Kellogg promete “regular su publicidad”

18 de junio de 2007. El Poder del Consumidor cuestionó el anuncio realizado el 14 de junio por Kellogg, al comprometerse en Estados Unidos a “regular” su publicidad dirigida a menores de 12 años, con estándares nutricionales establecidos por la propia empresa. Esos estándares establecen un tope, por ración, de 200 calorías, 2 gramos de grasas saturadas o algún contenido de grasas trans, 230 miligramos de sodio (sal) y 12 gramos de azúcar. Los productos que superen esos contenidos no serán publicitados entre público infantil ni mostrarán en sus empaques a personajes cinematográficos.

“Los parámetros que estableció siguen siendo muy altos; esto obligaría a advertir que el consumo de estos alimentos debe ser esporádico. Y, en los hechos, esta medida sólo afectará a pocos de sus cereales”, señaló Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

Así, la empresa evitó el intento de demanda contra Kellogg y Viacom (propietaria del canal infantil Nickelodeon) por la publicidad de alimentos de baja calidad nutricional en horarios donde al menos 15% de los televidentes son niños menores de 8 años. Los demandantes eran el Centro de la Ciencia por el Interés Público y la Campaña por una infancia libre del comercio, que estimaron un daño por empresa de mil millones de dólares.

En México, la asociación civil El Poder del Consumidor presentó una denuncia contra Kellogg por promover hábitos alimenticios inadecuados para los niños mediante publicidad engañosa que manipula la credulidad infantil.

Este hecho ha sido documentado en todo el mundo. Por ello, la Organización Mundial de la Salud recomendó restringir la publicidad dirigida a niños de alimentos con altos contenidos de azúcar, grasas o sal, pues deforma sus hábitos alimenticios. La Unión Europea ya acordó prohibir estos anuncios en 2008.

En cambio, en México los niños que ven televisión 2 horas al día están expuestos diariamente a 35 anuncios de comida chatarra (12,775 anuncios al año).

“Los niños están expuestos a una avalancha de publicidad que viola nuestra legislación. Es claro que las empresas no harán cambios sustanciales en su publicidad o en sus productos si la autoridad no las regula”, señaló Calvillo.

Notas relacionadas:

Kellogg retira anuncio pero sigue engañando

Obligan a Kellog´s a retirar productos