El poder de… El plátano

La palabra ‘plátano’ proviene del griego y del latín, mientras que ‘banana’, como le dicen en otros países, proviene del árabe