Radiografía de… Tortillas Soft de harina de trigo de Bimbo

15 septiembre, 2020 | : Análisis de productos

Tortillas Soft de harina de trigo de Bimbo (paquete de 340 gramos, 34 gramos por cada pieza)

  • Su primer ingrediente es harina refinada y el segundo es grasa vegetal.
  • Contiene fosfato de aluminio y sodio, los cuales pueden causar efectos dañinos al organismo.
  • Muestra la leyenda de que “contiene leche”, mensaje que resalta en la parte central del empaque, pero sólo contiene 5% de este ingrediente.

15 septiembre 2020. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Tortillas Soft de harina de trigo de Bimbo (340 gramos, 34 gramos por cada pieza):

 

Azúcares:

Cada porción de 34 gramos (g), una tortilla, contiene 1 g de azúcar, lo que es relativamente bajo, aunque implica el 3% del total del producto.

Tanto en adultos como en niños, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala como un consumo máximo tolerable de azúcares añadidos no más del 10% de la ingesta calórica total. De acuerdo con esta sugerencia, una sola tortilla de harina cubriría el 2% de la recomendación para adultos y el 2.5% para un niño o una niña.

La OMS también sugiere que se reduzca aún más la ingesta de azúcares añadidos a menos del 5% de la ingesta calórica total, para una mayor protección contra riesgos a la salud derivados del consumo de azúcares. De acuerdo con este criterio, una tortilla cubre el 4% para adultos y el 5% para niñas y niños.1

Contiene dos tipos diferentes de azúcares (azúcar de caña y jarabe de maíz).

Es importante estar conscientes del consumo de azúcar mediante productos que no son naturalmente dulces, ya que podríamos confiar en que no contienen azúcar o que “no son tan dañinos”, sobre todo considerando que se llega a consumir más de una tortilla, pudiendo ser el doble o hasta el triple.

Aunque no contiene mucha azúcar, el principal ingrediente es harina refinada, la cual se digiere de manera similar.2

Sodio:

Contiene 250 miligramos (mg) de sodio por cada tortilla, lo que cubre el 12.5% del sodio total recomendado al día para un adulto y el 16.6% de la recomendación diaria para un niño, según la OMS.3

Para ser una sola tortilla de tamaño moderado, el porcentaje del requerimiento total de sodio que aporta para todo un día es elevado.

Existe una relación directa entre el alto consumo de sodio y valores elevados de presión arterial,4 es por ello que se debe limitar su consumo en la dieta habitual.

Energía:

Cada porción aporta 108 calorías.

De acuerdo con las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana, donde el promedio de consumo al día es de 2,000 calorías en adultos y 1,579 calorías en niños,5 una porción de 1 tortilla cubre el 5.4% y 6.8% del consumo calórico total por día para adultos y niños, respectivamente.

Este aporte de calorías es alto en relación con los tamaños de porción, especialmente considerando que los ingredientes principales son harina refinada (55% de las calorías totales) y grasa vegetal (29.1% de las calorías totales).

Grasa:

La cantidad de grasa presente en el producto es de 3.5 g por cada tortilla, que equivale a 10.2% del producto.

De la grasa total, 2 g son de grasa saturada, lo que corresponde al 57% del producto.

Esto nos indica que el tipo de grasa, aunque es grasa vegetal, es un tipo de grasa saturada pero saturada químicamente.

Una tercera parte de las calorías totales provienen de la grasa.

Fibra:

Contiene 1 g de fibra por tortilla, lo cual indica que el producto es principalmente harina refinada.

Una de las desventajas del consumo de harinas refinadas es la poca o escasa cantidad de fibra.

Por ello, los expertos recomiendan limitar al máximo el consumo de harinas refinadas por su bajo aporte nutricional y de fibra.

En este caso, el producto contiene la misma cantidad de azúcares (siendo un producto salado) que de fibra.

