Radiografía de… Gastro Protect de Nestlé

22 septiembre, 2020 | : Análisis de productos

Gastro Protect de Nestlé (110 gramos)

  • Contiene 3 cucharadas cafeteras de azúcar por envase.
  • No establece claramente la cantidad de lactobacilos que contiene.
  • Los efectos benéficos que podrían llegar a tener los lactobacilos podría mermarse por la cantidad de azúcares añadidos, resultando en un producto de menor calidad.

21 septiembre 2020. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Alimento lácteo fermentado bajo en grasa sabor natural, Gastro Protect de Nestlé (110 gramos):

 

Azúcares:

Cada porción de 110 gramos (g), un envase, contiene 15.6 g de azúcar (equivalente a 3.12 cucharadas cafeteras), una cantidad alta, en especial si se considera el tamaño pequeño de la porción.

Tanto en adultos como en niños, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir la ingesta de azúcares añadidos a menos del 10% de la ingesta calórica total. De acuerdo con esta sugerencia, una sola porción cubriría el 31.2% de la recomendación diaria para adultos y el 39% para niñas y niños.

Para una mayor protección a la salud, la OMS también sugiere que se reduzca aún más la ingesta de azúcares añadidos a menos del 5% de la ingesta calórica total. De acuerdo con este criterio, un envase cubre el 62.4% de la ingesta diaria para adultos y el 78% para niñas y niños.1

Un producto que en teoría debería ser beneficioso para el organismo, al contener esta cantidad de azúcares se convierte en un riesgo, debido a la relación directa entre el alto consumo de azúcares y padecimientos como sobrepeso, obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas.2

Sodio:

Contiene 56 miligramos (mg) de sodio por un envase, lo que cubre el 2.8% del sodio total recomendado para un adulto y el 3.7% de la recomendación para un niño según la OMS.3

Existe una relación directa entre el alto consumo de sodio y valores elevados de presión arterial,4 es por ello que se debe limitar su consumo en la dieta habitual.

Energía:

Cada envase aporta 88 calorías.

De acuerdo con las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana, donde el promedio de consumo al día es de 2,000 calorías en adultos y 1,579 calorías en niños,5 una porción de este producto cubre el 4.4% y 5.6% del conusmo calórico total por día para adultos y niños, respectivamente.

Es importante aclarar que el consumo de calorías provenga de fuentes ricas en nutrientes y micronutrientes.

Ingredientes:

Leche estandarizada parcialmente descremada pasteurizada de vaca, jarabe saborizado 10% (agua, almidón modificado, saborizante artificial y ácido cítrico), azúcar, grasa de leche, pectina, vitamina C, sorbato de potasio, cultivos lácticos 0.0015% (Lactobacillus johnsoni (LaConfort®) y Steptococcus thermophilus).

Contiene 12 ingredientes.

El segundo ingrediente es jarabe saborizado, pero se desconoce qué tipo de saborizante artificial contiene, ya que no se desglosa. De ahí, le sigue el azúcar y grasa.

Se observa que contiene lactobacillus, pero es difícil determinar la cantidad real de Unidades Formadoras de Colonias (UFC), realizando la ecuación matemática corresponde a .00165 g en un botecito, pero se desconoce la cantidad de unidades.

Es importante mencionar que la ingesta de lactobacilos es positiva para el organismo, ya que son bacterias benéficas para el cuerpo. Sin embargo, se ha visto que, si hay un consumo menor a los billones recomendados, no tiene gran beneficio. También se ha visto que un consumo excesivo puede impactar negativamente a personas que tienen alguna enfermedad autoinmune.6 Es por esto que es importante se conozca la cantidad de lactobacilos que se están ingiriendo. Además, la cantidad de azúcar añadida disminuye la calidad nutrimental que pueda llegar a tener el producto.

Etiquetado:

El producto tiene EXCESO en CALORÍAS y AZÚCARES.

Se ha demostrado que para generar un impacto positivo en el organismo se requieren desde 1 a 20 billones de UFC de lactobacilos7, 8 (dependiendo de cada organismo o padecimiento que se quiere ayudar), pero la cantidad expuesta en la etiqueta se presenta en forma de porcentaje, por lo que es difícil determinar cuantas UFC hay en el producto.

Para determinar los gramos en el producto analizado hay que realizar una ecuación matemática, y ya determinando los gramos es difícil cuantificar la cantidad de billones de lactobacilos presentes en esos gramos (.00165g).

Hay consumidores que podrían elegir este producto de forma cotidiana creyendo que es un producto beneficioso para su organismo, o inclusive ofrecerlo a los niños como parte de una dieta cotidiana, pero se desconoce si realmente se obtendrán los beneficios de los lactobacilos. Hay quienes incluso lo toman como “medicina” para diarreas o cuando se están consumiendo antibióticos.

El nombre mismo del producto sugiere que es un producto que puede “proteger” a tu sistema gastrointestinal, cuando realmente esto se desconoce.

