Capturan chatarreras Cruzada Nacional contra el Hambre

16 abril, 2013 | : Salud, Empresas, Salud nutricional

El hambre no puede combatirse con comida chatarra. En una misma familia mexicana es común encontrar las dos expresiones de la malnutrición: desnutrición y obesidad. La Cruzada Nacional contra el Hambre se encuentra capturada por las empresas de comida chatarra. La participación de Nestlé y PepsiCo tendrá como consecuencia un grave impacto en los productores de campo, agudizando el hambre, la pobreza, la obesidad y la diabetes en el país. Conjugar el asistencialismo público con la filantropía privada es el mejor camino de la preservación de la desigualdad y la pobreza en México.

16 abril 2013. Organizaciones integrantes de la ALIANZA POR LA SALUD ALIMENTARIA señalamos que la incorporación de Nestlé y PepsiCo, así como otras empresas productoras y comercializadores de comida chatarra y refrescos agudizarán los graves problemas de malnutrición que vive el país, en especial en comunidades pobres en donde se padece desde desnutrición y anemia hasta la obesidad y diabetes.

“Mientras mueren alrededor de 10,000 personas al año por hambre en el país, otras 90,000 fallecen por diabetes. El Estado quiere ver estos dos flagelos independientes como expresiones de problemáticas diferentes. En una misma familia pobre es común encontrar las dos expresiones de la malnutrición: desnutrición y obesidad. Si se hubiera querido enfrentar esta situación de manera seria, con base en la evidencia científica no se hubiera lanzado una cruzada contra el hambre sino una campaña en contra de la malnutrición que tendría que estar dirigida a enfrentar los hábitos de los deterioros alimentarios, enfrentar de manera decidida el consumo de refrescos y comida chatarra, y en recuperar la muy rica tradición alimentaria del país”, afirmó Alejandro Calvillo, nuestro director de El Poder del Consumidor.

Por su parte, Fernando Celis, Director de las Organizaciones Cafetaleras (CNOC) señaló que “la empresa Nestlé es el mejor ejemplo del poder económico y político, y de los privilegios que tienen las empresas agroalimentarias transnacionales en México en detrimento de los campesinos del país. Nestlé ha dominado el mercado nacional importando café de mala calidad del extranjero recibiendo subsidios del Estado que no reciben los productores nacionales de café y favoreciéndose de las excepciones fiscales han bloqueado cualquier medida que favorezca a los productores nacionales, como la revisión de importaciones, la promoción interna de café de calidad y dominado el organismo para el sector (AMECAFE)”.

Fernando Celis señaló que la inclusión de este tipo de empresas en la Cruzada Nacional contra el Hambre afectará directamente a medio millón de productores de café que hay en México, lo que significa un empobrecimiento de las familias y comunidades indígenas productoras.

“En nuestro país el 96% de la producción es de café arábigo (buena calidad) y un 4% de café robusta (mala calidad). Siendo este último el principal insumo para empresas como Nestlé”, comentó.

En tanto, Víctor Suárez de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productoras del Campo (ANEC) aseguró que “los convenios que en días pasados se han llevado a cabo por parte de Nestlé y PepsiCo para participar en la Cruzada Nacional contra el Hambre reflejan el peor de los caminos para erradicar la pobreza alimentara en nuestro país. Por el contrario, este método de conjugar el asistencialismo público con la filantropía privada es el mejor camino de la preservación de la desigualdad y la pobreza en México. Además, gran parte de los insumos de estas empresas provienen del exterior. Un ejemplo son las importaciones de azúcar de alta fructuosa que generan la caída en la producción del azúcar de caña, lo mismo ocurre con cultivos como la papa y el maíz, lo que nos llevará a un abandono absoluto de la agricultura nacional”.

Finalmente, Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente de El Barzón, se pronunció porque se replantee la Cruzada Nacional contra el Hambre de forma radical, donde el apoyo principal sea hacia los campesinos: “resulta ridículo que acabe de sacarse una reforma en materia educativa, donde la Constitución establece que debe salir la comida chatarra de las escuelas para ofertar solamente alimentos saludables y la columna vertebral de la Cruzada ahora tiene a las empresas que controlan 90% de esas comidas en las escuelas, lo que significa alimentar a los más pobres con comida chatarra”.

Las organizaciones coincidieron en que la Cruzada Nacional contra el Hambre se encuentra capturada por las empresas de comida chatarra, su participación tendrá como consecuencia un grave impacto en los productores de campo, agudizando el hambre, la pobreza, la obesidad y la diabetes en el país.

Recordaron que las acciones que se deberían estar llevando a cabo para erradicar la pobreza alimentaria en 28 millones de mexicanos serían: el apoyo al campo, una red de abasto y distribución que incluya a productores, fortalecimiento de los mercados locales y regionales, la producción local de alimentos, reconstrucción de una cadena de acopio y distribución que incluya principalmente granos, programas que garanticen el acceso a agua para beber en todas las comunidades del país y, por último, sancionar las prácticas monopólicas de las empresas agroalimentarias.

Notas relacionadas

No al conflicto de interés en Cruzada contra el Hambre > leer

Necesaria la participación de las ONG en el PND 2013-18 > leer

Incumplen compromiso de publicidad infantil > leer

Conclusiones foro sobre obesidad en Latinoamérica > leer

Empresas obstaculizan reducción de obesidad > leer