Radiografía de… Gansito Marinela de Bimbo (50 g.)

18 mayo, 2015 | : Análisis de productos

(Radiografía realizada con base en la información nutrimental, empaque y publicidad del producto, correspondiente a la fecha en que se publicó. Es posible que la empresa haya realizado reformulaciones al producto o cambios en el empaque, aunque en esencia siguen utilizando las mismas tácticas de promoción y publicidad.)

gansito marinela-3• 56 diferentes ingredientes.

• Cuatro cucharadas cafeteras de azúcar por gansito.

• Contiene seis diferentes tipos de endulzantes, entre ellos, jarabe de maíz de alta fructosa (se menciona dos veces) y azúcar (tres veces.

• 72.7% de las grasas es grasa saturada.
 
 
 

18 mayo 2015. Échale un vistazo a nuestras nuevas radiografías de productos. Ahora más sencillas y concisas, pero igual de documentadas.

 

Gansito Marinela de Bimbo (50 gramos):

 

Azúcar:

21 gramos por Gansito, que corresponde a poco más de cuatro cucharadas de azúcar.

Para un niño o niña (ya que la publicidad indirectamente se dirige a ese grupo de población), el Gansito cubre del 89 al 94% de la cantidad de azúcar máxima tolerada para todo el día.

Para un adulto cubre el 80% del máximo tolerable diario.1

Del producto total, el 42% es pura azúcar, el resto es harina refinada con grasa y aditivos.

Es importante mencionar que la harina refinada metabólicamente se absorbe de manera similar al azúcar.2

Alguien que consume diario o frecuentemente este tipo de productos tiene mucho mayor riesgo de padecer obesidad, síndrome metabólico y diabetes.3

Además, se ha observado que los altos consumos de azúcar provocan adicción, por lo cual una vez que se convierte en hábito es mucho más difícil dejar de consumirla.4

 

Grasa:

7.7 gramos, de la cual 5.6 gramos son de grasa saturada. Esto equivale al 73% de grasa saturada.

 

Ingredientes:

Cobertura sabor chocolate (azúcar, grasa vegetal, cocoa, lecitina de soya, canela y propionato de sodio), leche reconstituida 20.5%, relleno de fresa (azúcar, puré de fresa 5.6%, jarabe de maíz de alta fructosa, almidón de maíz, goma guar, ácido cítrico, benzoato de sodio, grasa vegetal, saborizante natural, color rojo carmín, goma algarrobo, goma xantana), harina de trigo (gluten), azúcar, granillo sabor chocolate (azúcar, cocoa, grasa vegetal, azúcar invertido, goma arábiga, goma laca, sal yodada, canela, lecitina de soya, propionato de sodio), jarabe de maíz de alta fructosa, huevo, grasa vegetal, dextrosa, glicerina, almidón modificado de maíz, glucosa, mono y diglicéridos de ácidos grasos, ésteres de poliglicerol de ácidos grasos, fibra de avena, maltodextrina, sal yodada, bicarbonato de sodio, sulfato y fosfato de aluminio y sodio, goma, sulfato de calcio, propionato de sodio, ácido ascórbico, goma xantana, monoestearato de sorbitán, polisorbato 60, vitaminas y minerales (vitaminas C, vitamina E, hierro, vitamina A, vitamina B3, zinc, yodo, vitamina B6, vitamina B2, B1, vitamina B12, ácido fólico), saborizante artifical y natural, goma guar y carragenina. Puede contener amarillo 5.

Contiene 56 diferentes ingredientes.

El primer ingrediente es azúcar.

Contiene seis diferentes endulzantes, de los cuales el azúcar se menciona tres veces y el jarabe de maíz de alta fructosa dos veces.

Cuatro diferentes tipos de grasas procesadas, entre las cuales la grasa vegetal se menciona cuatro veces.

Cinco diferentes tipos de sodio.

Decenas de aditivos y harina refinada.

