Radiografía de… Pingüinos Marinela (80 g., dos panecitos)

18 enero, 2016 | : Análisis de productos

pinguinos marinela

  • Primer ingrediente es azúcar, pero además contiene tres diferentes tipos de endulzantes.
  • Cubre casi el doble del máximo sugerido de azúcar diaria por la OMS para un niño o niña, y el 144% para un adulto.
  • Contiene tres diferentes tipos de endulzantes, seis diferentes tipos de grasas, sal y 15 aditivos.

18 enero 2016. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y completamente documentadas.

 

Pingüinos Marinela (80 gramos, dos panecitos):

 

Azúcares:

36 gramos de azúcares añadidos, lo que equivale a 7.2 cucharadas cafeteras de azúcar, principalmente jarabe de maíz de alta fructosa y jarabe de maíz, que son endulzantes con mayor impacto metabólico ante su consumo, ya que están compuestos primariamente de fructosa y provienen principalmente de maíz transgénico (el cual es cultivado con pesticidas).

Esta cantidad de azúcar cubre del 160 al 192% de lo que sugiere la Organización Mundial de la Salud (OMS) para niños y niñas con respecto al consumo de azúcares libres, que es “se reduzca aún más la ingesta de azúcares libres a menos del 5% de la ingesta calórica total”.

Para un adulto cubre el 144% de la sugerencia total para todo un día.1, 2

Sodio:

270 mg. (miligramos) por paquete.

Dos panecillos de pingüinos cubren el 13.5% del sodio total recomendado para un adulto (2,000 mg.) y el 18% de lo que se recomienda para un niño o niña.3

Ingredientes:

Azúcar, leche reconstituida (20% o el equivalente a 16 gramos), grasa vegetal —sinónimo para manteca vegetal—, jarabe de maíz de alta fructosa —endulzante no recomendado—, huevo, harina de trigo (gluten), cocoa, glicerina, almidón modificado, mono y diglicéridos, ésteres de poliglicerol de ácidos grasos, lecitina de soya, agar, monoestearato de sorbitan, sal yodada, jarabe de maíz, carbonato de calcio, sorbato de potasio, saborizante natural y artificial, propionato sódico, polisorbato 60, alginato de sodio, goma xantana, CMC sódica, ácido sórbico, grenetina, dióxido de titanio, TBHQ, palmitato de ascorbilo y tocoferoles.

Contiene 32 ingredientes en total. Entre ellos, ácidos grasos sueltos (mono y diglicéridos, que son emulsionantes naturales y antioxidantes para el producto, se obtienen por rompimiento de los ácidos grasos, animales o vegetales, en el caso de estos últimos generalmente de transgénicos). También contiene grasa vegetal, la cual es la que mayor impacto negativo tiene en el organismo, en particular se ha asociado con enfermedades cardiovasculares.4

Estos panecitos son básicamente azúcares, grasa vegetal y aditivos.

Contiene tres diferentes tipos de endulzantes, seis diferentes tipos de grasas, sal y 15 aditivos.

Dos de los aditivos que contiene tienen, como se ha observado, efectos secundarios ante su ingesta. Se trata del dióxido de titanio y TBHQ-Butil hidroquinona terciaria.

En el caso del dióxido de titanio se pueden presentar: irritación del tracto respiratorio superior, tos y dificultad para respirar, también irritación de las membranas mucosas, náuseas, dolor abdominal, vómito y diarrea, o bien puede ocurrir lesión en el riñón, causar irritación en piel y dermatitis, causar irritación ocular.5

En elñ caso del THQB: ojo, es un químico sintético con propiedades antioxidantes. Ante su ingesta prolongada se han visto efectos como náuseas, vómitos, zumbido en los oídos, delirio, sentido de asfixia, colapso. En estudios en animales se ha visto efectos en el hígado a dosis muy bajas, resultados positivos en las pruebas de mutación in vitro en células de mamífero, cambios bioquímicos en dosis muy bajas, efectos en la reproducción a dosis altas.6

Etiquetado:

El fondo de la etiqueta es color azul marino, con las imágenes de los pastelillos en medio, debajo del nombre “Pingüinos”.

Contiene también una caricatura de un pingüino, con ropa moderna y audífonos dando una imagen juvenil.

En la parte inferior derecha del etiquetado frontal contiene una etiqueta que dice “Aprobado Sabor del Año – producto probado por consumidores 2015”. Tal vez esto debido a tanto aditivo que contiene, ya que éstos se utilizan frecuentemente para dar palatabilidad a los productos y para generar una mayor vida de anaquel.

