Radiografía de… Pan Bimbo Multigrano 5 granos

11 mayo, 2020 | : Análisis de productos

Pan Bimbo Multigrano 5 granos (paquete de 610 gramos)

  • No es integral, su primer ingrediente es harina de trigo refinada y el segundo azúcar.
  • Sólo 10% del producto es “mezcla de granos”, los cuales no son granos enteros.
  • La publicidad es engañosa, haciéndole parecer pan integral.

11 mayo 2020. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Pan Bimbo Multigrano 5 granos, pan con granos y semillas de girasol (paquete 610 gramos, una rebanada 29 gramos):

 

Azúcares:

Cada porción de 29 gramos (g) ―una rebanada― contiene 2 g de azúcar, lo que equivale a poco menos de ½ cucharadita de azúcar, lo cual cubre un 4% de la recomendación de consumo máximo de azúcares añadidos para un adulto y el 5% para un niño, de acuerdo con las sugerencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).1

El segundo ingrediente del producto es azúcar, lo que quiere decir que está dentro de los ingredientes más abundantes.

Si utilizamos el producto para preparar un sándwich (que es muy común), equivaldría a consumir una cucharadita de azúcar. Además, contiene melaza, otro tipo de endulzante.

Es importante estar conscientes del consumo de azúcar a través de productos que no son naturalmente dulces, ya que podríamos confiar en que no la contienen.

En un estudio realizado por investigadores de la Universidad del Norte de Carolina se observó que un alto porcentaje de los productos en el mercado americano contienen algún tipo de azúcar añadido,2 sin que el consumidor lo pueda detectar con facilidad. De esta forma, poco a poco se van juntando cantidades considerables de azúcares con el consumo de esta clase de productos.

Sodio:

Contiene 140 miligramos (mg) de sodio por rebanada, lo que cubre el 7% del sodio total recomendado para un adulto y el 9.3% de la recomendación para un niño, según la OMS.3

Esta cantidad es alta, ya que solo se trata de una rebanada y es importante considerar que por lo general se consumen dos rebvanadas, lo que equivaldría a 280 mg de sodio.

Existe una relación directa entre el alto consumo de sodio y valores elevados de presión arterial,4 por lo que se debe limitar su consumo en la dieta habitual.

Para ser una rebanada de pan, el porcentaje de sodio que cubre el requerimiento total para un día es alto.

Energía:

Aporta 82 calorías por una rebanada.

De acuerdo con las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana, donde el promedio de consumo al día es de 2,000 cal en adultos y 1,579 cal en niños,5 una rebanada cubre con el 4.1% y 5.1% del consumo calórico total por día para adultos y niños, respectivamente.

El aporte de calorías es alto para el tamaño de la porción, en especial si se considera que la principal fuente de calorías proviene de harina refinada, su principal ingrediente.

Fibra:

Contiene 1 g de fibra por porción, lo que refleja que el producto es principalmente harina refinada.

El consumo de fibra tiene beneficios a la salud, previene el estreñimiento, disminuye los niveles de glucosa, triglicéridos y colesterol sanguíneos, y brinda saciedad por más tiempo.6

Una de las desventajas del consumo de harinas refinadas es la poca o escasa cantidad de fibra.

Los expertos recomiendan limitar al máximo el consumo de harinas refinadas por su bajo aporte nutricional y de fibra.

Este producto contiene el doble de azúcar (2 g) que de fibra (1 g) por rebanada.

Ingredientes:

Harina de trigo (gluten), azúcar, gluten de trigo, semilla de girasol, levadura, harina de centeno, gritz de maíz, harina de cebada, hojuelas de avena integral, sal yodada, melaza, aceite vegetal, harina de trigo fermentada, salvado de trigo, ácido láctico, mono y diglicéridos, enzimas, datem, lecitina de soya.

Contiene 19 ingredientes.

El primer ingrediente es harina refinada y el segundo es azúcar.

Es importante mencionar que la harina y el azúcar se absorben de forma similar a nivel sanguíneo.

El índice glicémico (IG), la medida de la rapidez con la que un alimento puede elevar su nivel de azúcar (glucosa) en la sangre, es muy rápida.

La escala es del 0 al 100, siendo la glucosa pura el nivel más alto. Sin embargo, las harinas refinadas se encuentran dentro de los alimentos con mayor IG.7

El consumo de harinas refinadas representa un riesgo para las personas con padecimientos como diabetes, sobrepeso u obesidad.

No contiene granos enteros, sino harinas de diferentes granos. Contiene hojuelas de avena y salvado de trigo, lo que le da una sensación de ser integral, sin embargo no contiene ninguna harina integral.

Tan solo el 10% del producto corresponde a la “mezcla de granos”, lo que no significa que sean granos enteros.

