Demandan a gobiernos de América Latina promover y facilitar acceso de población infantil a alimentación saludable en tiempos de COVID-19

4 junio, 2020 | : Salud, Prensa, Salud nutricional

Banner del encuentro virtual ¿Cómo sobrevivir a la comida chatarra en la pandemia de COVID-19?, que organizó la iniciativa #TejiendoRedesInfancia

  • Exigen regulación para evitar comida chatarra y bebidas azucaradas en programas y donaciones de alimentos.
  • Denuncian acciones de grandes corporaciones de alimentos y bebidas para aprovecharse de la pandemia e introducir sus productos en poblaciones vulnerables.
  • Señalan que si el etiquetado frontal funcionara, produciría una imagen estigmática hacia el producto, de manera que las empresas no podrían aprovechar la pandemia para incrementar sus ventas.

4 junio, 2020. Activistas y un grupo de expertos en salud pública y nutrición de América Latina advirtieron el grave riesgo que enfrenta la población de la región frente a la pandemia de COVID-19 por la incidencia de enfermedades crónicas no trasmisibles que la convierten en altamente vulnerable frente al virus, reconociendo como causa principal de estas enfermedades el alto consumo de alimentos ultraprocesados llamaron a proteger a la población infantil de la comida chatarra y las bebidas azucaradas.

Citando a la directora de la Organización Panamericana de la salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) que señaló que “Uno de cada cuatro personas en el continente corre un mayor riesgo de tener un mal resultado de COVID-19 debido a enfermedades crónicas”, nunca se había registrado una relación tan fuerte entre enfermedades crónicas no transmisibles con una enfermedad transmisible, como es el caso de la hipertensión, la obesidad y la diabetes con el COVID-19.

Pantalla dividida con participantes del encuentro virtual ¿Cómo sobrevivir a la comida chatarra en la pandemia de COVID-19?, que organizó la iniciativa #TejiendoRedesInfanciaAnte este contexto, la iniciativa #TejiendoRedesInfancia en América Latina y el Caribe organizó el webinar ¿Cómo sobrevivir a la comida chatarra en la pandemia de COVID-19? como parte de la estrategia #NiñezPrimero, en el que se expuso cómo en la región ha aumentado el consumo de alimentos ultraprocesados, lo que ha provocado un aumento del sobrepeso y la obesidad en la población particularmente en la población infantil.

“Nos preocupa enormemente que en la situación que vivimos se agudice la mala alimentación, que aumente el consumo de alimentos ultraprocesados entre la población infantil, ya que la gran industria de la chatarra y las bebidas azucaradas está aprovechándose de esta situación para maquillarse a través de publicidad y donativos, para hacerse pasar como parte de la solución aumentando el consumo de sus productos entre la población más vulnerable. Productos que debilitan el sistema inmunológico y llevan a enfermedades como la obesidad y la diabetes”, señaló Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor de México.

Por su parte, Carolina Piñeros, directora de Red Papaz de Colombia, expuso: “Hemos visto cómo las empresas de alimentos y bebidas no saludables se aprovechan de la situación de la pandemia para presentarse como socialmente responsables y bajo ese rostro, lanzar estrategias para lograr una mayor penetración de sus productos. Estamos llamando a monitorear las donaciones de alimentos para que se garantice que se trata de alimentos saludables, ya que encontramos violaciones a las recomendaciones de organismos internacionales como OMS y Unicef. De hecho, hemos documentado la entrega de sucedáneos de la leche materna por parte de empresas como Nestlé, acción que está prohibida por el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, ya que sustituye la lactancia y representa un riesgo a la salud, ya que no se puede garantizar el acceso a agua de calidad para su preparación y la adecuada limpieza o esterilización de los biberones, lo que ya ha causado miles de muertes de bebes en otros tiempos”.

El doctor Enrique Jacoby, exasesor de la OPS en nutrición y actividad física en la región de América Latina y el Caribe, señaló: “Lo que debemos hacer es fortalecer a los pequeños y medianos productores que son los que nos dan nuestros alimentos saludables, a ellos deben ir los subsidios; debemos, como está ocurriendo en algunos de nuestros países, recuperar la cocina en casa, nuestras tradiciones, incorporar a los niños a la preparación de alimentos, aprovechando que en gran parte de los casos, los alimentos se están preparando en casa. Estamos intercambiando recetas y debemos poner más atención en lo que comemos. Esto debe ser apoyado con campañas públicas que den voz a los productores y a los consumidores. Tenemos una gran riqueza alimentaria y una gran cultura culinaria y debemos recuperarla, reforzarla, y cuidar a nuestra infancia para que salgamos de estas epidemias de obesidad y diabetes que nos vuelven más vulnerables al COVID-19, entre otra muchas enfermedades”.

Asimismo, Desiree, mujer adolescente de Ecuador, mencionó que en muchas ocasiones la ansiedad incita a comer alimentos no adecuados o procesados que no van a ayudar a nuestro sistema inmunológico, sino al contrario, elevan la posibilidad de la mortalidad ocasionada por el virus. “Hay que exhortar a proteger la agricultura familiar y cultural de cada país y dar alternativas a los pequeños productores para que puedan hacer llegar los alimentos frescos y nutritivos a toda nuestra población”. Indicó que en muchas ocasiones los jóvenes no están bien informados acerca de los alimentos que deben comer: “Nuestra cultura tiene muchos alimentos muy nutritivos que también podemos adquirir y dejar los alimentos procesados a un lado.”

Finalmente, Juan Martín Pérez García, coordinador de la iniciativa #TejiendoRedesInfancia, señaló: “La pandemia mostró no sólo las desigualdades, sino además este tema vinculado con la salud, donde uno de los factores de riesgo para las personas que se enfrentan con el COVID-19 es el sobrepeso, la obesidad y la diabetes; problemáticas que en nuestra región están bastante marcadas, por ello es tan necesario hacer público y evidente el debate acerca de cómo la comida chatarra se convierte en un aliado de este virus y en un detonante que incrementa la mortalidad. Seguramente pronto tendremos más evidencia de cómo la comida chatarra y las bebidas azucaradas están afectando a la niñez porque están basando su negocio en el engaño para ganar dinero afectando la salud y los proyectos de vida de niñas, niños y adolescentes”.

Video: https://www.facebook.com/tejiendoredesinfancia/videos/2915807325139923/

___________________________________

#TejiendoRedesInfancia es un proyecto cofinanciado por la Unión Europea que busca contribuir al fortalecimiento y consolidación de una plataforma de defensa de la niñez y adolescencia en 19 países de América Latina y el Caribe. El contenido de esta publicación es responsabilidad exclusiva de Derechos Infancia México A.C./ #TejiendoRedesInfancia y en ningún caso debe considerar que refleja los puntos de vista de la Unión Europea.

Descarga de archivos

Boletín de prensa > descargar (PDF, 125 Kb)

Notas relacionadas

Nos sumamos a la denuncia a FEMSA y Nestlé por violar Código de Naciones Unidas al promocionar sucedáneos de leche materna aprovechando pandemia de COVID-19 > leer

Industria de bebidas azucaradas uno de los mayores atentados a la salud de los mexicanos > leer

El alto consumo de bebidas azucaradas y comida chatarra aumenta vulnerabilidad frente al COVID-19, señalan expertos > leer

Todo lo que debes saber sobre el nuevo etiquetado de advertencia > leer

Publicidad de comida chatarra se aprovecha de la pandemia por COVID-19 agudizando daños a la salud > leer