran en funcionamiento una vez que la seguridad primaria fue insuficiente para evitar una colisión, por lo cual es importante que los autos cuenten con ellas:

Estructura del habitáculo

Al momento de adquirir un auto es de suma importancia conocer la estabilidad de la estructura del habitáculo en caso de choque, es decir, que su estructura no se deforme en caso de una colisión. Este es un elemento primordial. Para ello las Naciones Unidas han elaborado dos tipos de pruebas de colisión:

·       Prueba de choque frontal

·       Prueba de choque lateral

Un auto que esté certificado en estas pruebas mantendrá la estructura del habitáculo, que es aquella en donde viajan los ocupantes. Es importante que sepas que una bolsa de aire no será suficiente para salvaguardar la integridad de los ocupantes si un auto no cuenta con una estructura del habitáculo reforzada.

Si quieres saber sobre cómo se comporta la estructura de algunos modelos de autos visita Latin NCAP.

Zonas de compactación o de absorción de impacto:

Forman parte de la estructura del vehículo en su zona frontal y posterior pero que, a diferencia del habitáculo, están diseñadas para absorber y disipar la mayor cantidad de fuerza recibida por el impacto al deformarse y compactarse lo más posible, tal como lo hace un acordeón. Este diseño tiene el propósito de debilitar al mínimo posible la fuerza con que el impacto llegará al habitáculo donde viajan las personas.

Bolsa de Aire (Airbag)

Es una bolsa de tela que al momento de un choque frontal o lateral se infla gracias a una carga pirotécnica que se detona en milésimas de segundos antes de que la fuerza del impacto llegue al habitáculo. Existen diferentes ubicaciones de acuerdo a lo que se desee proteger:

Frontales (las más comunes): para la parte frontal de cabeza y torso, laterales para cabeza, laterales para torso, frontales para rodilla y de cortina que protege los laterales de la cabeza tanto de los ocupantes en asientos frontales como posteriores.

Cinturón de seguridad de 3 puntos o torso-pélvico:

Es la tecnología que más vidas salva en caso de colisión, además ayuda a disminuir la gravedad de las lesiones. Es importante que cada plaza del auto cuente con un cinturón de seguridad de este tipo.  En México hay modelos que tienen cinturones de dos puntos en los asientos traseros, se ha visto que éstos pueden generar lesiones serias en la espalda baja en caso de impacto frontal.

Si vas adquirir un auto checa que tenga cinturones de tres puntos en todas las plazas

Pretensores de cinturones de seguridad y limitadores de carga

En un choque frontal, antes de que la fuerza del impacto llegue al habitáculo, un resorte o una carga pirotécnica es detonada para tensar el cinturón aumentando la presión del cuerpo de los ocupantes hacia el respaldo. Una vez que la fuerza del choque impacta al cuerpo, se activan los limitadores de carga para que gradualmente se vayan destensando los cinturones para que el frente del torso y la cabeza sean recibidos por la bolsa de aire frontal.

Apoya cabezas o reposacabezas

Reducen la gravedad de las lesiones de cuello en colisiones por alcance cuando ocurre el llamado “latigazo”. Es imprescindible que este dispositivo se encuentre en cada una de los asientos.

Isofix o LATCH

Es un sistema de retención infantil que simplifica la colocación de los asientos para niños. La principal característica de este sistema es que los anclajes están fijados a la estructura del vehículo, aumentando la estabilidad del asiento infantil en caso de impacto frontal o lateral. Este sistema es el más efectivo en la reducción de las lesiones causadas a infantes.

blog comments powered by Disqus