Radiografía de… Pingüinos sabor Cookies & Cream de Marinela

10 septiembre, 2018 | : Análisis de productos

Paquete de pingüinos sabor Cookies & Cream de Marinela

  • Contiene más de 7 cucharadas por paquete, es decir, el 144% de la cantidad máxima recomendada idealmente por la OMS.
  • ¡38 ingredientes!, entre ellos, azúcares, aditivos y saborizantes.
  • Contiene 4 tipos de azúcar, como el jarabe de maíz de alta fructosa, asociado al desarrollo de síndrome metabólico.

Por: Tabata Armenteros

10 septiembre 2018. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Pingüinos sabor Cookies & Cream de Marinela (paquete con 80 gramos):

 

Azúcares:

Contiene 18 gramos (g) de azúcar por porción (40 g), lo que indica que en total si la persona consume las 2 piezas del paquete, como casi siempre sucede, estará ingiriendo 36 g de azúcar, es decir, 7.2 cucharadas cafeteras de azúcar, cubriendo el 144% de la cantidad máxima recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ser consumido idealmente por un niño o un adulto durante el día.1

Actualmente, se sabe que el consumo habitual de azúcar está relacionado con problemas graves de salud, como obesidad, hígado graso, cardiopatía coronaria, diabetes tipo 2, insuficiencia renal crónica, síndrome metabólico, trastornos neurológicos, problemas de aprendizaje y caries dental.2

Además, es importante mencionar que contiene 4 diferentes tipos de azúcares que aumentan el dulzor, pero también el riesgo a la salud al ser azúcares de fácil y rápida absorción.

Energía:

Cada pastelillo aporta 156 calorías, las 2 porciones que vienen en el empaque aportan 312 calorías.

De acuerdo con las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana, donde el promedio de consumo al día es de 2,000 calorías en un adulto,3 se está consumiendo el 15.6 % de las calorías que debería de consumir.

Es muy factible que el consumo de este producto desplace el consumo de alimentos saludables, propiciando la ganancia de peso corporal en el consumidor y la deficiencia de nutrimentos esenciales.

Grasas:

Contiene 6 g de grasa por pastelillos, 12 g por empaque, cubriendo el 20% de grasas recomendado al día por la OMS, para evitar consecuencias negativas en la salud.

Debemos especificar que el contenido de grasas saturadas en este producto es de 5 g, estando en el límite superior de la recomendación sugerida (-10% grasas saturadas).

Recordemos que las grasas saturadas se encuentran principalmente en alimentos de origen animal, como carne y productos lácteos, pero también se encuentran en comidas fritas y productos envasados. Su consumo habitual puede desencadenar una alteración en los niveles de colesterol sanguíneo y aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.4

Ingredientes:

Contiene 38 ingredientes, de los cuales el primero es azúcar, además 3 variantes de azúcares simples, como: jarabe de maíz de alta fructosa, maltodextrina y sorbitol.

También contiene muchos espesantes, como: grasas vegetales, glicerina, goma xantana y grenetina, entre otros. Además de saborizantes.

Azúcar, huevo, harina de trigo (gluten), jarabe de maíz de alta fructosa, grasa y aceite vegetal, cocoa, leche, glicerina, sorbitol(0.7g/100g), mono y diglicéridos, ésteres de poliglicerol de ácidos grasos, almidón modificado, trocitos sabor galleta y crema (0.7%) (harina de trigo, azúcar, estearato de sorbitán polioxietilenado, propinato sódico, sólidos de la leche, dióxido de titanio, maltodextrina, alcinato de sodio, lecitina de soya), agar, sal yodada, monoestearato de sorbitán, jarabe de maíz, sorbato potásico, lecitina de soya, goma xantana, ácido sórbico, CMC sódica, goma algarrobo, grenetina, saborizante natural y artificial.

Aditivos:

Glicerol. Tiene función humectante, solvente y plastificante.

No se ha especificado si tiene una dosis diaria admisible, pero en individuos sanos se tolera fácilmente dosis de hasta 1.5 g/kg.

Aunque los efectos secundarios son raros, puede aparecer dolor de cabeza, náuseas, malestar estomacal o visión borrosa.5

Jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF). Es un aditivo usado por su intenso sabor dulce y su bajo costo de producción.

Un consumo prolongado contribuye a desarrollar síndrome metabólico, que incluye obesidad, aumento en los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos sanguíneos, así como el desarrollo de hipertensión arterial y/o diabetes, estos siendo factores importantes que impactan en la salud cardiovascular.6

Maltodextrina. Aditivo usado para mejorar el sabor y aumentar la vida de anaquel de los productos.

