Radiografía de… Cerealitos Puffs sabor manzana con fresa de Gerber

14 enero, 2019 | : Análisis de productos

Cerealitos Puffs sabor manzana con fresa de Gerber (envase con 42 gramos)

  • Producto industrializado que NO brinda a tu bebé los nutrimentos que necesita y que puede desplazar alimentos naturales.
  • Su contenido de cereales integrales es reducido a pesar de ser promovido como un “snack saludable”.
  • Utiliza puré y concentrado de manzana, pero solo para endulzar, y de fresa solamente tiene saborizante.

Por: Tabata Armenteros

14 enero 2019. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Cerealitos Puffs sabor manzana con fresa de Gerber (envase con 42 gramos):

 

Energía:

Cada porción (7 gramos) aporta 24 calorías, por lo cual es considerado como un producto con alta densidad energética.

De acuerdo con las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para niños de 6 a 12 meses de edad que continúan con lactancia materna, el promedio de consumo diario es de 600 kcals,1 por lo que el consumo de una porción de este producto ocuparía el 4% de estas calorías.

A pesar de ser un porcentaje reducido, la fuente principal de energía debe provenir de alimentos frescos y naturales, no de productos ultraprocesados.

Además, es posible que en su preparación se utilice más de una porción, lo que contribuye a una mayor ingesta de calorías.

Ingredientes:

Contiene 22 ingredientes, de los cuales los azúcares ocupan el cuarto lugar después de varias harinas y almidón.

Harina de arroz, harina integral de trigo (19.5%), almidón de trigo, azúcares, harina integral de avena (9.7%), puré de manzana en polvo, fosfato tricálcico, fosfato dicálcico, tocoferoles, concentrado de jugo de manzana, lecitina de soya, lecitina de semilla de girasol, sulfato de zinc, saborizante natural a manzana y fresa, acetato de alfa tocoferilo, hierro electrolítico, niacinamida, concentrado de jugo de fresa, hidroxicloruro de piridoxina, riboflavina, hidroxicloruro de tiamina, vitamina B12.

Pese a contener cereales integrales, apenas conforman una tercera parte de estos, por lo que no puede ser considerado como un snack saludable.

Además, a pesar de estar fortificado con algunas vitaminas, contiene múltiples conservadores e ingredientes derivados de la manzana que ya perdieron sus propiedades nutrimentales y que sirven para endulzar el producto de manera engañosa (puré de manzana en polvo y concentrado de jugo de manzana).

Etiquetado:

En ningún lado se muestra el etiquetado frontal GDA, por lo tanto no se puede saber de manera rápida que este producto es ALTO en CALORÍAS.

La publicidad con la que se maneja este producto señala que son “deliciosos cerealitos integrales combinados con fruta 100% natural”, sin embargo en el listado de ingredientes podemos observar que el contenido de cereal integral es reducido y no contiene fruta, únicamente concentrados y saborizantes.

Resulta engañoso para los padres de familia o cuidadores, ya que pensarán que el producto contiene manzana o fresa, pero no es así. Contiene su sabor y su dulzor únicamente.

La empresa recomienda el producto a partir de los 12 meses de edad del bebé como una forma para que aprenda a sostener los alimentos que consume, si bien es una opción de fácil deglución, este tipo de productos no son la mejor opción en cuanto a calidad nutricional, ya que siguen siendo productos ultraprocesados, los cuales no deben sustituir fuentes de nutrimentos frescos y naturales, como las frutas, verduras y cereales integrales, como la avena y la tortilla.

Nuestra valoración:

No se recomienda su consumo, ya que es un producto de 22 ingredientes y con alta densidad energética, que no le brinda a tu bebé los nutrimentos y la energía que necesita proveniente de alimentos frescos como cereales integrales, frutas, verduras y leguminosas.

Recordemos que es muy importante fomentar hábitos de alimentación saludables desde edades tempranas y evitar estos productos es la mejor opción para que no se acostumbren a consumir productos ultraprocesados.

Te proponemos:

Puedes elaborar tu propio cereal con hojuelas de avena trituradas, pueden remojarse en leche ―una opción es hacerlo con la leche materna si se sigue lactancia materna de continuación― e integrar fruta triturada como manzana, plátano o pera. Con esto ya no es necesario añadir, azúcar, miel o jarabes.

_____________________________________

  1. Organización Mundial de la Salud/Organización Panamericana de Salud (OMS/OPS). La alimentación del lactante y del niño pequeño. Capítulo modelo para libros de texto dirigidos a estudiantes de medicina y otras ciencias de la salud. Washington; 2010. ISBN 978-92-75-33094-4.

Notas relacionadas

Radiografía de… Jamón de pierna BienEstar de Zwan > leer

Radiografía de… Ferrero Rocher > leer

Radiografía de… Donuts Dálmata de Bimbo > leer

El poder de… El tejocote > leer

Menús saludables de fiestas patrias ¡sí, señor! > leer