Radiografía de… Kellogg´s Extra Arándano

2 septiembre, 2019 | : Análisis de productos

Kellogg´s Extra Arándano, hojuelas de maíz sabor cacahuate mezcladas con arándanos y almendras (caja con 420 gramos)

  • Alto en calorías y azúcares.
  • Contiene tres diferentes tipos de azúcares.
  • Su etiquetado lo hace ver como un producto saludable, pero NO lo es, y hace difícil detectar que su contenido de azúcar es alto.

Por: Xaviera Cabada

27 agosto 2019. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Kellogg´s Extra Arándano, hojuelas de maíz sabor cacahuate mezcladas con arándanos y almendras (caja con 420 gramos, porción de 40 gramos):

 

Azúcares:

Cada porción de tan solo 40 gramos (g) contiene 12 g de azúcar, equivalente a 2½ cucharadas cafeteras de azúcar, lo cual cubre un 24% del límite máximo tolerable del consumo de azúcares añadidos para un adulto, de acuerdo con las sugerencias de consumo de azúcares añadidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).1 Para el caso de los niños cubre el 30% de la sugerencia de consumo diario.

La cantidad de azúcares añadidos es elevada para ser una porción tan reducida, ya que cubre casi una cuarta parte de los azúcares máximos tolerados para todo un día.

Normalmente, una persona consume el doble de la porción presentada o porción y media. Probablemente un niño pequeño consumiría solamente una porción.

La cuestión es que el producto parece saludable y adecuado para su consumo cotidiano, cuando realmente no lo es, ya que la cantidad de azúcares es alta.

El alto consumo de azúcares tiene impactos negativos en la salud, al ser asociado directamente con sobrepeso, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades metabólicas,2 particularmente si es mediante productos que se denominan “saludables”, ya que los consumidores confían en la apariencia de ser un producto apto para consumo cotidiano.3

Sodio:

Contiene 150 mg (miligramos) de sodio por porción, lo que cubre el 7.5% de la recomendación diaria para un adulto, según la OMS y el 10% del sodio total recomendado para un niño o niña.4

Si la persona consume dos porciones, los porcentajes se duplican.

Es importante moderar el consumo de sodio en la dieta habitual, ya que el alto consumo se ha asociado con padecimientos como presión alta.

Energía:

Cada porción aporta 149 calorías.

De acuerdo con las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana, donde el promedio de consumo al día es de 2,000 calorías en adultos y 1,579 calorías en niños,5 esta porción cubre el 7.5% y 9.4% del consumo calórico total por día para adultos y niños, respectivamente.

Grasa:

Contiene 14.57 g de grasa por porción (62 g), de los cuales 4.1 g es grasa saturada, lo que equivale al 28.5% del total de las grasas.

Del total de las calorías del producto, casi la mitad provienen de la grasa (46.7%).

El alto consumo de grasas se ha asociado con padecimientos como aterosclerosis, hipertensión, obesidad y enfermedades cardiovasculares.

Se recomienda moderar el consumo de grasas y que estas provengan de fuentes con nutrientes importantes para el cuerpo.

Fibra:

Contiene 5.2 g de fibra por porción, lo que representa del 17% al 20% de la fibra recomendada para un día.

Contiene una buena proporción de fibra. No obstante, ante la cantidad tan elevada de sodio y grasas, este beneficio se ve mermado.

Ingredientes:

Maíz, azúcar, arándanos (min 7%) [arándanos, azúcar, acidulante (ácido cítrico, aceite vegetal)], almendras (min 6%), extracto de malta, miel, sal yodada, melaza, saborizante natural a cacahuate.

Contiene 11 ingredientes en total, de los cuales se observan 3 diferentes tipos de azúcares, y sólo 2.8 g de arándanos y 2.4 g de almendras.

La cantidad de arándanos y almendras es escasa, más aún en comparación a la cantidad de azúcares que contiene.

Etiquetado:

Este producto es ALTO EN CALORÍAS y AZÚCARES.

En el centro posterior del empaque se logra apreciar un puñado del cereal. Sin embargo, en la imagen se logra apreciar una cantidad de arándanos y almendras sustantioso, cuando realmente la cantidad que contiene es escasa.

También se hace ver al producto como saludable. Sin embargo, la cantidad de azúcares es elevada, lo que no se recomendaría para consumo cotidiano.

La realidad es que una porción de cereal jamás contendrían los suficientes nutrientes (pero sí mucha azúcar) para cubrir el requerimiento nutriológico proveniente del desayuno.6

Se podría utilizar como postre, pero nunca como si fuese un desayuno completo.

Si bien no se infringe en la Norma Oficial de Etiquetado, se logra apreciar que las imágenes y mensajes son sofisticadamente inductivos.

Con este tipo de etiquetado se logra visualizar cómo la industria procesadora de alimentos y bebidas va perfeccionando cada vez más sus mensajes para no “infringir” la norma, aunque en realidad resulte engañoso o confuso.

Nuestra valoración:

Consumo esporádico, no diario.

Puede usarse como postre o botana entre comidas en pequeñas porciones.

Te proponemos:

Realizar tu propio cereal en casa, el cual será más económico y más nutritivo.

Te recomendamos mezclar amaranto y/o avena, fruta de temporada y/o fruta seca y semillas (de pepita, chia y girasol).

Puedes agregar yogurt sin azúcar añadido, leche de vaca o vegetal.

La fruta puede endulzar el cereal, pero también puedes añadir un poquito de miel o jugo de fruta hecho en casa.

_____________________________________

  1. OMS. (2015). Ingesta de azúcares para adultos y niños. 2018, de Organización Mundial de la Salud Sitio web: http://www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sugars_intake/es/
  2. Johnson RJ, Segal MS, Sautin Y, Nakagawa T, Feig DI, Kang D, Gersch MS, Benner S, and Sánchez-Lozada LG. (2007). Potential role of sugar (fructose) in the epidemic of hypertension, obesity and the metabolic syndrome, diabetes, kidney disease, and cardiovascular disease. Am J Clin Nutr; 86:899 –906.
  3. Bailin D, Goldman G y Phartiyal P (2014). Sugar-coating science. How the food industry misleads consumers on sugar. Center for Science and Democracy, Union of Concerned Scientists. Disponible en: http://www.ucsusa.org/sites/default/files/legacy/assets/documents/center-for-science-and-democracy/sugar-coating-science.pdf
  4. OMS (2013). Ingesta de sodio en adultos y niños. 2018, de OMS Sitio web: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/85224/WHO_NMH_NHD_13.2_spa.pdf;jsessionid=72455F959F7FF488958D1166F1B1BB82?sequence=1
  5. Bourges H. Casanueva E. Rosado JL. Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Tomo II: México. Editorial Médica Panamericana.
  6. Nieto C, Rincon-Gallardo Patiño S, Tolentino-Mayo L, Carriedo A and Barquera S (2017). Characterization of Breakfast Cereals Available in the Mexican Market: Sodium and Sugar Content. Nutrients 9: 884.

Notas relacionadas

Radiografía de… Churrumais con limoncito de Sabritas > leer

Radiografía de… Yogurt batido con elote y miel de Yucatán de Lala > leer

Radiografía de… Pastelillo Latte Unicornio de Marinela > leer

El poder de… La guanábana > leer

Menús saludables de fiestas patrias ¡sí, señor! > leer