El Poder de… El chile poblano

29 abril, 2016 | : Análisis de productos

chile-poblano

  • El chile poblano es rico en vitamina C, así como en clorofila, antioxidantes que protegen nuestras células.
  • En algunos estados de la República Mexicana se les conoce como chile corazón, miahuateco, joto o roque.
  • Es una excelente opción para agregar verdura a tus platillos.

Por: Fiorella Espinosa, con la colaboración de Constanza Olivares

29 abril 2016. No te pierdas nuestras nuevas radiografías que muestran el poder de alimentos saludables.

¿Qué es el chile poblano?

Es el fruto de la planta de una de las variedades del Capsicum annuu. Es una variedad de mayor tamaño que otros chiles, con menor grado de picor y con mayor carnosidad.

Su nombre se debe a que presumiblemente los primero cultivos se dieron en el estado de Puebla, en centro de la República Mexicana. En algunas regiones del país también se le conoce como chile corazón, miahuateco, joto o roque.

Actualmente, los estados con mayor producción de chile poblano son Aguascalientes, Chihuahua, Colima, Durango, Jalisco, Puebla y Sinaloa.

El chile poblano se encuentra dentro de la variedad de chiles con mayor producción en México, después del jalapeño y serrano.

¿Qué nutrimentos te aporta?

La principal característica nutrimental notable del chile poblano es su alto contenido en vitamina C, también llamada ácido ascórbico.

Una pieza de chile poblano contiene más de 200 mg de vitamina C, es decir, más de 3 veces la recomendación diaria. Esta vitamina actúa como importante antioxidante que protege del daño que ejercen los llamados “radicales libres” —generados por una mala alimentación, fumar y ejercicio excesivo— y que pueden llevar a enfermedades como algunos tipos de cáncer.

Además, la vitamina C coadyuva en la generación de colágeno, un tipo de tejido necesario para los huesos, encías y vasos sanguíneos.

Por si fuera poco, la vitamina C permite una mejor absorción de hierro, por lo que se recomienda combinar con alimentos ricos en este mineral, por ejemplo, frijoles o carne.

Su color verde indica que contiene clorofila, la cual también tiene efectos antioxidantes, aunque esta se pierde fácilmente durante la cocción.

Como la mayoría de las verduras, el chile poblano también es fuente de fibra, soluble e insoluble, que ayudan a controlar los niveles de glucosa en la sangre, así como el colesterol.

Además, por su alto contenido de agua y el volumen que ocupa nos genera una sensación de saciedad y satisfacción, evitando que consumamos otros alimentos no saludables entre comidas.

¿Cuanto cuesta?

El precio es muy variable dentro de la República Mexicana, se puede encontrar desde $12 hasta $30 pesos el kilo, de acuerdo con información de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca) y Profeco.

Se menciona que actualmente se importa chile poblano producido en China que es más barato que el mexicano, lo que ha ocasionado que productores mexicanos dejen de producirlo. Por ello, los invitamos a indagar el origen del chile al momento de comprarlo y preferir el producto nacional, en beneficio de nuestros pequeños productores.

¿Cómo se recomienda consumirlo?

Lo primero que hay que hacer para consumir chile poblano es quitar la piel, ya que no se digiere fácilmente. Para ello lo más común es asar directamente sobre la flama o en el comal, se deja sudar dentro de una bolsa de plástico y se retira la piel.

Aunque en general el chile poblano tiene un bajo nivel de picor comparado con otros chiles, es recomendable quitar las venas y semillas, y si es necesario dejar remojando en agua salada y un poco de vinagre durante 30 minutos para estar seguros de que no piquen.

Probablemente la forma más común en la que consumimos el chile poblano es relleno, ya sea el tradicional chile en nogada o de preparación más sencilla, relleno de queso o carne en caldillo de jitomate.

Aquí te damos otras recetas originales para incorporar el chile poblano a tu alimentación.

¿Sabías qué?

La mayoría del chile poblano se comercializa en forma fresca (70-80%), y el resto se deshidrata y se conoce como chile ancho o mulato.

_____________________________________

Referencias:

Montalvo‐González E., González‐Espinoza N. G., García‐Galindo H. S., Tovar‐Gómez B., Mata‐Montes de Oca M. (2009). Efecto del etileno exógeno sobre la desverdización del chile ‘poblano’ en poscosecha. Revista Chapingo. Serie horticultura. 15(2):189‐197.

