Radiografía de… Palomitas de maíz acarameladas Pop Karameladas de Barcel

28 octubre, 2019 | : Análisis de productos

Palomitas de maíz acarameladas Pop Karameladas de Barcel (bolsa de 260 gramos)

  • Alto en azúcares y calorías.
  • Una bolsa individual de estas palomitas contiene casi 13 cucharadas cafeteras de azúcar.
  • Se presentan como unas simples palomitas de maíz con caramelo, pero contienen una variedad de aditivos e ingredientes que dañan la salud.

Por: Xaviera Cabada

28 octubre 2019. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Palomitas de maíz acarameladas Pop Karameladas de Barcel (bolsa de 260 gramos):

 

Azúcares:

Cada 120 gramos (g), que corresponde al contenido aproximado de una bolsa individual, contiene 64 g de azúcares, lo que es equivalente a 12.8 cucharadas cafeteras.

Esta cantidad cubre el 128% del límite máximo tolerable del consumo de azúcares añadidos para un adulto y el 160% para un niño, de acuerdo con las sugerencias de consumo de azúcares añadidos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).1

Contiene azúcar y jarabe de maíz, lo que hace que la cantidad de fructosa sea mayor.

Es de suma importancia estar atentos a la cantidad de carbohidratos que consumimos, ya que con productos como este que se analiza estamos ingiriendo más de lo máximo tolerado para todo un día, lo que genera graves afectaciones a nuestra salud.

Grasas:

Contiene 9 g de grasa por porción, de los cuales el 55% (5 g) son grasas saturadas.

La cantidad de grasa por porción es considerable, ya que 4 galletas pueden ser consumidas muy rápido, especialmente si son del gusto de los consumidores.

Además de la mantequilla, contiene grasa vegetal o “manteca vegetal”, considerada una grasa dañina por su alto grado de saturación química.

Es importante cuidar el consumo de grasas, especialmente en personas con obesidad o pacientes con problemas del corazón.

Sodio:

Contiene 180 miligramos (mg) de sodio por cada porción de 120 g, lo que cubre el 9% de la recomendación diaria para un adulto, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y el 12% de lo recomendado para un niño.2

Es importante moderar el consumo de sodio en la dieta habitual, ya que el alto consumo se le ha asociado con padecimientos como presión alta y enfermedades cardiovasculares.3

Grasa:

Contiene 20 g de grasa total por cada 120 g de producto.

Esta cantidad cubre el 30% del total de grasa recomendada diariamente en adultos. Para un niño cubre el 38% de las grasas requeridas al día.4

Con esta porción equivalente a una bolsa pequeña se está cubriendo la tercera parte de las grasas recomendadas de un día.

El 20% de estas proviene de grasas saturadas.

Y cabe recordar que el alto consumo de grasas saturadas se ha asociado con enfermedades como aterosclerosis, enfermedades cerebrovasculares, entre otras.5

Energía:

Cada 120 g aportan 564 calorías.

De acuerdo con las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana, donde el promedio de consumo al día es de 2,000 calorías en adultos y 1,579 calorías en niños,6 una porción que fácilmente se consume en menos de 15 minutos cubre el 28.2% y 35.7% del conusmo calórico total por día para adultos y niños respectivamente.

En otras palabras, con una porción de 120 g se está cubriendo con la tercera parte del requerimiento calórico diario.

Es importante recordar que “no todas las calorías son iguales”,7 sino que su consumo debe provenir de fuentes ricas en nutrientes.

Ingredientes:

Contiene 11 ingredientes: Azúcar, maíz palomero, jarabe de maíz, aceite y grasa vegetal, lecitina de soya, polisorbato 60, polisorbato 80, poliglicerol de polirricinoleato, bicarbonato de sodio, saborizante artificial, sal yodada.

El primer ingrediente es azúcar, el segundo es maíz y el tercer ingrediente es nuevamente otro tipo de azúcar.

Contiene aceite y grasa vegetal (manteca vegetal).

También observamos que contiene tres aditivos que han mostrado tener efectos dañinos a la salud.

