Radiografía de… Cereal de trigo con miel Etapa 4 de Gerber

11 marzo, 2019 | : Análisis de productos

Cereal de trigo con miel Etapa 4 de Gerber (bolsa con 300 gramos)

  • Los dos primeros ingredientes son harina refinada y azúcar.
  • Una porción contiene 3.6 g de azúcar, cuando no se recomienda su consumo en menores de 2 años.
  • Cantidad de fibra baja (0.3 g por porción), lo que quiere decir que la fibra del producto ha sido removida, por lo que contiene harina de trigo refinada.

Por: Tabata Armenteros

11 marzo 2019. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Cereal de trigo con miel Etapa 4 de Gerber (bolsa con 300 gramos):

 

Azúcares:

La bolsa completa de producto contiene 72 gramos (g) de azúcar, es decir, casi 15 cucharadas cafeteras de azúcar.

Las instrucciones idican que una porción equivale a 15 gramos del producto, la cual tiene 3.6 g de azúcar, lo que equivale a casi una cucharada cafetera, que cubre el 26% del límite máximo tolerable de azúcares añadidos para ser consumido por un niño al día establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).1

Sin embargo, debemos apuntar que la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) señala que los niños menores de 2 años NO deben consumir ningún tipo de azúcar añadido.2

Es preocupante que niñas y niños tenga cada vez mayor acceso a este tipo de productos y que éstos se hayan convertido en parte de su ingesta cotidiana al ser considerados como “saludables” cuando NO lo son.

Incluso, en muchos casos este producto es consumido varias veces al día o en porciones mayores a la indicada, lo cual incrementa todavía más el consumo de azúcares añadidos de los niños.

Energía:

Cada porción aporta 55 calorías.

De acuerdo a las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para niños de 12 a 23 meses de edad que continúan con lactancia materna, el promedio de consumo diario es de 550 kcals,3 por lo que cada porción aporta el 10% de las calorías totales que un niño debería consumir al día, las cuales deberían de provenir de alimentos frescos y naturales, y no de productos ultraprocesados.

Fibra:

El total de fibra por porción es de 0.3 g., esto quiere decir que el producto contiene harina de trigo refinada.

El consumo recomendado de fibra para niños de 0 a 3 años es de 19 g al día.4 Distribuido durante el día, el consumo durante un desayuno debería aportar al menos 5 g.

Este producto sugiere que ofrece una opción saludable de desayuno, sin embargo NO es así, ya que su contenido de fibra es bajo y sus contenidos de azúcares añadidos y de harina refinada son altos.

La harina refinada tiene un índice glucémico5 semejante al del azúcar, precisamente porque la fibra ha sido removida, como observamos en este “cereal infantil”, es decir, que este producto eleva los niveles de glucosa en sangre de manera similar que el azúcar.

Ingredientes:

El primer ingrediente es harina refinada y el segundo es azúcar.

A pesar de que este producto está fortificado con vitaminas y minerales, la realidad es que todos los cereales que han pasado por un proceso de refinación pierden su contenido de micronutrimentos, por lo cual, por norma, los cereales tienen que ser adicionados con vitaminas y minerales. Esto proporciona algunos de los micronutrimentos perdidos, pero no todos.

Cuando estos productos se consumen en exceso proporcionan energía adicional, en especial porque muchos contienen azúcar agregada, como este “cereal infantil”.

Harina de trigo (87.4%), miel de abeja (9%), lecitina de soya, carbonato de calcio, fosfato dibásico de potasio, magnesio, hierro, zinc, niacina, vitamina E, cobre, vitamina B6, vitamina A, vitamina B1, ácido fólico, vitamina D y vitamina B12.

Etiquetado:

En ningún lado se muestra el etiquetado frontal GDA, por lo tanto no se puede saber de manera rápida si este producto es ALTO en CALORÍAS y AZÚCARES.

En la parte frontal aparecen imágenes de trigo entero y se señala que está hecho con ”cereal natural”, sin embargo en el listado de ingredientes observamos que es harina de trigo ―sin ser el grano entero―, que como describimos anteriormente es harina refinada, por lo cual únicamente genera confusión en los consumidores al hacerlos creer que este producto es natural, cuando NO lo es.

En la parte posterior del producto pone TIPS GERBER, indicando que “los cereales forman parte de una dieta completa, al incluirlos en la dieta del bebé estará consumiendo nutrimentos importantes para su crecimiento”, con lo cual están haciendo creer que su producto es saludable, pero ya vimos que la realidad es otra.

Estas etiquetas son peligrosas, ya que inducen a creer que el producto que están adquiriendo es de excelente calidad y que va a ayudar a su hijo a tener un mejor crecimiento, pero esto es equivocado.

Además, la empresa recomienda el producto a partir de los 12 meses de edad del bebé, pero recordemos que este tipo de productos no son la mejor opción en cuanto a calidad nutricional, ya que siguen siendo productos ultraprocesados, los cuales no deben sustituir fuentes de alimentos nutritivos, frescos y naturales, como las frutas, verduras y cereales integrales, como la avena y la tortilla.

Nuestra valoración:

No se recomienda su consumo, ya que contiene azúcares añadidos y harinas refinadas que no son aptos para consumo en menores de 2 años, ya que durante los primeros años de vida se forman los hábitos y preferencias alimentarias que serán difíciles de modificar posteriormente, por lo que repercutirán en la salud y nutrición futuras.

Te proponemos:

Puedes elaborar tú propio cereal con ingredientes como arroz o copos de avena triturados que pueden remojarse en leche ―puede ser leche materna si se continúa en periodo de lactancia― e integrar fruta triturada, como manzana, plátano o pera, o fruta deshidratada, como pasas o arándanos. Con esto ya no es necesario añadir azúcar, miel o jarabes.

Además, estarás brindando a tu bebé toda la energía y nutrimentos que necesita proveniente de alimentos frescos, además de que fomentas buenos hábitos de alimentación desde una etapa temprana.

_____________________________________

  1. WHO. (2015). WHO calls on countries to reduce sugars intake among adults and children. 2018, de World Health Organization Sitio web: http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2015/sugar-guideline/en/
  2. – (2016). ¿Cuánto azúcar puede tomar un niño al día? 2018, de Canal Diabetes Sitio web: http://www.canaldiabetes.com/cuanto-azucar-nino/
  3. Organización Mundial de la Salud / Organización Panamericana de Salud (OMS/OPS). La alimentación del lactante y del niño pequeño. Capítulo modelo para libros de texto dirigidos a estudiantes de medicina y otras ciencias de la salud. Washington; 2010. ISBN 978-92-75-33094-4.
  4. Gidding et. al. (2005). Dietary Recommendations for Children and Adolescents. A Guide for Practitioners. Consensus Statement From the American Heart Association. Circulatio; 112: 2061-2075). Disponible en: https://www.ahajournals.org/doi/pdf/10.1161/circulationaha.105.169251
  5. Foster-Powell, Holt Brand-Miller (2002). International table of glycemic index and glycemic load values: 2002. Am J Clin Nutr; 76: 5-56.

Notas relacionadas

Radiografía de… Queso Philadelphia de Kraft > leer

Radiografía de… Yogurt Delicias pay con galleta Oreo de Lala > leer

Radiografía de… Huevito Kínder Sorpresa > leer

El poder de… El chayote > leer

Menús saludables de fiestas patrias ¡sí, señor! > leer