Radiografía de… Frosted Krispies de Kellogg´s

1 septiembre, 2020 | : Análisis de productos

Frosted Krispies de Kellogg´s (caja de 368 gramos)

  • Contiene casi 5 cucharadas cafeteras de azúcar por porción de 60 gramos.
  • 40% del producto es azúcar.
  • El etiquetado induce a ver el producto como divertido y adecuado para niños, mientras que la cantidad de azúcar que contiene es considerablemente elevada.

1 septiembre 2020. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Frosted Krispies, cereal de arroz tostado y endulzado, de Kellogg´s (caja de 368 gramos, porción de 60 gramos por un plato de cereal):

 

Azúcares:

Una porción de 60 gramos (g) contiene 24 g de azúcares, que es el equivalente a casi 5 cucharadas cafeteras de azúcar.

Esta cantidad cubre el 48% del consumo máximo tolerable de azúcares para un adulto y el 60% para una niña o niño, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, la misma OMS sugiere que se reduzca aún más la ingesta de azúcares añadidos a menos del 5% de la ingesta calórica total, con la finalidad de evitar riesgos a la salud,1 por lo que una sola porción de 60 g de este producto cubriría el 96% de esta recomendación sobre el consumo de azúcares añadidos para un adulto, mientras que para un niño una porción cubriría el 120% del consumo diario.

El impacto metabólico que genera el consumir cantidades tan elevadas de azúcar, a corto, mediano y largo plazo, puede desencadenar en padecimientos como sobrepeso, obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.2

En México tenemos que tener mayor cuidado con este tipo de productos, ya que nuestro país atraviesa por una epidemia de sobrepeso, obesidad y diabetes desde hace varias décadas.3

Energía:

Cada porción de 60 g aporta 224 calorías.

Casi la mitad de las calorías (43%) en el producto provienen de azúcares, lo cual no es apropiado.

Es importante que las fuentes de calorías que se consuman provengan de alimentos ricos en nutrientes para el buen funcionamiento del organismo.

De acuerdo con las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana, donde el promedio de consumo al día es de 2,000 calorías en adultos y 1,579 calorías en niños,4 una porción de 60 g de este cereal cubre el 11.2% de las calorías totales recomendadas para un adulto durante todo un día y para un niño cubre el 14%.

Ingredientes:

Arroz, azúcar, contiene 2% o menos de sal, extracto de malta.

Hierro, ácido ascórbico (vitamina C), vitamina E acetato, niacinamida, vitamina A palmitato, hidrocloruro de piridoxina (vitamina B6), riboflavina (vitamina B2), hidrocloruro de tiamina (vitamina B1), ácido fólico, vitamina D, vitamina B12.

El producto es básicamente arroz, azúcares y sal.

Contiene dos diferentes tipos de endulzantes (azúcar y extracto de malta).

Si bien la industria ha ido reformulando los productos, eliminando colorantes o aditivos dañinos, es importante resaltar que las cantidades de azúcares o los diferentes tipos de endulzantes y sales que añaden siguen siendo muy elevados.

Etiquetado:

Este producto contiene un EXCESO de CALORíAS y AZÚCARES, y el consumidor no logra detectarlo con la información que se ofrece.

La cantidad de azúcares es muy elevada para la porción.

De la caja completa, casi la mitad es azúcar.

Este dato es muy preocupante, porque padres de familia fácilmente podrían confiar en que es un producto que no es “tan dañino” por no contener aditivos u otros elementos que son perjudiciales a la salud y darlo a niños y niñas como opción de desayuno o cena.

Se observan leyendas como “Sin jarabe de maíz de alta fructosa” y “Una buena fuente de vitaminas y minerales esenciales”, haciéndole ver como un producto positivo, cuando no lo es.

Contiene personajes animados, unos duendecillos de nombre “Snap”, “Crackle y “Pop”, lo que hace al producto más atractivo para los niños.

Esto desvía la atención de la cantidad de azúcar elevada y de la carencia de nutrientes esenciales en el producto.

Estas estrategias se utilizan para captar la atención de la población infantil y así asegurar consumidores.5 Es por eso que se necesita regular el uso de personajes en los productos, especialmente en aquellos que pueden llegar a ser perjudiciales para la salud de la población infantil.

Nuestra valoración:

No se recomienda su consumo habitual por su alto contenido de azúcares.

Te proponemos:

Hacer tu propio arroz con leche casero.

A continuación, te compartimos la receta para prepararlo.

Plato de arroz con leche casero sobre una mesaArroz con leche casero

Ingredientes:

• 1 taza de arroz
• Un poco de miel
• 1 varita de canela
• Fruta al gusto
• Leche vegetal o leche light al gusto
• Chía (opcional)

Preparación:

1. Pon a cocer en agua una taza de arroz. Cuando esté a punto de cocerse por completo, añade leche (de preferencia, de fuente vegetal), miel para endulzar y canela.

2. Deja cocer por completo y una vez que esté suave, añade un poco más de leche, canela y alguna fruta. Puedes usar pasas, plátano, fresa o manzana, y ¡listo!

3. Para enriquecer tu arroz con leche con más nutrientes, puedes añadir un poco de chía o alguna otra semilla.

Receta: Elaboración propia, El Poder del Consumidor.

 
* Producto consultado el 23 de julio de 2020.

_____________________________________

1 OMS (2015). Directriz: ingesta de azúcares para adultos y niños. Resumen en español disponible en: http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/154587/2/WHO_NMH_NHD_15.2_spa.pdf?ua=1&ua=1. Documento completo sólo disponible en inglés.

2 Bailin D, Goldman G y Phartiyal P (2014). Sugar-coating science. How the food industry misleads consumers on sugar. Center for Science and Democracy, Union of Concerned Scientists. Disponible en: http://www.ucsusa.org/sites/default/files/legacy/assets/documents/center-for-science-and-democracy/sugar-coating-science.pdf

3 Epidemiological and nutriotional transition in México: rapid increase of non-communicable chronic diseases and obesity. Juan Rivera, Simón Barquera, Fabricio Campirano, Ismael Campos, Margarita Safdie y Victor Tovar. Public Health Nutrition 2002;5(1A), 113-122.

4 Bourges H. Casanueva E. Rosado JL. Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Tomo II: México. Editorial Médica Panamericana.

5 Perner L (2017). Consumer behavior: the psychology of marketing. Marshall School of Business, Univesity of Southern California. Disponible en: https://www.consumerpsychologist.com/index.html

Notas relacionadas

Radiografía de… Sangría Casera > leer

Radiografía de… Itto salsa sin chile de Sushiitto > leer

Radiografía de… Sabritas Adobadas > leer

El poder de… El chile en nogada > leer

Menús saludables de fiestas patrias ¡sí, señor! > leer