Con el presente etiquetado es casi imposible que un consumidor pueda determinar que el producto es excesivo en azúcares. Observamos cantidades de azúcares elevadas, las cuales pueden representar un riesgo para el organismo. Existen consumidores que incluso podrían tomar más de una sola porción, creyendo que es un producto saludable y adecuado para consumo regular o incluso diario.

Es importante saber qué es lo que estamos consumiendo y no ser engañados por mensajes que hacen parecer al producto como algo recomendable y sano cuando realmente no lo es. A una persona con diabetes, el consumo de este producto le impactaría de manera negativa e inmediata, por sus altos contenidos de azúcar.

Nuestra valoración:

Moderar su consumo, debido a las altas cantidades de azúcar que contiene.

Te proponemos:

Lactobacilos en tabletas o polvo (consultarlo con algún profesional de la salud).

También existen alimentos fermentados ricos en lactobacilos, pero son difícil de conseguir en México: kéfir, chucrut, microalgas, miso, tempeh, kimchi, kombucha.

vaso de kéfir de frutas sobre un platoReceta de kéfir de frutas
(Rinde 4 porciones)

Ingredientes:

• 1 litro de leche
• 150 g de nódulos de kéfir
• 100 g de fruta de temporada
• Miel (opcional)

Preparación:

1. Puedes añadir cualquier fruta de tu elección, como manzana, mango, pera, fresas, sandía, limón… Nadie mejor que tú conoce tus propios gustos.
2. Añade al litro de leche los 150 g de nódulos del kéfir.
3. Tapa herméticamente y deja fermentar durante 24 horas a temperatura ambiente, sin contacto directo con el sol.
4. Trata de abrir y remover el recipiente una vez cada 8 horas para que los gases resultantes de la fermentación no acidifiquen el kéfir.
5. Una vez pasadas las 24 horas, cuela el kéfir para quitar los nódulos, que debes volver a colocar en el recipiente. Agrega la fruta a la leche resultante, la puedes picar o licuar según sea tu gusto.
6. Si lo deseas, puedes añadir una cucharadita de miel.
7. Vuelve a poner los nódulos con un nuevo litro de leche fresca para seguir haciendo kéfir y para conservar bien los nódulos.
8. Repite el proceso cada vez que quieras kéfir con sabor a frutas

Receta adaptada de https://recetakefir.com/casero/kefir-con-frutas

 
* Producto consultado el 7 de septiembre de 2020.

_____________________________________

1 OMS (2015). Ingesta de azúcares para adultos y niños. 2018, de Organización Mundial de la Salud Sitio web disponible en: http://www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sugars_intake/es/. https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/154587/WHO_NMH_NHD_15.2_spa.pdf;jsessionid=6C5CE486CBA5004A07CB720AD68B22A3?sequence=2

2 Schulze MB, Manson J, Ludwig DS, Colditz GA, Stampfer MJ, Willett WC y Hu FB. (2004). Sugar-Sweetened Beverages, weight gain, and incidence of type 2 diabetes in young middle-aged women. JAMA;292:927-934.

3 OMS (2013). Ingesta de sodio en adultos y niños. 2018, de OMS Sitio web: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/85224/WHO_NMH_NHD_13.2_spa.pdf;jsessionid=72455F959F7FF488958D1166F1B1BB82?sequence=1

4 Claudia Cervantes. (2016). México duplica consumo de sal. 2018, de El Pulso Laboral Sitio web: http://www.elpulsolaboral.com.mx/seguridad-social-y-salud/2430/mexico-duplica-consumo-de-sal

5 Bourges H. Casanueva E. Rosado JL. Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Tomo II: México. Editorial Médica Panamericana.

6 Immune effects of Lactobacillus casei Shirota J. Ezendam, K. Baken and H. van Loveren. (2006). RIVM report 340320004/2006. Nutrition and Toxicology Research Institute Maastricht (NUTRIM), department of Health Risk Analysis and Toxicology (GRAT). Disponibe en: https://rivm.openrepository.com/bitstream/handle/10029/7332/340320004.pdf;jsessionid=B7759753720276396F483F2AA3499D3B?sequence=1

7 A. C. Senok1, A. Y. Ismaeel1 and G. A. Botta (2005). Probiotics: facts and myths. Clin Microbiol Infect; 11: 958–966. Disponible en: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1111/j.1469-0691.2005.01228.x

8 Harvard Medical School (2005). Benefit of Probiotics: Should you take a daily dose of bacteria? Harvard Health Publishing. Disponible en: https://www.health.harvard.edu/press_releases/benefit_of_probiotics_should_you_take_a_daily_dose_of_bacteria

Notas relacionadas

Radiografía de… Tortillas Soft de harina de trigo de Bimbo > leer

Radiografía de… Frosted Krispies de Kellogg´s > leer

Radiografía de… Sangría Casera > leer

El poder de… El Pozole > leer

Menús saludables de fiestas patrias ¡sí, señor! > leer