Radiografía de… Galletas Giro de Gamesa (76 g., paquete de ocho galletas)

24 Marzo, 2014 | : Análisis de productos

galletas giro3• Contiene 26 gramos de azúcar o cinco cucharadas cafeteras por paquete.

• Contiene colorantes asociados a cambios en la conducta en niños y niñas como déficit de atención e hiperactividad.

• Para una o un adolescente (a quien va dirigida la publicidad), un paquete cubre el 100% de la recomendación de azúcar máxima tolerable para todo un día.
 

24 marzo 2014. De las calorías totales contenidas en este producto, el 40% provienen sólo del azúcar.

Observa la radiografía completa con la que la nutrióloga Xaviera Cabada, coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, nos desentraña las verdaderas características y el valor nutricional de este producto.

 

Galletas Giro de Gamesa (76 gramos, un paquete de ocho galletas):

 

Azúcar:

El paquete de ocho galletas contiene 26 gramos de azúcar, que equivale a cinco cucharadas cafeteras de azúcar, lo cual cubre del 75 al 100% de lo máximo tolerado de azúcar para un adulto para todo el día, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, pues este organismo indica que la cantidad de azúcar máxima tolerada para un adulto debe ser de cinco (mujeres) a siete (hombres) cucharadas cafeteras de azúcar para todo un día.

Si un niño se come un paquete de estas galletas, entonces consumiría del 131 a 175% de la cantidad de azúcar máxima tolerada diaria para un niño o niña, ya que la ingesta máxima tolerada de azúcar añadida para niño debe ser no mayor de tres a cuatro cucharadas cafeteras para todo el día, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido nuevas recomendaciones de cantidad máxima tolerable de azúcares añadidos para las personas, estableciendo como sugerencia un 5% del requerimiento energético total o 25 gramos, lo que equivale a cinco cucharadas cafeteras.

Un solo paquete de galletas Giro de Gamesa cubre el 100%, de acuerdo con este criterio de la OMS.

De las calorías totales contenidas en el producto, el 40% provienen sólo del azúcar.

El primer ingrediente es harina refinada, la cual tiene el mismo índice glicémico que el azúcar, es decir, se absorben de forma similar, mientras que el segundo ingrediente es azúcar.

La cantidad de azúcar que contiene este producto es alta, ya que con tan sólo un paquete cubre gran parte del azúcar máxima tolerada diaria para todos los grupos de edad; mucho más si se utiliza como opción para controlar el hambre mientras llega la hora de comida o con café durante una reunión.

Es común que las galletas se utilicen como opción para ofrecer a invitados en las reuniones sociales. Sin embargo, seguramente el anfitrión o anfitriona no tiene idea de la cantidad de azúcar que está ofreciendo.

 

Sodio:

270 miligramos.

La gran mayoría de los productos empaquetados contienen sodio.

En la actualidad uno de los principales problemas de salud que observamos en la población es la hipertensión. Y el alto consumo de sodio se ha asociado con padecimientos como la presión alta (hyper.ahajournals.org/content/Dietary Approaches to Prevent and Treat Hypertension.full).

 

Colorantes:

Contiene amarillo ocaso y rojo allura, colorantes que han sido asociados a cambios en la conducta en niños y niñas como déficit de atención e hiperactividad (www.cspinet.org/new/pdf/bateman.pdf).

 

Ingredientes:

Contiene harina de trigo, azúcar, grasa vegetal, TBHQ, palmitato de ascorbilo, tocoferoles, cocoa, jarabe de maíz de alta fructosa, leche en polvo, harina de maíz, pasta de cacao, almidón, sal yodada, saborizante, lecitina de soya, estearoil, lactato de sodio, amarillo ocaso, rojo allura, indigotina, hierro, ácido fólico, vitamina B12.

Se observa que este producto contiene dos tipos de endulzantes: azúcar y jarabe de maíz de alta fructosa.

Esto quiere decir que en el producto predomina la fructosa, ya que el azúcar también contiene moléculas de fructosa. Y se ha observado que los impactos metabólicos de la fructosa son mayores a los de la glucosa por sí sola (www.jci.org/articles/Consuming fructose-sweetened, not glucose-sweetened, beverages_).

También observamos que en la parte frontal del etiquetado se establece que es una “galleta fortificada con relleno sabor vainilla”, sin embargo en los ingredientes jamás se observa ni siquiera el “sabor vainilla”. Sólo se establece que contiene saborizante sin especificar qué tipo de saborizante, por lo que no se da a conocer al consumidor el contenido integral o total del producto.

El relleno es básicamente manteca vegetal endulzada.

Como parte de la publicidad se establece que es una “galleta de chocolate hecha con leche y ‘delicioso’ relleno sabor vainilla” y efectivamente en los ingredientes se observa que contiene leche en polvo, pero no es sino hasta el décimo lugar, mientras que el relleno es básicamente grasa vegetal (tercer ingrediente) y se desconoce qué tipo de saborizante contiene, ya que no se especifica.

 

Etiquetado:

El etiquetado frontal es muy divertido, basado en colores azul oscuro metálico con azul más claro, blanco y café oscuro.

En el centro se observa un diseño tipo “psicodélico” basado en círculos, con un espiral, con el nombre del producto enfrente y la imagen de una galleta de chocolate.

