Radiografía de… Maruchan tipo ramen

10 noviembre, 2020 | : Análisis de productos

Maruchan tipo ramen (paquete de 85 gramos)

  • 1,620 mg de sodio por bolsita, lo que equivale al 81% del requerimiento diario total para un adulto y 108% del requerimiento de una niña o niño.
  • 49% de las grasas que contiene son grasas saturadas.
  • 39 ingredientes en total, entre ellos, glutamato monosódico y otros aditivos perjudiciales.

10 noviembre 2020. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Maruchan tipo ramen, pasta de harina precocida (paquete de 85 gramos):

 

Azúcares:

Contiene 1.5 gramos (g).

El condimento presenta dos diferentes tipos de endulzantes: maltodextrina y azúcar.

Es frecuente que para la manufacturación de productos procesados se utilicen mezclas de azúcar y sal para dar mayor palatabilidad.

La industria procesadora de alimentos ha trabajado fuertemente en la optimización del sabor de un producto que genera en el consumidor la “necesidad” de recurrir a él una y otra vez.

Cuando se da la combinación perfecta de azúcar, grasa y sal, junto a la textura, la repetición en el consumo está asegurada.1

En la ciencia del procesamiento de alimentos se ha estudiado a profundidad la manipulación química de los productos y se han logrado generar los puntos exactos para que los sabores sean “irresistibles” a los consumidores.

Grasa:

Contiene 14.6 g por paquete, lo que equivale a casi 3 cucharas cafeteras de grasa, una cantidad alta.

Además, de los 14.6 g de grasa total, 7.2 g son de grasa saturada, el equivalente a 1½ cucharadas cafeteras.

El 49.3% de la grasa total del producto es grasa saturada.

El consumidor debe tener mayor cuidado con las grasas saturadas, pues presentan un impacto negativo en el organismo y mayor riesgo de enfermedades del corazón.

Sodio:

Contiene 1,620 miligramos (mg).

Esta cantidad cubre el 108% del sodio total recomendado para un niño o niña (1,500mg) y el 81% de la recomendación para un adulto (2,000mg).2

Las altas ingestas de sodio se han asociado a padecimientos como presión arterial elevada.3

La cantidad de sodio en este paquete es excesiva, ya que en una persona cubre casi la totalidad o el total (en el caso de los niños) del sodio recomendado para todo un día.

Sin darse cuenta, en un solo plato de sopa Maruchan tipo ramen se estará consumiendo el sodio necesario para todo un día.

Hay consumidores que tienen alta preferencia por este tipo de sopas y las consumen frecuentemente. Sin embargo, a mediano y largo plazo se generarán impactos negativos en su organismo, como presión alta, una enfermedad que tiene consecuencias graves.

Energía:

Contiene 366 calorías por paquete.

De acuerdo con las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana, donde el promedio de consumo al día es de 2,000 calorías en adultos y 1,579 calorías en niños,2 un paquete de sopa cubre el 18.3% de las calorías totales recomendadas para todo un día para un adulto y 23.1% para un niño.

El producto contiene calorías con una baja o nula calidad nutrimental.

Diversos estudios han demostrado que la calidad de las calorías que consumimos tendrá un impacto inmediato, tanto en el metabolismo de la grasa como en el metabolismo hormonal. Es importante cuidar las fuentes de calorías y no recurrir a energía que no nutre.3

Es necesario que los alimentos que se consumamos sean ricos en nutrientes y micronutrientes, de fuente natural, provenientes de una dieta variada, suficiente y de calidad.4

Ingredientes:

Pasta: harina de trigo enriquecida (harina de trigo, niacina, hierro reducido, mononitrato de tiamina, riboflavina, ácido fólico), aceite vegetal conservado con TBHQ, sal, salsa de soya (agua, trigo, frijol de soya, sal), carbonato de potasio, carbonato de sodio, hexametafosfato de sodio, tripolifosfato de sodio, fosfato monosódico.