Es un azúcar simple por lo que su absorción es inmediata por el intestino y pasa al torrente sanguíneo, produciendo una elevación brusca de los niveles de glucosa. Esto puede ser dañino para una persona que tenga resistencia a la insulina o diabetes.7

Etiquetado:

Este producto es reconocido entre chicos y grandes por los peculiares personajes que se observan en la cara frontal del etiquetado, que además coinciden con el nombre del mismo, hace énfasis en el novedoso sabor “cookies & cream”.

En la parte inferior se muestra el etiquetado tipo GDA, recurso que debería ser utilizado para que el consumidor pueda realizar una compra informada de manera rápida y concisa en el punto de venta. Pero esto no es así, ya que se ha probado que ni los estudiantes de nutrición pueden interpretar adecuadamente esta información. Además, emplea términos no específicos como “azúcares totales” donde no podemos distinguir cuál es la cantidad exacta de azúcares añadidos.8

El etiquetado GDA, a diferencia del chileno y el recientemente aprobado en Uruguay, no permite identificar que este producto es ALTO en CALORÍAS, AZÚCARES y GRASAS SATURADAS.

Debido a que México sufre una epidemia de obesidad y diabetes, como resultado de un elevado consumo de productos ultraprocesados, se solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) establecer un etiquetado frontal basado en evidencia científica y conforme a las recomendaciones que propone la OMS, pero el 29 de agosto de este año 2018 rechazó el proyecto que suponía cambiar el etiquetado frontal.

Como consumidores debemos seguir insistiendo a las autoridades que adopten medidas sociales para garantizar la salud de la población.

Nuestra valoración:

No se recomienda su consumo habitual, ya que su aporte de nutrientes es mínimo y contiene gran número de aditivos y saborizantes, además de que es un producto densamente energético con un elevado contenido de azúcares simples y grasas saturadas.

Te proponemos:

Opta mejor por unas deliciosas galletas caseras de avena con chocolate. Aquí te dejamos una receta fácil de preparar.

Tiempo de preparación: 20 minutos

Ingredientes para 10 galletitas:

• 2 plátanos (maduros)
• 60 g de avena
• Canela
• Chispas o virutas de chocolate amargo

Preparación:

1. Haz un puré de plátanos con un tenedor y mézclalo con la avena.
2. Añade canela y un poco de chispas o virutas de chocolate o dátiles.
3. Con la ayuda de 2 cucharas, forma bolas un poco aplanadas o pon la masa en un molde para galletas y colócalas en una bandeja para meter al horno.
4. Mételas en el horno precalentado a 180ºC durante unos 20 minutos, deja enfriar un poco y ¡disfruta!

Receta adaptada de: https://www.nutricionistasdietistas.com/

_____________________________________

  1. WHO. (2015). WHO calls on countries to reduce sugars intake among adults and children. 2018, de World Health Organization Sitio web: http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2015/sugar-guideline/en/
  2. Laís Volp; Dra. Carla Vorsatz. (2017). Los peligros del azúcar. 2018, de Medscape Sitio web: https://espanol.medscape.com/features/diapositivas/59000048#page=3
  3. Bourges H. Casanueva E. Rosado JL. Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Tomo II: México. Editorial Médica Panamericana.
  4. OMS. (2018). Alimentación sana. 2018, de Organización Mundial de la Salud Sitio web: http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet
  5. FAO-JECFA additives. Glycerol. Monograph additives. 2004.
  6. Lara Bellingeri, Micaela Laborde, Lucila Rosso y Ferro. (2016). Asociación entre jarabe de maíz de alta fructosa y diabetes tipo II. 2018, de Escuela de Nutrición de Buenos Aires Sitio web: http://www.fmed.uba.ar/escuelanutricion/revistani/pdf/nco/720_c.pdf
  7. Serafín Murillo. (2012). El índice glucémico de los alimentos. 2018, de Fundación para la Diabetes Sitio web: https://www.djmm.es/dyn/docum/varios/IndiceGlucemico.pdf
  8. Karina Sánchez, Nydia Balderas, Ana Munguía, Simón Barquera. (2018). El etiqueta de alimentos y bebidas: la experiencia en México. 2018, de INSP Sitio web: www.interamericanheart.org/images/NUTRITION/180322etiquetadodealimentosmexico.pdf

Notas relacionadas

Radiografía de… Vive 100% azaí > leer

Radiografía de… Cerelac con probióticos de Nestlé > leer

Radiografía de… Botana surtida Paketaxo mezcladito de Sabritas > leer

El poder de… El tomate (o jitomate, como se le conoce en el centro de México) > leer

Un menú práctico, saludable y barato #75 / Menú con ¡el poder de los quelites! > leer