Cabe recordar que el consumo de fibra tiene beneficios a la salud, previene el estreñimiento, disminuye los niveles de glucosa, triglicéridos y colesterol sanguíneos y brinda saciedad por más tiempo.6

La fibra se debe obtener de alimentos como cereales integrales o alimentos frescos como frutas y verduras.

Ingredientes:

Harina de trigo (gluten), grasa vegetal, (lecitina de soya), leche reconstituida (5%), suero de leche, sal yodada, azúcar, bicarbonato de sodio, fosfato de aluminio y sodio, mono y diglicéridos, sorbato potásico, propionato de calcio, jarabe de maíz, enzimas, ácido láctico, saborizante artificial y natural. Puede contener huevo y amarillo 5.

Contiene 18 ingredientes.

El primer ingrediente es harina refinada y el segundo ingrediente es grasa.

Es importante mencionar que la harina y el azúcar se absorben a nivel sanguíneo de forma similar, es decir, el índice glicémico-IG (el cual mide la rapidez con la que un alimento puede elevar el nivel de azúcar o glucosa en la sangre) es casi igual. La escala es del 0 al 100, siendo la glucosa pura el nivel más alto. Entre los alimentos distintos de los azúcares con mayor IG se encuentran las harinas refinadas.7

El consumo de harinas refinadas representa un mayor riesgo para la gente con padecimientos como diabetes, sobrepeso u obesidad.

A pesar de ser un producto salado, contiene 2 azúcares añadidos (azúcar y jarabe de maíz).

El segundo ingrediente es grasa vegetal, que es lo mismo que manteca vegetal. Este tipo de grasa suele impactar de forma negativa al organismo.

Aditivos:

Fosfato de aluminio y sodio. Este aditivo se utiliza para emulsificar y para esponjar productos de panadería.

Aunque es considerado un aditivo seguro por la FDA en Estados Unidos, diversos estudios han demostrado que grandes dosis de aluminio pueden provocar inflamación en el intestino y toxicidad en los riñones,8 así como acumulación de partículas de aluminio en el organismo.9, 10 Esto está contraindicado en personas con Alzheimer. La exposición directa puede irritar a los pulmones y la exposición continua puede generar bronquitis crónica o dificultad para respirar.11

Etiquetado:

El producto tiene EXCESO de CALORÍAS, SODIO y GRASAS SATURADAS.

Sin embargo, se hace ver como un producto tipo casero por “contener leche”, mensaje que se muestra en la parte central del empaque.

Y la cantidad de leche que pudiese contener (5%) no se equipara a los efectos de las harinas refinadas y a las cantidades de calorías, sodio y grasas que contienen, o a los aditivos que pueden llegar a generar impactos negativos en el organismo.

El nombre del producto es “Soft”, lo que quiere decir “blando” o “Suave”, haciendo referencia a que las tortillas de harina son más “blanditas”, pero el consumidor jamás imaginaría que dicha cualidad es gracias al aditivo de fosfato de aluminio y sodio, el cual no es del todo inocuo al organismo.

Hay consumidores que podrían consumir este producto de forma cotidiana y en más de una porción (tortilla), creyendo que es un producto adecuado para su consumo.

Es importante saber qué es lo que estamos consumiendo y no estar engañados por mensajes que hacen ver al producto como algo recomendable y sano cuando realmente no lo es.

Nuestra valoración:

No recomendable, por ser la harina refinada su principal ingrediente y por la cantidad de sodio y aditivos añadidos que contiene.

Te proponemos:

Hacer tus propias tortillas de harina integral caseras.

A continuación, te compartimos una receta.

