Demandamos acciones urgentes para combatir la contaminación por plástico y los daños a la salud por el consumo de comida chatarra en México

11 marzo, 2021 | : Salud, Prensa, Salud nutricional

Banner del foro ¿Tu alimentación es ultraprocesada y plástica? Cómo reducir la contaminación desde tu plato

  • Las mismas megacorporaciones que tienen una gran responsabilidad en las epidemias globales de obesidad y diabetes, son las principales responsables de la contaminación por plásticos del planeta, encabezadas por Coca-Cola, Nestlé y PepsiCo.
  • Organizaciones civiles llamamos a los gobiernos, las empresas y a las personas consumidoras a actuar de forma integral para atacar el problema desde la raíz.

11 marzo, 2021. Con motivo del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores* que este año se dedica a concientizar sobre la contaminación por plásticos, las y los expertos reunidos en el foro ¿Tu alimentación es ultraprocesada y plástica? Cómo reducir la contaminación desde tu plato hicieron un llamado a gobiernos, empresas y población consumidora para realizar acciones integrales y concretas que combatan la contaminación por plásticos.

Se estima que para el 2050 habrá más plástico en los océanos que peces y que aproximadamente 8 millones de plásticos entran en los océanos cada año. El mayor problema son los plásticos de un solo uso y estos en su mayoría se derivan de los empaques, envolturas y botellas.

En el mundo se fabrican más de 400 millones de toneladas de plásticos cada año. El empacado y envasado representa más de un tercio de estos. Tan sólo en Estados Unidos se estimó que para 2017 el valor de la industria del empaquetado era de $277.9 mil millones con una tendencia de crecimiento de más del 5% para el 2018 (Atlas del plástico 2019).

De acuerdo con el informe mundial de Break Free From Plastics, las 3 marcas que más generan contaminación por plástico corresponden a la industria de alimentos y bebidas ultraproceados, que son también responsables de las epidemias globales de obesidad y diabetes: Coca-Cola, Nestlé y PepsiCo.

Ornela Garelli, especialista en consumo responsable y cambio climático de Greenpeace México, declaró que: “El consumo de plásticos de un solo uso es funcional al modelo capitalista basado en la producción en masa y en el sobreconsumo. Los plásticos permiten a las grandes empresas refresqueras y alimentarias empacar, almacenar, distribuir y comercializar sus productos, los cuales, además de representar un daño a la salud, contribuyen a la generación de residuos que inundan el planeta. Botellas de refrescos, bolsas de papitas, empaques de golosinas, todo está llegando a nuestros ecosistemas. Por ello, las empresas deben asumir su responsabilidad y transitar hacia sistemas de distribución libres de empaque o basados en la reutilización. Necesitamos un cambio de paradigma, donde dejemos atrás la cultura del usar y tirar.”

La industria de alimentos y bebidas ultraprocesados ha implementado amplias campañas de supuesta responsabilidad social –greenwashing– para comunicar sobre cómo emplean el reciclaje de sus propios productos para combatir el problema. Pero la realidad es que únicamente el 10% de los más de 9.2 millones de toneladas de plásticos fabricados desde la década de 1950 hasta la actualidad se han reciclado (Atlas del plástico 2019). Además del alto gasto energético para reciclar envases, en lugar de ser reutilizables.

Aunque aún se requieren más investigaciones sobre los efectos para la salud por la fabricación y consumo de plásticos, algunos estudios han revelado cifras preocupantes.

De acuerdo con el Atlas del Plástico 2019, un estudio de la Universidad de Newcastle, en Australia, estima que una persona puede ingerir hasta 5 gramos de plástico por semana, un equivalente a una tarjeta de crédito.

Y otro realizado en Canadá, encontró que las personas que beben agua de botellas plásticas ingieren cerca de 130 mil partículas microplásticas por año con solo 4 mil en comparación con quienes toman agua de la llave.

El daño a la salud no sólo deriva de la contaminación por plásticos y de la ingesta de los mismos y sus micropartículas, el consumo de productos ultraprocesados, que en su mayoría utilizan plásticos de un solo uso, es responsable también de las principales causas de enfermedad y muerte en México, entre ellas, la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer, señaló Paulina Magaña, coordinadora de la campaña de Salud Alimentaria de Poder del Consumidor.

Con la actual pandemia y el distanciamiento social, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reportó que en todo el mundo las personas solicitan alimentos en sus domicilios que llegan en contenedores de unicel, acompañados por cubiertos de plástico y forrados en ese mismo material, lo cual agrava la problemática llevando los plásticos a regiones remotas como el ártico y al fondo de los océanos, comentó Mercedes López Martínez, directora de la Asociación de Consumidores Orgánicos en México.

Y añadió: “Es importante que las personas consumidoras hagan un cambio dejando de consumir alimentos procesados y opten por alimentos orgánicos, agroecológicos, locales, frescos y de calidad que no sólo impactan positivamente en su salud, sino que también contribuyen a mejorar y regenerar la tierra, sin el uso de agrotóxicos que han contribuido al calentamiento del planeta, a la degradación de la salud de quienes siembran y consumen esos alimentos, así como a la contaminación del agua, el aire y a matar los insectos polinizadores.”

