En la batalla contra la obesidad, la industria sabe cómo presionar y corromper a los políticos: Boyd Swinburn

22 julio, 2019 | : Salud, En portada, Prensa, Salud nutricional

Dr. Boyd Swinburn, de @WorldObesity, en conferencia de prensa

  • Los ambientes alimentarios son los que generan la epidemia de obesidad.
  • Es indispensable convertirnos como ciudadanía en observadores de la industria alimentaria.

22 julio, 2019. En conferencia de prensa el doctor Boyd Swinburn,* uno de los mayores expertos internacionales en el conocimiento y evaluación de las políticas contra la obesidad, habló sobre la necesidad de seguir el ejemplo de políticas públicas para combatir la epidemia de obesidad en nuestro país como lo ha hecho Chile, quien ha implementado un etiquetado frontal útil para los consumidores, que sirve también para restringir la publicidad de comida chatarra a niños, así como la promoción de sus productos locales para llevar una alimentación saludable en las escuelas, convirtiéndolo en un país de vanguardia en el combate a la obesidad.

Sin embargo, el gran opositor de la implementación de estas políticas públicas es la industria de alimentos y bebidas, que sigue una serie de estrategias para no ser regulada como: crear evidencia científica a modo, realizar un intenso cabildeo, financiar iniciativas a través de organizaciones que responden a sus intereses, argumentar barreras comerciales y amenazar con acciones legales, todo esto con el fin de dividir a la opinión pública.

Boyd Swinborn, copresidente de Políticas de Prevención en la Federación Mundial de Obesidad, señaló: “Los países en desarrollo como México, con ingresos medios, suelen tener más problemas en materia de salud que los países pobres y ricos. Esto se debe a que la población tiene una mala interacción con el ambiente alimentario. Tiene acceso a una alta disponibilidad de productos ultraprocesados y un bajo consumo de alimentos frescos, como frutas y verduras. El patrón anterior deriva en la generación de un aumento en obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares”.

Para lograr mejores ambientes alimentarios es necesario cambiar la dinámica que se da entre el gobierno y la industria alimentaria, en la que la industria suele dominar al gobierno impidiendo establecer las regulaciones que son efectivas para reducir el consumo de alimentos y bebidas no saludables, con alto contenido de azúcares, grasas y sal.

La evidencia científica juega un rol muy importante para contrarrestar los argumentos de la industria alimentaria a través del monitoreo y la evaluación del progreso de la política pública, la presentación de casos de estudio sobre los cambios que han sido exitosos y la evidencia del impacto positivo de estas políticas y acciones.

Además el doctor Swinburn recomendó fortalecer el monitoreo de la rendición de cuentas respecto de los programas de obesidad y enfermedades no transmisibles que se implementan en los países. Los cuales deben considerar:

  1. Diferenciar entre responsabilidad social y la rendición de cuentas. La industria debe hacerse responsable de los productos que vende y las consecuencias que generan y ser congruente con lo que promete y cumple.
  2. Rendición de cuentas independiente libre de conflicto de interés. Apoyada por el trabajo de académicos y organizaciones de la sociedad civil.
  3. Monitoreo como eje central de la rendición de cuentas.
  4. Necesidad de un monitoreo minucioso de la implementación de políticas.

Por último, reconoció que la sociedad civil tiene un rol importante para monitorear e incrementar los sistemas de rendición de cuentas, como es el caso de INFORMAS, una red global de interés público formada por nueve universidades líderes, organizaciones y académicos en 44 países que monitorean y evalúan los entornos alimentarios saludables para reducir la obesidad y las enfermedades no transmisibles.

________________________________

* Boyd Swinburn es uno de los investigadores más destacados en el mundo en el tema de las políticas para enfrentar la obesidad. Es copresidente de la sección de Política y Prevención de la World Obesity Federation, copresidente de la Comisión de Obesidad de The Lancet. Estableció el primer Centro de Colaboración para la Prevención de la Obesidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS), contribuyendo a más de 30 consultas e informes para este organismo sobre el tema. Dirige la red internacional INFORMAS en más de 30 países para monitorear y evaluar la implementación de políticas y acciones alimentarias para reducir la obesidad.

Descarga de archivos

Boletín de prensa > descargar (PDF, 319 Kb)

Notas relacionadas

Sitio web etiquetadosclaros.org

Los etiquetados frontales de advertencia urgentes para México, muestran ser efectivos en la región de América Latina > leer

Nos sumamos a la campaña por etiquetado frontal de advertencia para enfrentar las emergencias epidemiológicas de obesidad y diabetes en México > leer

Bimbo de la mano de FEMSA Coca-Cola inician estrategia con legisladores y funcionarios contra etiquetado de advertencia que realmente informe a consumidores > leer

Revela investigación que institución científica internacional protege los intereses de Coca-Cola contra las políticas de salud pública > leer