Radiografía de… Aderezo Ranch Light de Clemente Jacques

2 abril, 2018 | : Análisis de productos

  • Es un producto alto en sodio por su concentración de sal, aunque la cantidad de sodio por porción declarada en su etiquetado parece baja.
  • Contiene muchos aditivos químicos para conservarlo, mejorar color, textura y sabor, así como alargar la vida de anaquel del producto.
  • No se recomienda su consumo habitual por la numerosa cantidad de ingredientes (26 en total), demasiados para un aderezo.

Por: Tabata Armenteros

2 abril 2018. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Aderezo Ranch Light de Clemente Jacques (botella 237 mililitros):

 

Sodio:

Contiene 141 miligramos (mg) de sodio por porción de 15 mililitros (ml) o 1 cucharada de producto.

Esta porción —que es la declarada en el etiquetado— es muy pequeña y hace creer que el producto no contiene tanta sal, pero la realidad es que las personas suelen consumir mucho más que esta porción. Por la concentración de sal se clasifica como un producto alto en sodio.

El consumo reiterado de productos ultraprocesados puede resultar en un alto consumo de sodio, que puede derivar en el aumento de la tensión arterial debido a la retención de líquido corporal causando hipertensión, condición que afecta actualmente a 1 de cada 3 adultos mexicanos.

Se sabe que la hipertensión es prevenible a través de diversas acciones preventivas, entre las que se destaca: disminuir el consumo de sal, una alimentación rica en frutas y verduras, realizar ejercicio físico y mantener un peso corporal saludable.

Ingredientes:

Contiene muchos aditivos químicos para conservarlo, mejorar color, textura y sabor, así como alargar la vida de anaquel del producto.

Además, contiene derivados de leche y de azúcar y almidones que no son aptos para todas las personas:

Agua, aceite vegetal, sazonador (contiene derivados de lácteos y soya), vinagre blanco de alcohol de caña, almidón modificado, sólidos de leche (contiene derivados de lácteos y ácido benzoico), sal yodada, azúcar, goma xantana, especias, ajo, ácido láctico, polisorbato 60, saborizantes naturales, idénticos al natural y artificial, glutamato monosódico, jugo de limón, ácido sórbico, apio, benzoato de sodio, sorbato de potasio, nisina, EDTA disódico, TBHQ y amarillo 5 (tartrazina).

Un ingrediente que llama la atención es la nisina, un conservador que funciona como antibiótico y producido naturalmente por lactobacilos.

Si bien este y la mayoría de los aditivos se clasifican como seguros, a la fecha no hay estudios que evalúen los efectos combinados de tantos aditivos al consumir múltiples productos alimenticios.

Aditivos:

Glutamato monosódico (GMS). Es un condimento ampliamente utilizado en la industria alimentaria, se añade para potenciar el sabor de los alimentos.

Se ha visto que el glutamato inhibe centros de saciedad, induciendo a comer en exceso y de manera frecuente, y por ello se ha visto una asociación con aumento de peso, ya que induce a una mayor ingesta energética.1

También se han reportado ciertas reacciones adversas por consumo excesivo, como cefaleas, enrojecimiento de la piel en cara o cuello en caras con sensibilidad a este compuesto.2

TBHQ. Es un antioxidante sintético que se emplea como aditivo para extender la vida de anaquel y prevenir que se rancien los productos que contienen grasa y la decoloración en productos que contienen hierro.

También lo podemos encontrar en pinturas, lacas y productos para la piel.

Un producto no debe tener más del 0.02% de los aceites en un alimento, aunque no se tiene evidencia exacta de que cantidades mayores sean seguras.

A pesar de esto, estudios en animales reportaron incidencia de tumores, hipertrofia hepática, efectos neurotóxicos, convulsiones y parálisis.

En humanos se han reportado casos de alteraciones de la visión.3

Colorantes:

Amarillo 5 (tartrazina). Colorante sintético ampliamente utilizado en la industria para agregar o restaurar el color de los alimentos, según las recomendaciones de la FAO/OMS su ingesta debe ser menor de 7.5 mg por kg de peso corporal.

En cuanto a legislación europea y norteamericana concuerdan con que puede generar sensibilidad aún en dosis reglamentarias. Se presenta principalmente como urticaria, asma y/o dermatitis por contacto.

En niños este colorante se ha asociado a trastorno de hiperactividad y déficit de atención (THDA).4

Etiquetado:

En la cara frontal del etiquetado se destaca que el producto es bajo en grasa.

En la parte inferior se observa el contenido total y los porcentajes del aporte de nutrimentos por porción, así como el número de porciones por envase.

Pero para lograr entender esta parte de los porcentajes se necesita realizar operaciones matemáticas y conocer cantidades adecuadas de consumo. Es por ello que la interpretación del etiquetado se vuelve compleja.5

De hecho, este etiquetado no permite al consumidor conocer que este producto es ALTO en sodio, cuando se toma en cuenta que en tan solo 15 ml contiene una cantidad considerable como lo son 141 mg de sodio y se aplican los valores de referencia del etiquetado usado en Chile para definir cuando un producto es alto en este nutrimento.

En la cara trasera del etiquetado se muestra la tabla nutrimental, ingredientes y una leyenda que menciona que contiene derivados lácteos, de soya y tartrazina, así como se destaca que por porción aporta 18 calorías.

Sin embargo, no hay leyendas precautorias haciendo referencia a posibles efectos adversos del consumo de glutamato monosódico y tartrazina.

También se omiten las cantidades específicas de los mismos, administradas en el producto.6

México no cuenta con la regulación necesaria en materia de etiquetado para transmitir la información nutrimental en forma clara a los consumidores.

Nuestra valoración:

No se recomienda su consumo habitual por la numerosa cantidad de ingredientes.

Te proponemos:

Elaborar aderezos con ingredientes caseros como aceite de oliva, especias o vinagre balsámico.

_____________________________________

  1. Rogers PJ, Blundell JE. Umami and appetite: effects of monosodium glutamate on hunger and food intake in human subjects. Physiol Behav. 1990 Dec;48(6):801-4. Disponible en: www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2087510.
  2. Hermanussen M, García AP, Sunder M, Voigt M, Salazar V, Tresguerres JA. Obesity, voracity and short stature: the impact of glutamate on the regulation of apetite. Eur J Clin Nutr. 2006 Jan; 60(1):25-31.
  3. The Potential TBHQ Dangers. 2018, de Healthline Media Sitio web: www.healthline.com/health/food-nutrition/potential-tbhq-dangers#1.
  4. CSPI. (2016) The Science Linking Food Dyes with Impacts on Children’s Behavior. Center for Science in the Public Interest. Disponible en: cspinet.org/sites/default/files/attachment/science%20linking%20food%20dyes.pdf.
  5. De la Cruz-Góngora V, Torres P, Contreras-Manzano A, de la Mota AJ, Mundo-Rosas V, Villalpando S, Rodríguez-Oliveros G. Understanding and acceptability by Hispanic consumers of four front-of-pack food labels. Int J Behav Nutr Physic Act. 2017;14(1):28.
  6. Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria.

Notas relacionadas

Radiografía de… Danonino para el lunch sabor fresa > leer

Radiografía de… Kracao de Ricolino, barra de chocolate amargo y pepita con sal > leer

Radiografía de… Del Valle Coco & Nada > leer

El poder de… El trigo > leer

Un menú práctico, saludable y barato #75 / Menú con ¡el poder de los quelites! > leer