Radiografía de… Cereal Super Foods (avena, arándano, chía y almendra) de Quaker

25 septiembre, 2018 | : Análisis de productos

Cereal Super Foods de Quaker (caja con 260 gramos)

  • El contenido de ingredientes denominados “superfoods” es mínimo.
  • Contiene jarabe de maíz de alta fructosa, asociado a síndrome metabólico.
  • 28 ingredientes en total, de los cuales 14 (la mitad de sus ingredientes) son aditivos.

Por: Tabata Armenteros

24 septiembre 2018. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Cereal Super Foods (avena, arándano, chía y almendra) de Quaker (caja con 260 gramos):

 

Azúcares:

Contiene 7 gramos (g) de azúcares añadidos o el equivalente a casi 2 cucharadas cafeteras de azúcar en una porción de 40 g.

Debemos de considerar que aunque el contenido de azúcares añadidos es del 28%, el consumidor no siempre ingiere la porción exacta que la industria indica en su etiquetado o no consume solo 1 porción durante el día.

Esto aunado al hecho de que seguramente consume otros productos que también contienen azúcares añadidos y como resultado excede fácilmente la cantidad de azúcares añadidos recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es 25 g por día.1

Energía:

Cada porción aporta 151 calorías.

De acuerdo con las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana, donde el promedio de consumo al día es de 2,000 calorías en un adulto,2 se estaría consumiendo el 7.5% de calorías.

Ingredientes:

Contiene 28 ingredientes en total, de los cuales 4 son azúcares (jarabe de maíz de alta fructosa, polidextrosa y miel).

Una ventaja de este producto sobre otros es que contiene hojuelas y granos de cereal enteros, aunque también contiene aceite vegetal y numerosos aditivos, destacando el TBHQ que es potencialmente dañino.

Hojuelas de avena de grano entero 33%, arroz, trozos de avena de grano entero 13%, azúcar, trigo de grano entero, arándano deshidratado 1%, inulina, leche descremada, chía 1%, aceite vegetal (contiene antioxidantes TBHQ, palmitato de ascorbilo y tocoferoles), jarabe de maíz de alta fructosa, polidextrosa, almendra 0.8%, sólidos de la leche, sal yodada, extracto de malta, mono y diglicéridos, ésteres de ácido diacetil tartárico, carbonato de calcio, saborizantes naturales, miel, BHA, lecitina de soya, dióxido de silicio.

Aditivos:

Jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF). Es un aditivo usado debido a su intenso sabor dulce y su bajo costo.

Su consumo prolongado puede contribuir al desarrollo de síndrome metabólico, que es un conjunto de alteraciones metabólicas que incluye: obesidad, aumento en los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos sanguíneos, así como hipertensión arterial, todos estos son factores de riesgo para desarrollar enfermedad cardiovascular y diabetes.

Además, el almidón utilizado para su elaboración proviene de plantaciones de maíz transgénico para las cuales se usan agroquímicos como el glifosato que es altamente tóxico para el que lo manipula, para el suelo y para el medio ambiente.3

TBHQ4 y BHA.5 Son antioxidantes sintéticos que se emplean como aditivos para extender la vida de anaquel y prevenir rancidez de los productos que contienen grasa, así como evitar la decoloración de los productos que contienen hierro.

Ambos están asociados a presencia de tumores en roedores (ratas, ratones y hamsters), por ello el Departamento de Salud y Servicios Humanos deduce que una sustancia química que causa cáncer en al menos un órgano en tres especies diferentes indica que podría ser carcinogénico en humanos, sin embargo la FDA permite que estos aditivos se usen en alimentos, aunque podrían ser reemplazados por aditivos más seguros como la vitamina E.

Polidextrosa. Elaborado a partir de dextrosa (azúcar de maíz) con sorbitol y como resultado se obtiene un espesante ligeramente dulce, con pocas calorías.

La FDA exige que si una porción de algún alimento proporciona más de 15 g, el etiquetado debe contener una leyenda precautoria: “Se puede experimentar un efecto laxante por el consumo excesivo de este producto”.6

Etiquetado:

Este producto se promueve bajo el nombre de súper alimento considerándose asimismo por su contenido de “súper granos” y la “selecta mezcla de ingredientes” (chía, almendra, arándanos), que si bien sabemos que son buena fuente de nutrimentos, el contenido de los mismos en este producto es realmente mínimo.

En la parte inferior encontramos el etiquetado GDA, el cual no es claro, ya que no permite saber de forma rápida y concisa que este producto es ALTO en CALORÍAS y AZÚCARES en comparación del etiquetado que hoy existe en Chile y que también acaba de ser aprobado en Uruguay y Perú.

En el reverso del empaque menciona que aporta 3 g de fibra por porción de 30 g, por lo que su contenido es moderado, pero debemos de aclarar que la fuente directa no sólo son los cereales integrales, sino también ingredientes añadidos como la inulina y la polidextrosa.

Nuestra valoración:

Evita este tipo de productos por su alto contenido calórico, azúcares añadidos, además de contener muchos aditivos e ingredientes sintéticos.

Te proponemos:

Opta por consumir hojuelas de avena entera hidratada (mejor si es orgánica y comprada directamente a pequeños productores) y mezclarla con fruta fresca o seca (arándanos, pasas), nuez, cacahuates, semillas de girasol o cualquier oleaginosa que tengas a la mano y un toque de miel.

_____________________________________

  1. WHO. (2015). WHO calls on countries to reduce sugars intake among adults and children. 2018, de World Health Organization Sitio web: http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2015/sugar-guideline/en/
  2. Bourges H. Casanueva E. Rosado JL. Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Tomo II: México. Editorial Médica Panamericana.
  3. Paganelli, A., Gnazzo, V., Acosta, H., López, S. L., & Carrasco, A. E. (2010). Glyphosate-based herbicides produce teratogenic effects on vertebrates by impairing retinoic acid signaling. Chemical research in toxicology, 23(10), 1586-1595.
  4. CSPI. (2018). CSPI ranks the safety of food additives. 2018, de Center for Science in the Public Interest Sitio web: https://cspinet.org/eating-healthy/chemical-cuisine#tert-butylhydroquinone(TBHQ)
  5. CSPI. (2018). CSPI ranks the safety of food additives. 2018, de Center for Science in the Public Interest Sitio web: https://cspinet.org/eating-healthy/chemical-cuisine#butylatedhydroxyanisole(BHA)
  6. CSPI. (2018). CSPI ranks the safety of food additives. 2018, de Center for Science in the Public Interest Sitio web: https://cspinet.org/eating-healthy/chemical-cuisine#polydextrose

Notas relacionadas

Radiografía de… Pan con centeno Bimbo > leer

Radiografía de… Pingüinos sabor Cookies & Cream de Marinela > leer

Radiografía de… Vive 100% azaí > leer

El poder de… El tomate (o jitomate, como se le conoce en el centro de México) > leer

Menús saludables de fiestas patrias ¡sí, señor! > leer