Denunciamos a Kellogg por degradar nutrición

4 junio 2007. El Poder del Consumidor presentó una denuncia contra la trasnacional Kellogg Company México, porque su publicidad engaña y promueve hábitos de consumo inadecuados para los niños.

La denuncia fue presentada ante la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco), en contra del anuncio televisivo de Zucaritas, cereal procesado de harina de maíz, en el cual el personaje del “Tigre Toño” juega con niños una mezcla de hockey sobre hielo y baloncesto.

Elementos del comercial:

1.el dibujo animado busca transferir al producto la emoción que el personaje genera en el niño,
2.se asegura que comiendo Zucaritas un niño se puede convertir en un tigre,
3.el consumo del producto se vincula al triunfo, a “ganar”,
4.se asocia al producto y al niño con el personaje, pues al consumirlas el niño será “un tigre”,
5.la imagen del niño saltando hasta la canasta infiere que el niño desarrollará habilidades extraordinarias si consume el producto.

Todos estos elementos están prohibidos en la Ley Federal de Protección al Consumidor, la Ley General de Salud y la Ley Federal de Radio y Televisión.

“La publicidad engañosa es una de las causas del alarmante incremento de la obesidad infantil en México. La Organización Mundial de la Salud ha dicho que la publicidad no debería explotar la inexperiencia y credulidad de los niños. Sin embargo, eso hacen empresas como Kellogg, que deforman los hábitos de consumo al promover alimentos con altos contenidos de azúcares, sal y grasa”, señaló Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

Para enfrentar este problema, la Agencia de Estándares de Alimentos del Reino Unido estableció una advertencia de riesgo para los productos que contienen más de 15% de su peso en azúcar. En contraste, Zucaritas posee 40% de su peso en sacarosa y otros azúcares.

Esto es aún peor con otros cereales de Kellogg’s como Choco Krispis, Froot Loops y Chocos, que contienen 46%, y Choco Zucaritas con Malvavisco que contiene 45%. (Esta situación es similar con los cereales procesados de Nestlé: Nesquik, Trix, Lucky Charms y Cookie Crsp).

A través de la televisión, la publicidad dirigida a los niños logra mayor impacto. En horarios infantiles, lo que más se publicita son cereales previamente azucarados, bebidas endulzadas, dulces y tentempiés, que incluso se promueven como sustitutos del desayuno.

Notas relacionadas:

Kellogg promete “regular su publicidad”

México, líder en publicidad chatarra