Tortillas de harina integral caseras

Tortillas de harina integral caserasIngredientes (rinde 20 a 25 tortillas, aproximadamente):

• 1 kg harina integral
• ½ taza de aceite vegetal, de preferencia soya, girasol, etc.
• 2 cdas de polvo para hornear
• Sal al gusto
• 2 tazas de agua caliente

Preparación:

1. Primero, se mezclan todos los ingredientes sin el agua hasta generar una pasta.
2. Posteriormente, se añade el agua caliente y se amasa por aproximadamente 10 minutos. Se hacen las bolitas de cada tortilla que se va a preparar.
3. Se dejan reposar las bolitas por 40 minutos, y posteriormente se estiran y aplanan con un rodillo hasta lograr el tamaño redondo deseado. Se ponen al comal y listo. Se pueden añadir semillas de linaza o de chía para enriquecer las tortillas.

Receta: Elaboración propia, El Poder del Consumidor.

 
* Producto consultado el 7 de septiembre de 2020.

_____________________________________

1 OMS. (2015). Ingesta de azúcares para adultos y niños. 2018, de Organización Mundial de la Salud Sitio web disponible en: http://www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sugars_intake/es/, https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/154587/WHO_NMH_NHD_15.2_spa.pdf;jsessionid=6C5CE486CBA5004A07CB720AD68B22A3?sequence=2

2 Foster-Powell K, Holt S y Brand-Miller JC. International table of glycemic index and glycemic load values: 2002. Am J Clin Nutr2002;76:5–56. Disponible en: http://abran.org.br/wp/wp-content/uploads/2012/10/Am-J-Clin-Nutr-2002-Foster-Powell-5-56.pdf

3 OMS (2013). Ingesta de sodio en adultos y niños. 2018, de OMS Sitio web: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/85224/WHO_NMH_NHD_13.2_spa.pdf;jsessionid=72455F959F7FF488958D1166F1B1BB82?sequence=1

4 Claudia Cervantes. (2016). México duplica consumo de sal. 2018, de El Pulso Laboral Sitio web: http://www.elpulsolaboral.com.mx/seguridad-social-y-salud/2430/mexico-duplica-consumo-de-sal

5 Bourges H. Casanueva E. Rosado JL. Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Tomo II: México. Editorial Médica Panamericana.

6 ADA (2014).¿Qué son los carbohidratos?. 2018, de American Diabetes Association. Disponible en: http://archives.diabetes.org/es/alimentos-y-actividad-fisica/alimentos/que-voy-a-comer/comprension-de-los-carbohidratos/que-son-carbohidratos.html

7 NIH. Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. MedlinePlus. Índice glucémico y diabetes. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000941.htm

8 G Pineton de Chambrun, M Body-Malapel, I Frey-Wagner, M Djouina, F Deknuydt, K Atrott, N Esquerre, F Altare, C Neut, M C Arrieta, T-D Kanneganti, G Rogler, J-F Colombel, A Cortot, P Desreumaux, and C Vignal (2014). Aluminum enhances inflammation and decreases mucosal healing in experimental colitis in mice. Mucosal Immunol. May; 7(3): 589–601. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3998638/

9 Ikechukwu Onyebuchi Igbokwe, Ephraim Igwenagu, and Nanacha Afifi Igbokwe (2019). Aluminium toxicosis: a review of toxic actions and effects. Interdiscip Toxicol. 2019 Oct; 12(2): 45–70. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7071840/?report=classic

10 Anders Glynn & Sanna Lignell (2019) Increased urinary excretion of aluminium after ingestion of the food additive sodium aluminium phosphate (SALP) – a study on healthy volunteers, Food Additives & Contaminants: Part A, 36:8, 1236-1243, DOI: 10.1080/19440049.2019.1626998.

11 New Jersey Department of Health. (2007). Hazardous Substance Fact Sheet. Aluminum Phosphate. Disponible en: https://www.nj.gov/health/eoh/rtkweb/documents/fs/0062.pdf

Notas relacionadas

Radiografía de… Chilorio de cerdo Chata > leer

Radiografía de… Frosted Krispies de Kellogg´s > leer

Radiografía de… Sangría Casera > leer

El poder de… El Pozole > leer

Menús saludables de fiestas patrias ¡sí, señor! > leer