Radiografía de… Nutri Grain con relleno, de Kellogg´s 39 g

17 mayo, 2012 | : Análisis de productos

17 mayo 2012. Otra barrita que se anuncia como saludable, pero no lo es. Su solo nombre induce a creer que es una barra de granos nutritiva, lo cual es totalmente engañoso, pues sus principales componentes son harina refinada, azúcar y aditivos.

Un ejemplo más de los productos que exageran sus propiedades y mienten en su etiqueta para engañar al público consumidor.

La realidad aflora al observar la radiografía con la que la nutrióloga Xaviera Cabada, coordinadora de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor, nos desentraña las verdaderas características y el valor nutricional de este producto.

 

Nutri Grain, barra de trigo con relleno de ciruela pasa, de Kellogg´s 39 gramos (1 paquete):

 

Azúcar:

14 gramos, aproximadamente tres cucharadas de azúcar por la barrita completa. Esto cubre del 43 al 60% de la azúcar máxima tolerada que un adulto puede consumir para todo el día, de acuerdo con la Asociación Americana del Corazón (AAC), pues la cantidad de azúcar máxima tolerada diaria para un adulto, conforme con la ACC, es de cinco a siete cucharadas cafeteras de azúcar para todo un día.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, establece que no se debe superar más del 10% de las calorías totales, no excediendo 10 cucharadas de azúcar añadida para todo el día.

Del total de las calorías del paquete completo (150 kcal), el 37% es de azúcar, es decir, más de la tercera parte es azúcar.

Del total de los carbohidratos, el 48% es azúcar, el resto es harina con una mínima parte de fibra (10%).

La barra es prácticamente azúcar y harina refinada, la cual metabólicamente se absorbe de manera similar al azúcar.

Asimismo, como se ha demostrado, a mayor ingesta de azúcar, mayor es la probabilidad de padecer síndrome metabólico y sus complicaciones.

Alguien que consume diario o frecuentemente este tipo de productos tiene mucho mayor riesgo a padecer obesidad y diabetes [ver Vasanti S Malik, et. al. “Intake of sugar-sweetened beverages and weight gain: a systematic review”, descargar (PDF, 163 Kb)].

Además, se ha observado que los altos consumos de azúcar provoca adicción, por lo cual, una vez que se convierte en hábito, es mucho más difícil dejarla de consumir [ver Carlo Colantuoni, et. al. “Evidence That Intermittent, Excessive Sugar Intake Causes Endogenous Opioid Dependence”, descargar (PDF, 200 Kb)].

 

Fibra:

1.5 gramos.

Es una dosis muy pequeña si se considera que la cantidad de fibra que se sugiere consumir para un adulto en todo el día es de más de 25 gramos provenientes de granos enteros, frutas y verduras (ver http://www.who.int/dietphysicalactivity/publications/trs916/en/gsfao_obesity.pdf).

 

Etiquetado:

Todo el empaque es morado con imágenes de ciruelas pasas, pero lo menos que contiene es ciruela pasa.

El nombre “Nutri Grain” induce a creer que es integral, ya que en inglés ‘Grain’ quiere decir ‘Grano’. La palabra ‘Nutri’ la asociamos con ‘Nutrición’. El solo nombre induce a creer que es una barra de granos nutritiva, lo cual es totalmente engañoso, pues sus principales componentes son harina refinada, azúcar y aditivos.

De acuerdo con la norma oficial para cereales y derivados se establece que harina integral es: “El producto obtenido de la molienda del grano de cereal que conserva su cáscara y sus otros constituyentes”.

En tanto que harina de trigo, por ejemplo, es: ”La obtenida de la molienda del trigo del grano maduro, entero, quebrado, y seco del género Triticum, L; de las especies T. vulgare, T. compactum y T. durum o mezclas de éstas, limpio, en el que se elimina gran parte del salvado y germen y el resto se tritura hasta obtener un grano de finura adecuada.” (Ver Norma Oficial Mexicana, NOM-247-SSA1-2008, Productos y servicios. Cereales y sus productos. Cereales, harinas de cereales, sémolas o semolinas. Alimentos a base de: cereales, semillas comestibles, de harinas, sémolas o semolinas o sus mezclas. Productos de panificación. Disposiciones y especificaciones sanitarias y nutrimentales. Métodos de prueba.)

Si bien contiene algo de salvado, no por ello se le puede considerar integral.

Es importante que el etiquetado no induzca al error, puesto que está claramente establecido en la norma oficial de etiquetado, NOM-051-SCFI/SSA1-2010, que la información no debe inducir a error y debe ser clara (ver http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5137518&fecha=05/04/2010).