Es importante estar muy atentos a los ingredientes que consumimos a través de los productos disponibles, ya que muchos de ellos los ofrecemos a los niños sin saber que contienen aditivos tóxicos para el organismo.

Aditivos:

Polisorbato 60 y 80. Evita que los productos se pongan rancios.

En estudios con ratones se descubrió que estos aditivos afectan las bacterias intestinales, provocando inflamación y otros cambios en el intestino.

También se observó una relación en su consumo con obesidad y síndrome metabólico.8

Poliglicerol de polirricinoleato. Entre los posibles efectos de su consumo se encuentran reacciones alérgicas, debido a la modificación de la permeabilidad de la pared intestinal.9 Se han establecido dosis máximas por los efectos que se han visto tener en la misma.10

Etiquetado:

Este producto tiene EXCESO DE AZÚCAR y EXCESO DE CALORÍAS.

También sorprende la cantidad y tipo de aditivos que contiene, los cuales han mostrado tener efectos adversos a la salud.

De acuerdo con el etiquetado tipo GDA un consumidor no puede determinar que el producto contiene cantidades elevadas de azúcares y calorías, así como de aditivos. Sucede lo contrario, pues el empaque las hace ver como unas simples palomitas de maíz acarameladas.

En la parte posterior del empaque contiene varias leyendas como “naturalmente sin colesterol” y “libre de grasas trans”, lo que hace creer que es un producto “no tan malo”.

Nuestra valoración:

Evitar, especialmente en niños.

Consumo no recomendado por las altas cantidades de azúcares y calorias, así como de aditivos adversos a la salud.

Te proponemos:

Hacer tus propias palomitas de maíz.

 
* Producto consultado el 13 de octubre de 2019.

_____________________________________

  1. OMS (2015). Ingesta de azúcares para adultos y niños. 2018, de Organización Mundial de la Salud Sitio web: http://www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sugars_intake/es/
  2. OMS (2013). Ingesta de sodio en adultos y niños. 2018, de OMS Sitio web: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/85224/WHO_NMH_NHD_13.2_spa.pdf;jsessionid=72455F959F7FF488958D1166F1B1BB82?sequence=1
  3. Capuccio F. (2013). Cardiovascular and other effects of salt consumption. Kidney Int Suppl 3(4): 312-315. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4089690
  4. Bourges H. Casanueva E. Rosado JL. Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Tomo II: México. Editorial Médica Panamericana.
  5. WHO (2003). Diet, nutrition and the prevention of chronic diseases. Para descargar todos los capítulos: http://www.who.int/dietphysicalactivity/publications/trs916/download/en/. Capítulo “Diet, nutrition and chronic diseases in context” disponible en: http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/149782/1/9789241549028_eng.pdf?ua=1
  6. Bourges H. Casanueva E. Rosado JL. Op cit.
  7. Smoak-Spell C. (2016). There’s no sugar-coating it: All calories are not created equal. Harvard Medical School. Disponible en: https://www.health.harvard.edu/blog/theres-no-sugar-coating-it-all-calories-are-not-created-equal-2016110410602
  8. Center for Science in Public Interest. Chemical Cuisine. Disponible en: https://cspinet.org/eating-healthy/chemical-cuisine#polysorbate
  9. E476 – Polirricinoleato de poliglicerol. Disponible en: https://www.nomasaditivos.com/aditivos/grupo-e400/e476/
  10. European Food Safety Authority. EFSA. (2017). Re‐evaluation of polyglycerol polyricinoleate (E 476) as a food additive. Disponible en: https://efsa.onlinelibrary.wiley.com/doi/10.2903/j.efsa.2017.4743

Notas relacionadas

Radiografía de… Pastisetas originales Suandy > leer

Radiografía de… Postre de manzana sabor canela de Gerber > leer

Radiografía de… Salsa de tomate estilo bolognesa de Hunts > leer

El poder de… El chile manzano > leer

Menús saludables de fiestas patrias ¡sí, señor! > leer