Mercedes López finalizó su intervención haciendo hincapié en que las personas consumidoras tenemos el poder en nuestras manos de cambiar el modelo de consumo de comida ultraprocesada que, aparte de enfermarnos y dañar nuestra economía, produce basura, para optar por alimentos sanos, locales y regenerativos, fortaleciendo la economía campesina.

En los últimos años en el mundo y en México se han impulsado iniciativas para disminuir el consumo de plásticos de un solo uso, como las bolsas y popotes, sin embargo, aunque son iniciativas importantes que pueden abrir la puerta para generar conciencia entre la población, resultan insuficientes cuando enfrentamos un contexto como el de México que ocupa el cuarto lugar en la producción mundial de envases de PET, después de Estados Unidos, China y toda la Unión Europea.

Con respecto al tema, Esteban García-Peña, director de campañas en pesquerías de Oceana México y representante de la Alianza México Sin Plástico, declaró: “Rodeada de simulaciones y engaños desde la industria, así como una enorme discrecionalidad, inefectividad y falta de voluntad política por parte de autoridades y Congreso, la contaminación plástica crece imparable, afectando los ecosistemas y formas de vida en la tierra. Detener la contaminación plástica sólo será posible si contamos con una regulación nacional que obligue una mayor responsabilidad a productores e importadores, reduzca la producción de plásticos desechables desde su origen y elimine la contaminación plástica con una perspectiva ambiental y de salud pública”.

Este panorama peligroso para el medio ambiente, nuestros ecosistemas y la salud, ha motivado la creación de alternativas de consumo como el Chapala Lake Farmers Market en Ajijic, Jalisco. Su representante, Saúl Polino Cabañas recalcó que: “Es importante que además de transitar hacia hábitos alimenticios más saludables, optando por alimentos agroecológicos, naturales, frescos, artesanales, locales y de temporada, podamos avanzar hacia una distribución de los mismos que esté libre de plásticos y de otros desechables. De esta forma, podemos asegurar que nuestros hábitos de consumo en alimentos y bebidas son saludables, no sólo para nosotros mismos sino también para el planeta que habitamos. Las personas consumidoras son una pieza clave en esta transición, ya que con nuestras decisiones de consumo podemos apoyar el fortalecimiento de iniciativas que nos brinden alternativas libres de plástico. Es importante que como consumidoras apoyemos estos esfuerzos y en lugar de pedir una bolsa plástica, digamos ‘sin bolsa, por favor’, y llevemos nuestros propios recipientes y otras alternativas reusables”.

Las organizaciones hicimos un llamado a los gobiernos a implementar políticas públicas integrales que combatan el problema desde la raíz y para que las personas consumidoras realmente cuenten con opciones para sustituir los plásticos de un solo uso e implementen sistemas de manejo de residuos sostenibles.

A las empresas para que se responsabilicen por el crecimiento desmedido en la generación de plásticos de un solo uso, empleando medidas reales que incluyan la inversión en nuevos modelos de producción y distribución.

A las y los consumidores para que desde la responsabilidad que implica el consumo también consideren los impactos para la salud y el medio ambiente. Una forma de realizar esto es la disminución en el consumo de productos ultraprocesados y bebidas azucaradas, prefiriendo los alimentos frescos y naturales.

Las organizaciones señalamos que se puede pedir a las y los consumidores actuar de forma responsable, pero el problema no será resuelto hasta que no se establezcan regulaciones efectivas para que las opciones más asequibles, las más fáciles de tomar, sean las que respetan el planeta y la salud de las personas y que aquellas que representan una amenaza al medio ambiente y a nuestra salud resulten las opciones más difíciles y más costosas.

Lo que ocurre actualmente es lo contrario, vivimos en un sistema que privilegia en el mercado el consumo voraz y depredador con el fin de garantizar ganancias a las corporaciones. Esto es lo que está acabando con el planeta y la salud. Estamos a tiempo de revertir esta tendencia.

El foro puede recuperarse de este enlace https://fb.watch/4a5y4t6QBg/

_____________________

* El Día Mundial de los Derechos del Consumidor se celebra cada año el 15 de marzo para poner de manifiesto la importancia de la protección y el empoderamiento de los consumidores.

En un esfuerzo coordinado por Consumers International, la organización de miembros de grupos de consumidores de todo el mundo, en 2021 se destaca el papel de los consumidores y la defensa del consumidor en la lucha contra la contaminación por plástico.

Referencias:

Descarga de archivos

Presentación Ornela Garelli, de Greenpeace México > descargar (PDF, 2 Mb)

Presentación Esteban García-Peña, de Oceana México y la Alianza México Sin Plástico > descargar (PDF, 2 Mb)

Presentación Saúl Polino, de Chapala Lake Farmers Market en Ajijic, Jalisco > descargar (PDF, 6 Mb)

Boletín de prensa > descargar (PDF, 138 Kb)

Notas relacionadas

Denunciamos organizaciones de la sociedad civil graves consecuencias de la “Ley Combustóleo” > leer

Organismos internacionales, nacionales, académicos y sociedad civil, llaman a realizar un trabajo integral para frenar la obesidad en México > leer

Aplauden salida de personajes y llaman a regular toda la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a la infancia como medida de salud pública > leer

Organizaciones civiles instamos al secretario de Salud de Oaxaca a cumplir ley antichatarra > leer

El aumento del uso de combustibles fósiles en la generación eléctrica eleva el riesgo social, ambiental y en derechos humanos: ONG > leer