Es importante mencionar que los científicos recomiendan no consumir un producto que contenga más de cinco ingredientes totales.

Este es el tipo de producto que se le ha denominado ultraprocesado, alto en azúcar, grasa, sal, de bajo o nulo valor nutricional o también comúnmente llamado “producto chatarra”.5

Es esencial que la energía que se consuma provenga principalmente de hidratos de carbono complejos, grasas poliinsaturadas, monoinsaturadas y proteínas, de fuentes como los cereales enteros (avena, amaranto, arroz integral, trigo integral, cebada, centeno, etc.), las leguminosas, los productos de origen animal, y las frutas y verduras, ya que son ricas también en fibra y micronutrimentos como las vitaminas y minerales.6

 

Etiquetado:

Contiene la imagen de un gansito junto con el nombre en la parte frontal superior del paquete.

En la parte central se observa un atractivo pastelillo de harina cubierto de chocolate, chispas de chocolate, contiene mermelada en el centro y algo de crema.

La imagen del pastelillo está encima de leche haciéndole parecer un simple “panecito dulce” que se consume con leche.

A través de la presentación del producto difícilmente se lograría determinar la gran cantidad de ingredientes con los que cuenta.

El “patito” y el eslogan de “recuérdame” con el cual se ha promocionado se ha convertido en un emblema del producto.

Bimbo por décadas promocionó indiscriminadamente productos como este a las niñas y niños, induciéndoles a su consumo a través del uso de personajes empáticos en sus comerciales, para generar atracción de los mismos, inclusive mostrándolos consumiendo el producto.

Ahora se promocionan los productos a adolescentes, la cual es una forma indirecta de seguir teniendo impacto en las niñas y niñas del país.

Una de las obligaciones del Estado es de proteger a la población, prioritariamente a la infancia, a través de regulaciones que prohíban todo tipo de publicidad de productos chatarra que no son recomendados para una población cuyo 71% de sus adultos y 34% de sus niños padecen de sobrepeso y obesidad.

 

Nuestra valoración:

No recomendado para consumo en niños y niñas, por la cantidad tan elevada ingredientes, azúcar, grasa y aditivos.

Adultos, evitar en la mayor medida posible.

 

Te proponemos:

Pastel casero de chocolate (cacao, no sabor de chocolate; además, usar harina integral).

También puede ser de alguna panadería local.

_____________________________________

  1. who.int/nutrition/publications/guidelines/sugar_intake_information_note_es.pdf?ua=1 > ver
  2. Foster-Powel K et al. (2002) International table of glycemic index and load values: 2002. Am J Clin Nutr 76:5-56. Disponible en: ajcn.nutrition.org/content/76/1/5.full.pdf+html3 > ver
  3. Malik V et al. (2006). Intake of sugar sweetened beverages and weight gain: a systematic review. Am J Clin Nutr 84: 274-88. Disponible en: ajcn.nutrition.org/content/84/2/274.full.pdf+html > ver
  4. Colantouni C et al. (2002). Evidence of that intermittent, excessive sugar intake causes endogenous opioid dependence. Obesity Research 10:478-488. Disponible en: www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/16164/1/evidence-intermittent.pdf > ver

  5. wphna.org/wp-content/uploads/2014/07/2014-06-11-UN-HRC-UN-Rapporteur-on-health.pdf > ver
  6. WHO (2002). Diet, nutrition and the prevention of chronic disease. Report of a joint WHO/FAO Expert Consultation. Disponible en: whqlibdoc.who.int/trs/who_trs_916.pdf > ver

Notas relacionadas

Radiografía de… Galletas Oreo (54 g., paquete con seis galletas) > leer

Radiografía de… Carlos V, de Nestlé (22 g.) > leer

Radiografía de… Doritos (58 g., una bolsa) > leer

Radiografía de la… Chía > leer

Radiografía de… Ciruela roja > leer