Sazonador: sal, glutamato monosódico, especias (pimienta roja, semilla de apio), vegetales deshidratados (zanahorita, ajo, cebolla, cebollín), ácido cítrico, proteína hidrolizada (maíz, trigo, soya), azúcar, extracto de levadura, salsa de soya deshidratada (trigo, frijol de soya, sal), maltodextrina, saborizantes naturales de langosta y camarón, dióxido de silicio (agente antiglomerante), habanero 0.05%, guanilato de sodio, inosinato de sodio, aceite vegetal (palma), lactosa, limón en polvo 0.01%.

El producto está compuesto por 39 ingredientes en total, entre ellos, glutamato monosódico, TBHQ y dióxido de silicio.

La cantidad de sodio es abundante, así como la grasa saturada.

El producto es prácticamente harina de trigo refinada, grasa, sal y aditivos: la combinación perfecta para generar altos grados de adicción.

Cuando se mezclan tantos potenciadores de sabor, como el glutamato monosódico, el guanilato de sodio y el inosinato de sodio se genera un mayor placer en el paladar, puesto que estos aditivos generan químicamente el sabor umami,6 un sabor intensamente placentero, implicando un desplazo del consumo de alimentos naturales, debido a que estos difícilmente podrán competir con sabores tan intensos.7

Aditivos:

Glutamato monosódico. Se ha visto que el glutamato inhibe centros de saciedad, induciendo a comer vorazmente.

También ha demostrado ser neurotóxico.8

También se ha observado una relación entre la ingesta de glutamato monosódico y el aumento de peso, ya que induce a una mayor ingesta energética.9

TBHQ. Químico sintético con propiedades antioxidantes.

Ante su ingesta prolongada se han observado efectos como náuseas, vómitos, zumbido en los oídos, delirio, sensación de asfixia, colapso.

Estudios en animales han mostrado efectos en el hígado a dosis bajas, resultados positivos en las pruebas de mutación in vitro en células de mamífero, cambios bioquímicos en dosis bajas y efectos en la reproducción a dosis altas.10

Dióxido de silicio. Ante la exposición directa de este producto en células se han observado afectaciones en la diferenciación neuronal y el funcionamiento de las mitocondrias.

También se ha visto que genera reacciones alérgicas en la garganta ante el contacto directo.11, 12

Si bien es considerado un ingrediente seguro, no vale la pena exponer al organismo a estos químicos, debido a que se encuentran en varios productos y a largo plazo la exposición podría ser mayor.

Etiquetado:

El producto tiene EXCESO DE GRASAS SATURADAS.

El etiquetado es llamativo, con colores brillantes como verde y naranja.

En la parte frontal se observa la imagen de un plato con la sopa preparada.

Llama la atención que el empaque no contiene sello de exceso en sodio o calorías, cuando el paquete preparado contiene 1,620 mg de sodio.

Esto es porque la información que se presenta es por porción preparada (585 g), la cual es mucho mayor que el peso neto del producto (85 g) sin preparar.

Presentar la información del producto preparado (añadiendo agua), hace que se “diluya” la información en una porción mayor, de casi 600 g (585 g), haciendo parecer que la cantidad de sodio o calorías no es excesiva. Este caso podría estar sucediendo con productos que requieran de alguna preparación antes de ser consumidos.

Por otro lado, el etiquetado tampoco expone la cantidad de aditivos presentes.

En este caso, la información nutrimental e ingredientes, que es información muy relevante, no logra verse claramente a simple vista.

Un consumidor difícilmente podría distinguir la cantidad excesiva de aditivos que contiene el producto.

Es importante que los productos que contienen glutamato monosódico lo expongan en sus etiquetas, ya que hay personas que son hipersensibles a este ingrediente y les podría generar efectos adversos de forma inmediata.

También es muy importante proteger a los niños de dicho ingrediente.

Existe toda una serie de ingredientes totalmente seguros que pueden sustituir fácilmente a los ingredientes que usa la industria y que generan un impacto negativo.

Nuestra valoración:

Evitar por sus altos contenidos de sodio, grasa y glutamato monosódico.

No recomendada para niños o niñas.

Te proponemos:

Tallarines caseros.

A continuación, la receta.