Debajo de esta leyenda se establece en letras muy pequeñas, la denominación del producto, el cual es “pastelitos sabor chocolate”. Sin embargo, no son unos simples “pastelitos”, sino son un producto constituido básicamente de azúcar, grasa y aditivos con algo de harina refinada (básicamente gluten) y algo de cocoa.

En ningún lado del paquete un consumidor lograría detectar las cantidades tan elevas de azúcar (7 cucharadas cafeteras) o la gran cantidad de grasa y aditivos que contiene.

El eslogan actual es “Date un momento”, haciendo referencia a “date un momento para comerte un pastelito”.

También hace referencia a que puede ser sustituto de un pastelito casero para celebrar algún evento especial, como un cumpleaños. Esto de ninguna manera puede ser un sustituto de pastelillo casero. Habemos consumidores que hemos recurrido al famoso “plan de emergencia” de ponerle una velita a un pingüino y usarlo para festejarle a alguien su cumpleaños, desconociendo por completo lo que realmente contiene este producto.

Este tipo de etiquetado y publicidad inductiva deja a la población en general (particularmente a padres y madres de familia) sin elementos para poder elegir si quieren consumir u ofrecer a sus hijos un producto con tanta azúcar, grasa y químicos que no son aptos para su consumo, ya que se han visto efectos secundarios en el organismo.

Otro engaño de este producto es que antes de ser gravado con un impuesto del 8% el empaque era de 120 gramos, ahora es de 80 gramos, pero se vende al mismo precio.7

Es grave que en México se permitan tantas violaciones a los derechos de los consumidores a través de etiquetados como este, falta de información y orientación, así como faltas de regulaciones a los mismos. El Estado está obligado a establecer mecanismos para la garantía de los derechos de los ciudadanos y no de estas grandes corporaciones como se hace en la actualidad.

Nuestra valoración:

No apto para su consumo en niños y niñas.

Pacientes con obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes hay que evitarlo.

En adultos su consumo puede ser esporádico, pero de preferencia evitarlo.

Te proponemos:

Pan de chocolate casero.

Nota: para aquellos casos en dónde no se tiene la posibilidad de hacer un pastelito en casa o que no tengan acceso a una panadería, de preferencia recurrir a panes que no contengan elevada cantidad de ingredientes (más de cinco), colorantes artificiales o jarabe de maíz de alta fructosa o aditivos como dióxido de titanio y THQB.

_____________________________________

  1. OMS (2015). Directriz: ingesta de azúcares para adultos y niños. Resumen en español disponible en: apps.who.int/iris/bitstream/10665/154587/2/WHO_NMH_NHD_15.2_spa.pdf?ua=1&ua=1.
    Documento completo sólo disponible en inglés en: apps.who.int/iris/bitstream/10665/149782/1/9789241549028_eng.pdf?ua=1.
  2. Goran et. al.(2012). High fructose corn syrup and diabetes prevalence: a global perspective. Global public health, vol 8, num 1: 55-64. Disponible en: www.tandfonline.com/doi/pdf/10.1080/17441692.2012.736257.
  3. WHO (2012). Guideline: Sodium intake for adults and children. Geneva, World Health Organization (WHO). Disponible en: www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sodium_intake_printversion.pdf.
  4. CDC-Centers for Disease Control and Prevention. Programa de prevención de la diabetes. Fase de seguimiento: grasas saturadas, insaturadas y trans. Disponible en: www.cdc.gov/diabetes/prevention/pdf/spanish/sp_posthandout_session2.pdf.
  5. GTM-Grupo Trasmerquim (2014). Hoja de Datos de Seguridad Dióxido de Titanio. Disponible en: www.gtm.net/images/industrial/d/DIOXIDO%20DE%20TITANIO.pdf.
  6. Valle-Vega P. (2011). Toxicología de Alimentos, TBHQ-Butil-hidroquinona terciario. UNAM-Facultad de química. Disponible en: alimentosyaditivos.blogspot.mx/2011/02/tbhq-butil-hidroquinona-terciaria-e-319.html.
  7. González S. (2014). Alimentos empacados pesan ahora menos pero cuestan lo mismo. Periódico La Jornada, sección Economía, fecha lunes 30 de junio de 2014. Disponible en: 201.163.235.195/testigos/clip_reporte.php?clave=5964281&vcveusu=&anio.

Notas relacionadas

Radiografía de… Limón & Nada de Del Valle (envase 1.5 litros) > leer

Radiografía de… Papilla Mango Heinz (113 g.) > leer

Radiografía de… Leche Gansito (236 ml.) > leer

El poder de… El ajonjolí > leer

Un menú práctico, saludable y barato #66 > leer