De acuerdo con el porcentaje que se establece, la cantidad de “granos” presentes equivaldría a 2.9 g por rebanada.

Etiquetado:

Producto con EXCESO de SODIO y CALORÍAS.

El etiquetado es engañoso, ya que hace ver al producto como un pan integral y saludable, cuando realmente no lo es. Está elaborado con harina refinada y azúcares (azúcar y melaza) y contiene una baja cantidad de fibra.

El producto resalta las palabras “Multigrano” y “5 granos”, sin embargo la nomenclatura del producto se observa en letras pequeñas en la parte inferior del empaque y establece que es “pan con granos y semilla de girasol”.

Esto no infringe la norma actual, porque en ningún lado establece que es integral o que tiene granos enteros,8 pero sí da la apariencia de contenerlos.

Las harinas refinadas son elaboradas a partir del grano entero, pero se remueve la fibra y los nutrientes esenciales.

Por otro lado, para darle una imagen de pan saludable, se observan un par de leyendas resaltando que no contiene jarabe de maíz de alta fructosa ni conservadores artificiales, lo que puede llegar a distraer la atención del consumidor sobre el contenido real del producto.

Adicionalmente, en la parte trasera del etiquetado contiene varias leyendas e imágenes de granos enteros y semillas de girasol que refuerzan el mensaje y dan la apariencia de ser un pan integral. Una de las leyendas es “está elaborado con trigo, centeno, avena y cebada”, pero no indica que son harinas refinadas.

Luego establece, refiriéndose al trigo, centeno, avena y cebada, que “son fuente de vitaminas del completo B y antioxidantes”, lo cual es cierto en el caso de los granos, pero los ingredientes presentes en el producto las contienen en porcentajes menores, ya que fueron removidos durante el proceso de refinamiento.

Hay personas que podrían consumir este producto de forma cotidiana creyendo que es un producto saludable. Es importante saber qué es lo que estamos consumiendo y no dejarnos engañar por mensajes que hacen ver al producto como sano.

Conforme los consumidores tenemos mayor acceso a la información sobre el contenido de los productos, existe la posibilidad de exigir productos con ingredientes de mejor calidad, por lo que es tan importante la regulación del etiquetado.

Nuestra valoración:

No recomendable para consumo habitual, principalmente por tener harina refinada como principal ingrediente.

Te proponemos:

Pan integral elaborado de forma artesanal o algún pan comercial realmente integral.

En cualquier caso, asegúrate de que no contenga jarabe de maíz de alta fructosa.

 
* Producto consultado el 16 de abril de 2020.

_____________________________________

  1. OMS. (2015). Ingesta de azúcares para adultos y niños. 2018, de Organización Mundial de la Salud Sitio web: http://www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sugars_intake/es/
  2. Popkin B y Hawkes C. (2016). Sweetening of the global diet, particularly beverages: patterns, trends, and policy responses. The Lancet. Vol. 4; 2:174-186. Doi: https://doi.org/10.1016/S2213-8587(15)00419-2 Disponible en: https://www.thelancet.com/journals/landia/article/PIIS2213-8587(15)00419-2/fulltext#articleInformation
  3. OMS. (2013). Ingesta de sodio en adultos y niños. 2018, de OMS Sitio web: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/85224/WHO_NMH_NHD_13.2_spa.pdf;jsessionid=72455F959F7FF488958D1166F1B1BB82?sequence=1
  4. Claudia Cervantes. (2016). México duplica consumo de sal. 2018, de El Pulso Laboral Sitio web: http://www.elpulsolaboral.com.mx/seguridad-social-y-salud/2430/mexico-duplica-consumo-de-sal
  5. Bourges H. Casanueva E. Rosado JL. Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Tomo II: México. Editorial Médica Panamericana.
  6. ADA. (2014). ¿Qué son los carbohidratos?. 2018, de American Diabetes Association. Disponible en: http://archives.diabetes.org/es/alimentos-y-actividad-fisica/alimentos/que-voy-a-comer/comprension-de-los-carbohidratos/que-son-carbohidratos.html
  7. NIH. Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. MedlinePlus. Índice glucémico y diabetes. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000941.htm
  8. NORMA Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria. 2018, de Diario Oficial de la Federación Sitio web: http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5137518&fecha=05/04/2010

Notas relacionadas

Radiografía de… Chocolate Abuelita > leer

Radiografía de… Sopa tipo Crema de Elote Knorr > leer

Radiografía de… Mezcladito de Kellogg´s (cereal surtido: Zucaritas, Froot Loops, Corn Pops, Choco Krispis) > leer

El poder de… El mamey > leer

Menús saludables de fiestas patrias ¡sí, señor! > leer