Radiografía de… Café Olé Cappuccino Clásico (281 ml)

23 marzo, 2017 | : Análisis de productos

  • Contiene 2 cucharadas de azúcar, lo que cubre casi el 50% de la cantidad máxima tolerada para un adulto.
  • El café es de procedencia mexicana.
  • Adecuado para su consumo, evitar exceso.

Por: Xaviera Cabada

23 marzo 2017. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y completamente documentadas.

 

Café Olé Cappuccino Clásico (281 mililitros, 1 botella):

 

Azúcares:

21.6 gramos (g) de azúcares totales, de los cuales añadidos son 11.8 g o el equivalente a 2.3 cucharadas cafeteras de azúcar.

Esta cantidad de azúcar cubre el 47% de la cantidad máxima tolerable de azúcar sugerida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para un adulto para todo un día.1

La porción del producto es poco más de una taza de café (250 ml) y la cantidad de azúcar añadida es un poco más similar a lo que comúnmente se añade a una taza de café casera (entre 1 a ½ cucharadas cafeteras).

Hay consumidores que su única fuente de azúcar que consumen es la que añaden al café.

Bajo este supuesto, la cantidad podría ser considerada moderada.

También es una cantidad moderada de azúcar añadida en comparación con otras bebidas similares, como las de Starbucks que puede llegar a contener entre 5 y hasta 6 cucharadas cafeteras de azúcar.

Es importante resaltar que a pesar de que la cantidad de azúcar es moderada, no contiene edulcorantes no calóricos (endulzantes químicos) como suele suceder con productos procesados que cambian su imagen y su composición química.

Es frecuente que la industria procesadora de alimentos sustituya el azúcar con endulzantes artificiales químicos, lo cual NO es recomendable (especialmente para los casos de productos ofrecidos a niños y niñas).

Ingredientes:

Leche semidescremada (75%), agua, azúcar, extracto natural de café, fibra dietética, sabor natural de café, monofosfato dipotásico y pectina.

Todos los ingredientes son naturales, la cantidad de leche es elevada (dos terceras partes), se emplea azúcar y no jarabes u otros endulzantes.

Se utiliza el monofosfato dipotásico como acentuador de sabor, una de sus funciones en la industria (probable razón de su intenso sabor dulce).

Otro aspecto importante a resaltar con respecto a los ingredientes es que la empresa Sigma Alimentos que fabrica este producto está utilizando café mexicano, sin embargo no señala si es de productores de pequeña o mediana escala.

Esta es una forma en que las grandes empresas pueden contribuir con el país, comprando a productores mexicanos y fortaleciendo la economía local.

El segundo ingrediente es azúcar, considerando que la cantidad que tiene el producto cubre casi el 50% de la máxima cantidad de azúcar tolerada para un adulto, hay que tener precaución ante un consumo excesivo.

Etiquetado:

El etiquetado es transparente (lo que deja ver el color café del líquido).

En medio se observa el nombre del producto con colores más llamativos.

La información nutrimental se detecta en la parte trasera del etiquetado. La letra es pequeña, pero los colores contrastan bien.

Un aspecto interesante que se observa en el etiquetado es que para la información de “azúcares” se desglosa la cantidad de lactosa y la cantidad de azúcares añadidos. Esto es algo positivo, ya que provee a los consumidores mayores herramientas de información.

El Poder del Consumidor previamente había realizado un análisis de Café Olé en 2013 y se detectó que contenía casi 7 cucharadas cafeteras de azúcar, además de otros azúcares y jarabes.

En este caso se observa que el producto tuvo una reformulación, pues se disminuyó la cantidad de azúcar, dejaron de añadir sodio y el café utilizado es de procedencia nacional.

Esta bebida es un ejemplo de cómo la industria puede hacer cambios sustanciales a los productos para favorecer a los consumidores.

Tampoco es necesario sacrificar la calidad del producto cuando la cantidad de azúcar se disminuye.

Para el etiquetado también se pueden realizar cambios que favorezcan a los consumidores, como en este caso que se desglosan los azúcares añadidos de la lactosa proporcionando mayores elementos de información a los consumidores.

Asimismo, la cantidad de nutrientes expuesta es por una sola porción, lo que hace más fácil su lectura.

En esta ocasión la empresa quiere ir más allá exponiendo voluntariamente la información de una manera más fácil.

No obstante, si se quisiera exponer la información de manera aún más veraz (porcentaje de azúcares) no podrían, ya que la nueva regulación de etiquetado frontal exige que se exponga la información con bases que NO son científicas.2

Con esas condiciones no sólo se violenta el derecho a los consumidores, sino también los derechos de las cooperativas y empresas que pretenden generar un bien a la población obligándoles a violentar los derechos de los consumidores al imponer un etiquetado sin criterios científicos.

En Ecuador se ha aprobado un tipo de etiquetado que facilita la lectura al consumidor. Se trata de un etiquetado basado en colores del semáforo.

Para el caso de Chile también se ha aprobado un etiquetado basado en iconos que especifican si el producto es alto en azúcares, grasas o sal.4, 5

El presente producto se vería favorecido al utilizar estos ejemplos de etiquetado, ya que se podría observar fácilmente que las cantidades de azúcar no son altas.

Nuestra valoración:

Apto para su consumo, excepto niños ya que contiene cafeína.

Te proponemos:

Para aquellos que quisieran una alternativa, podría ser café con leche frío.

_____________________________________

  1. OMS (2015). Directriz: ingesta de azúcares para adultos y niños. Resumen en español disponible en: apps.who.int/iris/bitstream/10665/154587/2/WHO_NMH_NHD_15.2_spa.pdf?ua=1&ua=1.

  2. Manual de etiquetado frontal nutrimental. COFEPRIS. Disponible en: www.cofepris.gob.mx/AS/Documents/…/ALIMENTOS/ManualEtiquetado_VF.pdf.
  3. Ministerio de Salud Pública Ecuador. Etiquetado de Alimentos. Campaña de etiquetado. 2017. Disponible en: www.salud.gob.ec/campana-etiquetado/.
  4. Ministerio de Salud gobierno de Chile. Ley de Alimentos nuevo etiquetado. 2016. Disponible en: web.minsal.cl/ley-de-alimentos-nuevo-etiquetado-de-alimentos/.

Notas relacionadas

Radiografía de… Nueva Coca-Cola Sin Azúcar (600 ml) > leer

Radiografía de… Special K + proteína (porción de 40 g) > leer

Radiografía de… Aguas Frescas Jumex Limón (envase de 450 ml) > leer

El poder de… La yuca > leer

Un menú práctico, saludable y barato #73 > leer