Internet, zona libre para la comida chatarra

Los sitios web para niños están saturados con cereales azucarados, caramelos, bebidas gaseosas o comida rápida.

20 enero 2010. Los anuncios de comida chatarra están acaparando muchos de los sitios web más populares entre los niños.

Cuando un equipo de investigadores analizó 28 de los sitios web que más visitan los niños halló que la mayoría de los productos alimentarios publicitados reunían los criterios clínicos de “alimentos a evitar”.

La publicidad de cereales cargados de azúcar, caramelos, bebidas gaseosas o comida rápida puebla la mayoría de las páginas, incluidas las que no se asocian directamente con comida, indicó la doctora Lori Dorfman.

Dorfman es directora del Berkeley Media Studies Group, en California, y coautora del estudio. Ella ha encontrado una cifra escalofriante: “De 77 productos publicitados en estos sitios web, apenas cinco son alimentos que los niños deberían comer.”

Esto explica por qué, en Estados Unidos, hace tiempo que los anuncios publicitarios de televisión están en la mira por promover el consumo de comida chatarra en niños y adolescentes.

El dinamismo de Internet
Con sus motores de búsqueda y alertas, Internet proporciona un nuevo gran escaparate a las empresas, que aumentarán progresivamente sus gastos en publicidad online, según el equipo investigador.

“Las consecuencias en la salud pública son graves porque la publicidad digital, como la que hallamos en los sitios infantiles populares, es muy distinta a la televisiva”, advirtió Dorfman.

“La publicidad digital se entromete, es interactiva e incesante; en lugar de los 30 segundos de televisión que dedican los niños a un anuncio, en las páginas web pasan 20 minutos involucrados con la marca”, indicó la experta.

Para el estudio, el equipo evaluó entre julio y agosto de 2007 la calidad nutricional de los alimentos y las bebidas publicitadas en los 28 sitios infantiles online más utilizados.

De 77 productos identificados, 49 reunían los criterios de “alimentos a evitar” del Instituto de Medicina de Estados Unidos (IOM), un consejo asesor del Gobierno federal.

Otros 23 productos cayeron en una categoría neutral porque no eran comida chatarra ni productos suficientemente nutritivos como para alentar su consumo, entre los que estaban los cereales reducidos en azúcar y ciertos “snacks” horneados.

Sólo cinco productos como avena, leche y jugos de fruta puros, estaban en la lista de alimentos que el IOM recomienda a los niños consumir.

“El entorno online no es como mirar televisión, algo que la familia puede hacer reunida, porque nadie pueden controlar cada ‘clic’ de los niños”, dijo Dorfman.

FUENTE: American Journal of Public Health.