Encuentra aquí recetas con chile poblano

Chileatole de hongos, quelites y chile poblano

Una excelente receta para recuperar la dieta tradicional…

chile-poblano-chileatoleIngredientes:

• 2 litros de caldo

• 250 g de masa

• 300 g de quelites (cenizos o quintoniles), limpios y desinfectados

• 350 g de champiñones, limpios, rebanados finamente

• 2 chiles poblanos, asados, pelados, abiertos, retirados el rabito y las semillas

• ¼ de cebolla blanca

• 1 diente de ajo, pelado • 1 rama de epazote (sólo hojas) • 2 ramas de cilantro (sólo hojas) • 1 rama de hierbabuena (sólo hojas) • c/s de sal

Preparación:

1. Diluir la masa en 1 taza del caldo, colar y reservar.

2. Moler los chiles poblanos con la cebolla, el ajo, las hierbas aromáticas y ½ taza del caldo. Reservar.

3. Calentar el caldo de pollo en una olla a fuego alto. Al hervor, disminuir el fuego y agregar la masa diluida. Mover constantemente hasta la masa quede cocida.

4. Añadir la mezcla de chiles, los hongos y los quelites. Mantener en el fuego 3 minutos más. Sazonar.

5. Servir de inmediato en tazones hondos o jarritos de barro acompañado de tortillas de maíz calientes.

Receta de mexicoentumesa.mx/recetas/chileatole-de-hongos-y-quelites.html  

Sopa de flor de calabaza y chile poblano

Para 5 porciones:

Ingredientes:

• ¼ pza de cebolla grande picada finamente

• ½ kg de flor de calabaza

• 1 diente de ajo

• 2 jitomates medianos sin piel y picados

• ½ pza chile chipotle muy picado

• ½ litro de caldo de pollo

• 1 elote desgranado

• 2 chiles poblanos asados y desvenados

• ¼ kg de champiñones lavados y picados

• 1 hoja de laurel

• Tomillo

• Aceite vegetal de su preferencia

• Sal y pimienta

• Aguacate en cubos

Preparación:

1. Sofreír el ajo y la cebolla en el aceite hasta sancochar.

2. Agregar el chile poblano en rajas, los granos de elote y la flor de calabaza limpia y picada, y dejar sofreír un rato.

3. Añadir los champiñones, el chile chipotle y después de 10 minutos los jitomates, hasta que se cuezan.

4. Sazonar con sal, pimienta, laurel y tomillo.

5. Verter el caldo de pollo y dejar hervir por unos 20 minutos.

6. Servir con cubos de aguacate.

Receta adaptada de www.kiwilimon.com  

Enchiladas en salsa de poblano y cacahuate

Para 5 porciones:

Ingredientes:

chile-poblano-enchiladas• 2 tazas de carne de pollo, cocida y deshebrada

• 3 chiles poblanos, asados, pelados y sin semillas

• 1 taza de crema

• 3 cucharadas de aceite

• ¼ de cacahuates naturales con sal

• 1 taza de leche

• 12 tortillas, calientes

• Queso fresco, desmoronado

Preparación: 10 min › Cocción: 5 min › Listo en: 15 min

1. En una sartén con 1 cucharadita de aceite caliente fríe ligeramente el cacahuate, cuidando que no se dore.

2. Licúa juntos el chile poblano, cacahuate, crema, leche y sal.

3. Calienta 2 cucharadas de aceite en un sartén a fuego medio y vierte la salsa anterior. Cocina durante 5 minutos para que se sazone bien.

4. Mientras, calienta la carne de pollo en el microondas por 1 minuto.

5. Rellena las tortillas con la pechuga desmenuzada, enróllalas en forma de taco y colócalas en una sartén amplia y engrasada a fuego medio. Voltéalas para que se calienten uniformemente.

6. Una vez listas, báñalas con la salsa verde. Sirve con crema, queso y cacahuates picados.

Nota: El tener las enchiladas en una sartén te permite conservarlas calientes mientras las sirves.

Recetas adaptadas de allrecipes.com.mx  

Huevos ahogados con chile poblano

Para 5 porciones:

Ingredientes:

• 8 huevos

• 4 chiles poblanos

• 1 trozo de cebolla

• 1 taza de puré de tomate natural

• Caldo de pollo

• Pimienta negra molida

• Sal

Preparación:

1. En una cacerola calentar el aceite. Sofreír la cebolla picada finamente y los chiles en rajas. Cocinar por 5 minutos y agregar el puré de los tomates, añadir el agua y sazonar con sal y pimienta.

2. Revolver bien y hervir 5 minutos.

3. Ir reventando los huevos de uno en uno en la salsa.

4. Cocinar a fuego medio por 20 minutos.

Recetas adaptadas de www.ecuisine.mx  

Notas relacionadas

El Poder de… La lenteja > leer

El poder de… El mango > leer

El poder de… El maíz > leer

Un menú práctico, saludable y barato #68 >leer

Radiografía de… Yoplait licuado con fresa y granola (330 g, 1 bote) > leer