De acuerdo con este tipo de empaque es notorio que va dirigido a adolescentes. Y efectivamente en su publicidad utiliza adolescentes como parte de sus campañas.

Observamos que en la esquina derecha se encuentra la cantidad de calorías, a través del formato de los GDA, el cual ha sido un tipo de etiquetado realmente confuso propuesto por la misma industria.

La información que se proporciona es por tres galletas o 28.5 gramos.

Esto es un tanto engañoso, ya que el empaque contiene ocho galletas y no tres.

Los consumidores normalmente se comen el empaque completo, no medio paquete o una tercera parte. El paquete completo contiene 2 y media porciones.

De hecho, para calcular la cantidad de azúcares por el paquete completo resulta bastante complejo.

Un cálculo matemático de multiplicación con decimal suele ser mucho más difícil para calcular en la mente cuando normalmente los consumidores tan sólo cuentan con algunos segundos para tomar una decisión de compra.

Este tipo de etiquetados están diseñados para confundir al consumidor y no revelarle la cantidad de azúcar o ingredientes riesgosos que pudiese contener.

Por otro lado, vemos que en esta ocasión el empaque contiene un tipo de “promoción” llamado “Billetiza”, en el cual se establece que se pueden encontrar en el paquete billetes, producto gratis para degustar, descuentos y entradas al cine; el concurso está basado en que “todos ganan”. Aunque si el premio es otro producto con similares cantidades de azúcar y grasa añadidas no habrá ganancia alguna. Al contrario, la salud de la persona se verá perjudicada.

Es importante que los etiquetados sean sencillos y de fácil comprensión para el consumidor.

Un buen ejemplo es el etiquetado del semáforo, el cual indica con los colores del semáforo si algún producto es alto, moderado o bajo en los ingredientes como: azúcares, grasa total, grasa saturada, grasas trans y sodio.

De esta manera, los consumidores pueden ver rápidamente (en segundos), qué tanto le conviene un producto o no (www.food.gov.uk/scotland/scotnut/signposting/Front-of-pack nutrition labelling).

En México contamos con la Norma Oficial Méxicana de Etiquetado, la cual establece en el punto 4.1.1 que la información contenida en las etiquetas de los alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados debe ser veraz y describirse y presentarse de forma tal que no induzca a error al consumidor con respecto a la naturaleza y características del producto (www.dof.gob.mx/NOM051 05/04/2010.html).

En la misma norma, en el punto 4.2.10.1.3 se establece que: “Los datos que deben aparecer en la etiqueta deben indicarse con caracteres claros, visibles, indelebles y en colores contrastantes, fáciles de leer por el consumidor en circunstancias normales de compra y uso”.

Con el tipo de etiquetado que se observa en este producto hay una clara falta a la norma oficial.

El etiquetado es una de las pocas guías que tiene el consumidor para realmente saber qué está consumiendo, lo cual constituye un derecho.

Sin embargo, se observa que la industria de alimentos manipula los etiquetados para incrementar sus ventas y para hacer creer que sus productos son saludables.

En esta ocasión, la población “blanco” u objetivo son los adolescentes.

Recientemente se ha visto que para la gran industria de alimentos y bebidas los adolescentes son una “mina de oro”.

Una de las tácticas más eficaces para llegar a los adolescentes es utilizar alguna imagen sexualizada y así atraer más a este grupo de edad, como se puede observar en las siguientes imágenes.

galletas giro adolescentes

Este tipo de tácticas publicitarias son muy sofisticadas y estudiadas, y tienen como fin hacer más atractivos los productos y así incrementar el consumo entre la población a quien va dirigida (www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/Consumerism: its impact on the health of adolescents).

Luego, la industria se excusa estableciendo que dentro de la publicidad se emiten mensajes positivos y alentando a un consumo saludable, como se observa en la esquina inferior derecha de las imágenes publicitarias.

Sin embargo, dichos mensajes son poco visibles y no se equiparan con los mensajes inductivos al consumo que se establecen en el resto de la publicidad y etiquetados.

 

Valoración general:

No recomendado para consumo habitual.

No recomendado para niños y niñas por su alto contenido de azúcares y por contener colorantes asociados a cambios en la conducta en niños.

Los adolescentes lo pueden consumir esporádicamente como postre.

No vale la pena exponer al organismo a recibir algún daño a través de la ingesta de este tipo de productos, siendo que existen alternativas totalmente viables y mucho más económicas.

 

Alternativa:

Galleta integral casera de chocolate.

Nota: se pueden comprar galletas integrales caseras con algún productor local.

Las enfermedades crónicas, como obesidad y diabetes, no son una cuestión de “decisión personal”, ya que existe un fuerte engaño con referencia a lo que consumimos (www.youtube.com/The Fructose Epidemic – An Article by Dr Robert H. Lustig).

Notas relacionadas

Radiografía de… Galletas Marías de Gamesa (una porción de ocho galletas) > leer

Radiografía de… Roles de canela con pasas Bimbo (120 g.) > leer

Radiografía de… Galletas Arcoíris de Gamesa (75 g., un paquete) > leer

Radiografía de… Negrito (ahora llamado: Nito) Bimbo (62 g., un paquete) > leer

Radiografía de… Donas Bimbo (105 g., paquete con cuatro donas) > leer