 

Ingredientes:

Harina de trigo, azúcar, aceite de palma, salvado de trigo, trocitos confitados (los cuales están compuestos de: azúcar, sémola de maíz, jarabe de maíz, harina de trigo, aceite de soya, alidón modificado de maíz, agua, colorante caramelo clase III, rojo 40), huevo, carbonato de calcio, sal, saborizante natural y artificial a mantequilla, gluten de trigo, almidón de trigo, colorante caramelo clase IV, vit C, maltodextrina, leche descremada en polvo, vit E, cúrcuma, hierro reducido, niacina, zinc, vit A, vit B12, vit B6, B1, B2, ácido fólico.

Del relleno: azúcar, glucosa, dextrosa, preparado de fruta (3%, con puré de manzana, jugo de ciruela pasa natural concentrado, manzana en polvo), agua, almidón modificiado de tapioca, fructosa, pectina, ácido cítrico, colorante caramelo clase III, sal, lecitina de soya, saborizante natural y artificial a ciruela pasa, benzoatode sodio, sorbato de potasio, sulfito de sodio.

La barrita contiene 42 ingredientes, excluyendo de la lista las vitaminas, minerales y agua.

El profesor e investigador Michael Pollan, en su libro Food Rules, sugiere no consumir productos que contengas más de cinco ingredientes. Se ha observado que el consumo de productos ultra industrializados tiene impactos negativos en la salud, ya que son altos en azúcar, grasas, sal, harinas refinadas, bajos en fibra y micronutrientes. Además, estos productos contienen aditivos sintéticos, los cuales, como se ha demostrado, tienen asociación con algunos tipos de cánceres, como es el caso del caramelo IV (ver http://www.toxicola.org/) y cambios en la conducta, como hiperactividad y déficit de atención, en el caso del rojo 40 [ver Bateman B., et. al., “The effects of a double blind, placebo controlled, artificial food colourings and benzoate preservative challenge on hyperactivity in a general population sample of preschool children”, descargar (PDF, 236 Kb)].

El primer ingrediente es harina y el segundo es azúcar.

Hay ocho menciones de azúcar, en sus ingredientes, y de seis diferentes tipos.

Este producto es básicamente azúcar con harina y aditivos.

El alto consumo de azúcar y harinas refinadas está directamente asociado al síndrome metabólico (Ver Robert H. Lustig, et. al. “The toxic truth about sugar”, http://ncdalliance.org/sites/default/files/The%20toxic%20truth%20of%20sugar.pdf).

La base del relleno es azúcar, puré de manzana y manzana en polvo (cantidades infímas, hay que decirlo) con jugo de ciruela, saborizante de ciruela y colorante caramelo para que parezca que es ciruela, pero en realidad es relleno de azúcar con manzana pintada.

Además, el jugo de ciruela concentrado es un tipo de endulzante, que de acuerdo con las guías dietéticas de Estados Unidos son considerados un tipo de azúcar.

Es esencial que la energía que se consuma provenga principalmente de hidratos de carbono complejos, grasas poliinsaturadas, monoinsaturadas y proteínas de fuentes como los cereales enteros (avena, amaranto, arroz integral, trigo integral, cebada, centeno, etc.), las leguminosas, los productos de origen animal, y las frutas y verduras, ya que son ricas también en fibra y micronutrimentos, como las vitaminas y minerales (ver http://www.who.int/nutrition/topics/5_population_nutrient/en/).

 

Valoración general:

No recomendado para consumo habitual, ni como colación, sino sólo de manera muy esporádica o como postre, dado sus altos contenidos de azúcar, mas no como un producto saludable para su consumo frecuente.

 

Alternativa:

Puñados de ciruelas pasas, que se puede mezclar con almendras.*

El alto consumo de azúcares y dietas bajas en fibra no ayudan a bajar peso, sino todo lo contrario, ya que promueven el aumento de peso y a largo plazo provocan resistencia a la insulina (Isganaitis y Lustig, 2005).

Este tipo de barritas no son recomendables para usarse como colación o para bajar peso.

No olvidemos que la obesidad es una enfermedad y además es una epidemia, que se presenta porque existe “algo” en el ambiente que está enfermando a la gente. A diferencia de otras epidemias que se han presentado en la historia, aquí entre lo que nos está enfermando se encuentra el consumo de productos ultra industrializados a lo que se le ha denominado la “dieta occidental”, que consiste en el alto consumo de productos con concentraciones elevadas de azúcar, grasa, sal, harinas refinadas y bajos en fibra.

La obesidad no es una cuestión de “decisión personal”, ya que existe un fuerte engaño con referencia a lo que consumimos (Lustig, 2010. http://www.youtube.com/watch?v=277MKP7uV5g).

Existen muchos productos que se anuncian como saludables y no lo son.

________________________________

* *La ciruela pasa favorece la digestión y más aún si se mezcla con almendras.

Notas relacionadas

Radiografía de… Bran Frut con relleno, de Bimbo 48 g > leer

Por alimentos y bebidas #SinColorantes > leer

Relega Ebrard instalación de bebederos en escuelas > leer

Radiografía de… Barras de avena con piña Quaker 60 g > leer

Radiografía de… Special K barrita manzana suprema 24g > leer