Plato de tallarines caserosTallarines caseros
(4 porciones)

Ingredientes:

• 1 paquete de pasta de trigo integral tipo espagueti o tallarín
• 3 jitomates
• ½ cebolla
• Ajo
• Hierbas sazonadoras, sal y pimienta
• ½ cucharadita de mantequilla o aceite de oliva
• Zanahoria picada en trozos pequeños (puedes poner otras verduras si así lo deseas)

Preparación:

1. Pon a hervir la zanahoria con un pequeño trozo de cebolla, ajo, la mantequilla o aceite, sal y pimienta. Una vez que se haya cocido un poco la zanahoria, añade los tallarines. Deja que ambos hiervan hasta que queden cocidos.
2. De forma paralela, pon a hervir el jitomate, el resto de la cebolla, el ajo, sal y pimienta. Una vez que el jitomate y la cebolla estén cocidos, licúalos con un poco de agua y con las hierbas aromáticas para sazonar.
3. Vacía el agua de los tallarines y añade la pasta de tomate.
4. El procedimiento tarda alrededor de 20 a 25 minutos, que resulta en la comida para 4 personas, además de ser con ingredientes totalmente seguros.

Receta: Elaboración propia, El Poder del Consumidor.

 
* Producto consultado en octubre de 2020.

_____________________________________

1 Del Caño G. (2020). Bliss point: qué alimentos nos provocan felicidad y cómo evitar que nos enganchen. Eroski Consumer. Disponible en: https://www.consumer.es/alimentacion/que-es-bliss-point-comida.html

2 Bourges H. Casanueva E. Rosado JL. Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Tomo II: México. Editorial Médica Panamericana.

3 Salvador Camacho & Andreas Ruppel (2017) Is the calorie concept a real solution to the obesity epidemic?, Global Health Action, 10:1, DOI: https://doi.org/10.1080/16549716.2017.1289650

4 Feinstein L, Sabates R, Sorhaindo et al. Dietary patterns related to attainment in school: the importance of early eating patters. J Epidemiol Community Health 2008;62:734-740.

5 Moss M (2013). Sugar, fat, salt: how the food giants hooked us. Random House Audio. New York. USA.

6 Prescott, John. (2014). Umami. The Fifth Taste.

7 Weber Cullen K, Eagan J, Baranowski T, Owens E, Moor C. Effect of a La Carte and Snack Bar Foods at School on Children’s Lunchtime Intake of Fruits and Vegetables. J Am Diet Assoc. 2000; 100:1482-1486.

8 Marwa A. Abass and Manal. R. Abd El-Haleem Evaluation of Monosodium Glutamate Induced Neurotoxicity and Nephrotoxicity in Adult Male Albino Rats. Journal of American Science 2011;7(8):264-276 http://www.jofamericanscience.org/journals/am-sci/am0708/028_6313am0708_264_276.pdf

9 Rogers y Blundel (1990). Umami and appetite: effects of monosodium glutamate on hunger and food intake on humans. Physiol Behav. 48(6): 801-4. Abstract disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2087510

10 Valle-Vega P. (2011). Toxicología de Alimentos, TBHQ-Butil-hidroquinona terciario. UNAM-Facultad de química. Disponible en: http://alimentosyaditivos.blogspot.mx/2011/02/tbhq-butil-hidroquinona-terciaria-e-319.html

11 Ducray A, Felser A, Zielinesky J, BittnerA, Burgi J, Nuoffer JM, Frenz M, Mevissen M. (2017). Efects of silica nanoparticle exposure on mitochondrial function during neuronal diferentiation. J of Nanobiotechnology; 15:49. DOI 10.1186/s12951-017-0284-3. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5496409/pdf/12951_2017_Article_284.pdf

12 OSHA Fact Sheet (2018). OSHA’s Respirable Crystalline Silica Standard for General Industry and Maritime. United States Department of Labor, Occupational Safety and Health Administration. Disponible en: https://www.osha.gov/Publications/OSHA3682.pdf

Notas relacionadas

Radiografía de… Tostitos Xtra Flamin Hot de Sabritas > leer

Radiografía de… Jarabe Karo Bebé > leer

Radiografía de… Churritos Nopalia > leer

El poder de… La calabaza de castilla > leer

Un menú práctico, saludable y barato #75 | ¡Menú con el poder de los quelites! > leer