Radiografía de… Agüitas Pureza Nestlé 330 ml

8 noviembre, 2011 | : Análisis de productos

8 noviembre 2011. Esta bebida, destinada por la industria que la produce al público infantil, dista mucho de ser la mejor opción para el consumo de niños y niñas. Otro ejemplo claro de los productos que exageran sus propiedades y mienten en su etiqueta para engañar al público consumidor. La realidad aflora al observar la radiografía con la que la nutrióloga Xaviera Cabada, coordinadora de Salud Alimentaria en El Poder del Consumidor, nos desentraña las verdaderas características y el valor nutricional de este producto.

Bebida Agüitas Pureza Nestlé sabor uva (330 ml, 1½ taza):

Azúcar:

15.2 gramos por envase, que equivale a 3 cucharadas cafeteras de azúcar, lo cual representa del 75% a 100% de la azúcar que un niño debe consumir para todo el día. De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón la cantidad de azúcar máximo tolerada diaria para un niño es de 3 a 4 cucharadas cafeteras de azúcar.

Sodio:

51 miligramos. Cabe recordar que en bebidas y refrescos se emplea sodio para diluir el sabor tan dulce, de otra forma el cuerpo difícilmente podría aceptar ingerir el líquido sin sentir nauseas o sensación de rechazo.

Colorantes:

Continene Caramelo IV, elaborado con amonios y sufuros que al calentarlos producen unos supbroductos llamados 2-metilimidazol y 4-metilimidazol (2-MI y 4-MI), los cuales causan cáncer, como se ha demostrado en varios estudios.

Etiquetado:

Contiene personajes de caricaturas, lo cual induce a creer que son para niños, así como su presentación pequeña y con tapa de botella deportiva.

Dice que es ‘de uva’ y trae una imagen de uvas, pero en los ingredientes la cantidad de uva es muy poca (apenas un 5%). También dice que es ‘reducido en azúcar’, pero engaña con ello pues si se compara con lo establecido por Asociación Americana del Corazón resulta sumamente alto en azúcar.

Ingredientes:

Contiene sucralosa, también conocida como Splenda y Acesulfame K, los cuales son edulcorantes no calóricos. Está establecido a nivel mundial que los edulcorantes no calóricos no se recomiendan para niños. Además de que aún no se conocen todos los impactos que pueden tener en el organismo y mucho menos en los niños, se ha establecido que los edulcorantes no calóricos mantienen el gusto por los sabores dulces intensos, lo cual no permite que haya un cambio de hábitos de alimentación, ya que el niño por estar acostumbrado a sabores tan intensos difícilmente aceptará sabores de los alimentos naturales, como las verduras o los cereales integrales o hidratarse con agua (ver: “Consumo de bebidas para una vida saludable: recomendaciones para la población mexicana”: http://www.cienciasdelasalud.edu.ar/powerpoints/bebidas_artic.pdf).

Además contiene benzoato de sodio, el cual se ha observado estar asociado a cambios en la conducta de los niños provocando hiperactividad y déficit de atención (ver: “The effects of a double blind, placebo controlled, artificial food colourings and benzoate preservative challenge on hyperactivityin a general population sample of preschool children”: http://www.cspinet.org/new/pdf/bateman.pdf)

Contiene EDTA y la principal toxicidad del EDTA ocurre en el riñón. Las dosis repetidas puede causar anomalías en el túbulo contorneado distal (donde se producen los desechos y sustancias en exceso que no se filtran en la cápsula de Bowman del riñón se filtran aquí).

Valoración general:

No recomendado para consumo habitual en adultos. Tampoco se recomienda para el consumo infantil, porque contiene Caramelo IV, que como se ha demostrado en diversos estudios es cancerígeno. No vale la pena exponer a los niños a químicos tan fuertes como lo es el 4-metilimidazol y provocar riesgos en salud, como se sabe. Mucho menos por productos que lo utilizan por cuestiones meramente estéticas.

Además de contener altos niveles de azúcar, contiene edulcorantes no calóricos. ¿Cuál es el sentido de esto? ¿Porqué añadir a una bebida azúcar, edulcorantes y además sodio? Tal vez para provocar el gusto por lo dulce, precisamente. La cantidad de azúcar es excesiva, lo cual se asocia a tener mayor riesgo a padecer diabetes mellitus a mediano plazo.

Consumir bebidas con tanta azúcar es de alto riego, más si contienen aditivos que pueden causar daño a la salud, como lo indican varios estudios. No vale la pena exponer al organismo a recibir algún daño a través de la ingesta de dichas bebidas, siendo que existen alternativas totalmente viables y mucho más baratas.

Alternativa:

Uvas cortadas a la mitad, para que el niño se las coma más fácilmente al quitarle las semillas y evitar el riesgo de que se atoren en su garganta, y para tomar, sencillamente usar agua simple.

Nota: Es importante acostumbrar a los niños a que tomen agua simple. Es la mejor forma de hidratar el cuerpo y es la opción más saludable tanto para niños como para adultos.

Notas relacionadas

Radiografía de… Coca-Cola (355 ml, 1 lata) > leer

Respondemos a Coca-Cola > leer

Demandamos retirar colorante tóxico de Coca Cola > leer

Pedimos imponer impuesto a los refrescos > leer

Radiografía de… Valle Frut de 600 ml > leer

Radiografía de productos: Bonafont Kids 300 ml > leer

Cereales de caja: mucha azúcar y pocos nutrientes > leer

Radiografía de productos: Corn Pops 30 g > leer

Radiografía de productos: Zucaritas 40 g > leer

Radiografía de productos: Froot Loops 25 g > leer

Radiografía de productos: Chocokrispis 30 g >leer

Un menú práctico, saludable y barato #18 >leer

Relegamos alimentos naturales por industrializados > leer

Invade colorantes los alimentos en las escuelas > leer

La sal, tan adictiva como la cocaína o heroína > leer