Radiografía de… Galletitas sabor vainilla de Gerber

14 enero, 2020 | : Análisis de productos

Galletitas sabor vainilla de Gerber (paquete con 126 gramos)

  • Casi el 30% del producto es azúcar añadida.
  • El segundo ingrediente es harina refinada.
  • La publicidad recomienda el producto para bebés de 12 meses en adelante, cuando no se recomienda el consumo de azúcares añadidos en dicha edad.

Por: Xaviera Cabada

14 enero 2020. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Galletitas sabor vainilla de Gerber (paquete con 126 gramos):

 

Azúcares:

Contiene dos diferentes tipos de endulzantes y casi la tercera parte de una galletea de 7 g son azúcares añadidos (2 g). Esto equivale a casi media cucharada cafetera de azúcar por galleta.

Cabe señalar, por supuesto, que un lactante llega a comer más de una galleta.

Esta es una contraindicación, ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda el consumo de azúcares añadidos en niños menores de dos años.1

Durante la primera infancia el bebé se encuentra desarrollando sus propios gustos y hábitos, así como el reconocimiento de los sabores en los alimentos. El proporcionar azúcar añadida en dicha etapa interfiere con el proceso de conocer los sabores naturales de los alimentos, lo que repercutirá en las preferencias alimentarias a lo largo de la vida.2

Es importante mencionar que en México nos encontramos en emergencia nacional a causa del sobrepeso, obesidad y diabetes, debido la gran disponibilidad de productos altos en azúcares, harinas refinadas, grasas, sales y aditivos que se añaden a los productos ultraprocesados.

El presente producto tiene las características de un ultraprocesado, ya que el segundo ingrediente es harina refinada y el tercero es azúcar, además de ser bajo en fibra y nutrientes esenciales.

Expertos han expresado que los alimentos para bebés contienen demasiada azúcar. Es por ello que la misma OMS ha solicitado se prohíba añadir azúcares a este tipo de productos.3

Fibra:

Una galletita contiene menos de medio gramo de fibra (0.29 g), cantidad mucho menor que la cantidad de azúcar añadida en la misma.

Esto nos indica que el producto contiene harina refinada, a la cual se le ha removido la fibra disponible, dejando sólo un cuarto de gramo por porción.

Energía:

Cada porción (1 galleta) aporta 31 calorías.

La mayoría de las calorías provienen de azúcares y harina refinada, de la que ha sido removida toda la fibra y otros nutrientes esenciales.

Es importante que las fuentes de calorías provengan de alimentos ricos en nutrientes para el buen desarrollo de los niños pequeños.

Ingredientes:

Harina integral de trigo, harina enriquecida de trigo (harina de trigo, niacina, hierro, mononitrato de tiamina, riboflavina, ácido fólico), caña de azúcar, aceite de girasol, suero de leche, melaza, extracto de vainilla, sal, bicarbonato de sodio, mezcla de tocoferoles, saborizante natural y lecitina de soya. Vitaminas y minerales: Carbonato de calcio, hierro, vitamina E y óxido de zinc.

Contiene 12 ingredientes en total (sin contar las vitaminas y minerales añadidos). Dos ingredientes son endulzantes (caña de azúcar y melaza) y el segundo ingrediente es harina refinada.

Por sus ingredientes y el número de los mismos, este producto entra dentro de la categoría de “productos ultraprocesados”, de acuerdo con el estudio del doctor Monteiro,4 ya que su formulación es resultado del fraccionamiento de alimentos y la recombinación de sus partes junto con aditivos, listos para consumo, hiperpalatables y con el potencial para reemplazar alimentos naturales.

En especial con los infantes es de suma importancia que se les proporcionen alimentos enteros, ricos en nutrientes, ya que esto impactará en el buen funcionamiento de su organismo y sus hábitos alimentarios de por vida.

Etiquetado:

Producto con EXCESO DE CALORÍAS Y AZÚCARES.

Este producto está basado en harinas y azúcares, aunque se promociona como adecuado para el consumo de un bebé de 12 meses. Esto es una contraindicación a lo que establecen pediatras y la OMS para la primera infancia.

En la etiqueta se establece que son hechas con harina integral, haciendo creer que es un producto integral, sin embargo no están elaboradas únicamente de harina integral, lo que representa una gran diferencia en cuanto a contenido de fibra y nutrientes.

El etiquetado también contiene diferentes leyendas que establecen que el producto es adecuado para “tu pequeño”. Es decir, la publicidad va dirigida directo a padres de familia de forma confusa para hacer creer que es un producto apropiado, cuando realmente no lo es.

Es importante que los etiquetados en los productos, especialmente aquellos para infantes, orienten a los consumidores con respecto a su contenido, ya que los padres de familia podrían creer que es un producto apropiado para sus hijos, cuando realmente se corre el riesgo de que su consumo impacte negativamente la formación de hábitos.

Nuestra valoración:

No se recomienda su consumo en menores de dos años.

Se podría usar esporádicamente como postre para escolares.

Te proponemos:

Galletas caseras integrales, sin azúcar añadida, añadir fruta molida como endulzante.

También recomendamos cereales naturales, como la avena y el amaranto.

 
* Producto consultado el 9 de enero de 2020.

_____________________________________

  1. OMS. La alimentación del lactante y el niño pequeño. Capítulo modelo para estudiantes de medicina y otras ciencias de la salud, 2010. Disponible en: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/44310/9789275330944_spa.pdf?sequence=1
  2. Moreno JM, Galiano MJ. El desarrollo de los hábitos alimentarios en el lactante y el niño pequeño. Sentido y sensibilidad. Revista Pediatría de Atención Primaria 2006; 8(1): 11-25. Resumen disponible en: https://medes.com/publication/23384
  3. The Guardian. (2019). WHO urges ban on high levels of sugar from fruit puree in baby food. United Kingdom. Disponible en: https://www.theguardian.com/society/2019/jul/15/who-urges-ban-on-high-levels-of-sugar-from-fruit-puree-in-baby-food
  4. Monteiro, C., Cannon, G., Moubarac, J., Levy, R., Louzada, M., & Jaime, P. (2018). The UN Decade of Nutrition, the NOVA food classification and the trouble with ultra-processing. Public Health Nutrition, 21(1), 5-17. doi:10.1017/S1368980017000234.

Notas relacionadas

Radiografía de… Salsa de guacamole con chile habanero de Clemente Jacques > leer

Radiografía de… Tortillas integrales Mission > leer

Radiografía de… Chorizo de pavo Fud > leer

El poder de… La caña > leer

Menús saludables de fiestas patrias ¡sí, señor! > leer