Votaron legisladores mexicanos por la salud

29 octubre, 2015 | : Salud, Prensa, Salud nutricional

SenadoIEPS

  • Las organizaciones que integramos la Alianza por la Salud Alimentaria aplaudimos la posición del Senado y la ratificación de diputados para mantener el impuesto a las bebidas azucaradas, en especial cuando la iniciativa de reducir este impuesto afectaría principalmente a las y los niños.
  • Esperamos que para la discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos 2016, los diputados también sean sensibles y destinen mayores recursos para acciones de prevención contra la obesidad y diabetes, y contemplen recursos suficientes para la instalación de bebederos, tanto en escuelas como en espacios públicos.

29 octubre 2015. Las organizaciones que integramos la Alianza por la Salud Alimentaria APLAUDIMOS LA POSICIÓN DEL SENADO Y LA RATIFICACIÓN DE DIPUTADOS para mantener el impuesto a las bebidas azucaradas, en especial cuando la iniciativa de reducir este impuesto afectaría principalmente a las y los niños, ya que los productos que dirigen, de manera estratégica, las empresas refresqueras a la población infantil se hubieran visto beneficiadas con la iniciativa.

Los senadores y al final los diputados fueron sensibles a las voces de la sociedad civil y de los expertos nacionales e internacionales, y aunque no se logró en esta ocasión que se incrementara este gravamen en un 20%, como es la recomendación internacional, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) seguirá igual para todas las bebidas azucaradas.

“Este caso debe ser una enseñanza al legislativo en el sentido de que no deben retomar ninguna iniciativa legislativa cuando esta viene de la iniciativa privada sin tener una evaluación científica de los efectos que puede generar. La disputa entre los partidos políticos en la Cámara de Diputados, acusándose mutuamente entre PRI y PAN de haber introducido esta iniciativa, debe evitar que este tipo de situaciones vuelva a presentarse y que quede de manifiesto si hay conflicto de interés cuando una iniciativa es presentada, estas prácticas deben de terminar en nuestro país”, señaló Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

Luis Manuel Encarnación, coordinador de ContraPESO, declaró: “Desde las organizaciones de la sociedad civil reconocemos la sensibilidad, compromiso y congruencia de los senadores y diputados que rechazaron el debilitamiento del impuesto, favoreciendo la salud de los mexicanos, especialmente de los niños y niñas. Lo más importante de este rechazo es la señal que envían los legisladores para no debilitar aquellas políticas que generan un beneficio directo y claro en la salud. Esta política fiscal ha sido un gran ejemplo para otros países, por lo que se debe fortalecer en los próximos años”.

Por su parte, Erick Antonio Ochoa, director de la Fundación Interamericana del Corazón, declaró: “Esta decisión pública evidenció a los malos legisladores, a todos aquellos que promovieron intereses de la industria del refresco por encima del derecho a la salud. Los expuso como políticamente incorrectos”, agregó. “Es nuestro deber exponer a los tomadores de decisiones públicas que favorecen los intereses corporativos por encima de la salud pública”.

Como lo afirmó el director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez: “La propuesta de algunos legisladores para reducir el impuesto al refresco, argumentando factores administrativos y económicos, representó una violación a los derechos de la infancia, particularmente artículo 4° de la Constitución mexicana que señala que todas las decisiones tomadas por las autoridades mexicanas deber estar fundamentadas en el interés superior del niño. El Legislativo demostró su autonomía de forma efectiva al rechazar esta iniciativa, ya que no existe evidencia alguna que esta medida favorecería a las niñas y niños; por el contrario, los dañaría. Es sumamente importante que los legisladores hagan su deber en invertir los recursos del impuesto a los bebederos tan requeridos en las escuelas”.

También Miguel Concha Malo, director general del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, se refirió al tema: “Esta pretendida reducción del impuesto a bebidas azucaradas iba a hacer que dichos productos sean más accesibles para niñas, niños y adolescentes, lo cual incentiva que las consuman de manera constante y cotidiana. Denunciamos cómo estas grandes corporaciones logran que el Estado se mantenga casi al margen en cuanto a la regulación de sus productos, a la distribución de los mismos y a sus técnicas publicitarias. Estemos alerta para que bajo ningún pretexto se ponga en riesgo de nueva cuenta la salud de las infancias y juventudes en México”.

Cabe recordar que el impuesto a bebidas azucaradas de $1 peso por litro fue implementado en México con el fuerte apoyo de organizaciones internacionales y nacionales, como la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la OCDE y el Instituto Nacional de la Salud Pública (INSP), con base en evidencia científica y libre de conflicto de interés.

Desde su implementación se ha demostrado que el impuesto ha tenido un efecto positivo en el consumo de bebidas azucaradas, logrando una disminución en el consumo de estas bebidas en un 6% en promedio en los hogares mexicanos y llegando hasta 12% en diciembre 2014. Según Inegi, el impuesto disminuyó el consumo en alrededor del 7%, ya que indica que el crecimiento anual en estas bebidas venía siendo de 3.4% y se presentó una reducción de 3.8%.

Ahora esperamos que para la discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos 2016, los diputados también sean sensibles y destinen mayores recursos para acciones de prevención contra la obesidad y diabetes, y contemplen recursos suficientes para la instalación de bebederos, tanto en escuelas como en espacios públicos.

Notas relacionadas

Llama Dr. Lustig a mantener impuesto y presenta nuevo estudio que demuestra daño metabólico por consumo de azúcares en niños > leer

Capturan refresqueras a legisladores priistas y ponen en riesgo la salud de los menores > leer

Indispensable no disminuir impuesto a las bebidas azucaradas: el futuro de la salud de niñas y niños en manos del Senado > leer

Ponen en riesgo la salud de niños y niñas diputados del PRI y PAN en contubernio con la industria refresquera > leer

¿Quién paga los daños de las bebidas azucaradas? > leer