Radiografía de… Gatorade sabor Naranja

12 octubre, 2020 | : Análisis de productos

Gatorade sabor Naranja de PepsiCo (botella de 600 mililitros)

  • Su primer ingrediente es azúcares (contiene 7 cucharadas cafeteras de azúcar por botella), siendo ésta la única fuente de calorías.
  • Contiene un colorante asociado a hiperactividad y déficit de atención en niños.
  • Se promociona como una bebida para deportistas por sus electrolitos, sin embargo, además de la dificultad de detectar la alta cantidad de azúcar que contiene, muchas personas lo consumen de manera regular sin tener alguna necesidad especial de hidratación.

12 octubre 2020. Échale un vistazo a nuestras radiografías de productos: sencillas, concisas y documentadas.

 

Gatorade sabor Naranja de PepsiCo, bebida para deportistas sabor natural a naranja baja en sodio (botella de 600 mililitros):

 

Azúcares:

Cada botella de 600 mililitros (ml) contiene 36 g (gramos) de azúcares, lo que equivale a 7.2 cucharadas cafeteras.

Tanto en adultos como en niños, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo máximo de azúcares añadidos no mayor del 10% de la ingesta calórica total diaria. De acuerdo con esta sugerencia, una botella de 600 ml de Gatorade sabor Naranja cubriría el 72% de la recomendación para adultos y el 144% para niñas y niños.

La OMS también sugiere que se reduzca aún más la ingesta de azúcares añadidos a menos del 5% de la ingesta calórica total, para una mayor protección ante caries y otras enfermedades. De acuerdo con este criterio, una botella de 600 ml de Gatorade sabor Naranja cubriría el 90% para adultos y el 180% en el caso de niñas y niños.1

Con cualquiera de los dos criterios, la cantidad de azúcar que contiene una botella de este producto es excesiva. Tanto un niño como un adulto podrían consumirla fácilmente en una sola exposición. Además, es importante considerar que esta bebida es consumida frecuentemente por personas que hacen muy poco o nulo deporte, las cuales no requerirían del consumo de este producto como medio de rehidratación.

A través de los años se ha hecho evidente el grave impacto que tiene el consumo de bebidas azucaradas, especialmente en la población infantil. A estos productos se les ha denominado “dulce líquido”.2

Esta bebida contiene más de una fuente de azúcares, entre ellas azúcar y dextrosa. El alto consumo de azúcares se asocia directamente, a mediano y largo plazo, con padecimientos como sobrepeso, obesidad y diabetes, entre otras enfermedades metabólicas.3 A una persona que ya presenta estos padecimientos, su consumo le impactaría negativamente de forma inmediata.

Sodio:

Contiene 278 miligramos (mg) de sodio por porción, lo que cubre un 14% del sodio total recomendado para un adulto y el 18.5% de la recomendación diaria para una niña o niño, según la OMS.4

Existe una relación directa entre el alto consumo de sodio y valores elevados de presión arterial.5

La cantidad de sodio contenida en el producto es considerable, teniendo en cuenta que la botella completa puede ser consumida rápidamente y en una sola exposición.

Energía:

Cada botella contiene 144 calorías.

De acuerdo con las recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana, donde el promedio de consumo al día es de 2,000 calorías en adultos y 1,579 calorías en niños,6 una botella de 600 ml de Gatorade sabor Naranja cubre el 7.2% y 9.1% del consumo calórico total por día para adultos y niños, respectivamente.

El total de las calorías del producto provienen de los azúcares.

Ingredientes:

Agua, azúcar, dextrosa, ácido cítrico, sal, citrato de sodio, fosfato monopotásico, goma arábiga, saborizante natural sabor naranja, acetato isobutirato de sacarosa, goma éster, amarillo ocaso fcf.

Contiene 11 ingredientes en total.

Luego del agua, el primer ingrediente es azúcar y el segundo ingrediente (dextrosa) es otro tipo de azúcar.

El producto está compuesto prácticamente por azúcares y algunos electrolitos.

Es importante mencionar que los electrolitos no deben ser subministrados de manera adicional a los presentes en los alimentos y agua potable cuando una persona no se encuentra deshidratada, no haya realizado un deporte de alta intensidad o se encuentre en condiciones específicas en las que sea necesario tomarlos.

Si éstos se subministran sin que el cuerpo tenga un requerimiento adicional y además se toman con cantidades tan elevadas de azúcares, se generara el efecto opuesto al que se pretende, ya que se podría generar un desbalance osmótico, es decir, un desbalance dentro de la célula y fuera de la célula (líquido extracelular), lo que causa deshidratación,7 además de un mayor riesgo ante la alta ingesta de azúcares.

Colorantes:

Amarillo 6 o amarillo ocaso. Este colorante ha demostrado tener impactos negativos en la conducta de los niños, generando hiperactividad y déficit de atención agudos.8

Para aspectos meramente estéticos, no vale la pena utilizar colorantes dañinos cuando hay otras opciones naturales.

Aditivos:

Goma arábiga y goma éster. Las gomas se utilizan para dar espesor a los productos, usualmente provienen de fuentes naturales, pero se ha visto que algunas personas pueden llegar a tener reacciones alérgicas a las mismas.9

Fosfato monopotásico. La industria procesadora de alimentos utiliza este ingrediente en refrescos, bebidas gaseosas, néctares y jugos, principalmente para regular la acidez.

Es un compuesto que proviene de fuentes naturales, sin embargo ante un alto consumo del mismo o una exposición a largo plazo puede reducir el equilibrio natural de calcio y fósforo en el organismo.

En personas que tienen algún padecimiento renal, este ingrediente puede acumularse y aumentar los niveles de fosfato en sangre.10

Etiquetado:

El producto contiene altas cantidades de azúcares.

Se promociona como una bebida para deportistas, sin emabargo es importante considerar que es ampliamente consumida por la población en general como una bebida refrescante, incluso por personas que no hacen deporte, así como por niños.

El consumo excesivo de electrolitos puede llevar a un desequilibrio en la sangre, llevando a la persona a una deshidratación o a otro tipo de trastornos.11 Hay personas que consumen esta bebida indiscriminadamente para “hidratarse”, desconociendo por completo los impactos que esto pudiese tener.

El empaque del producto no alerta al consumidor sobre su contenido excesivo de azúcares ni sobre la presencia del colorante que se ha asociado a déficit de atención e hiperacitivad.

Observamos que este producto se promociona fácilmente en redes sociales sin ninguna restricción, por lo que la población podría utilizarlo de manera cotidiana, aun sin tener una necesidad de hidratación especial.

Nuestra valoración:

No consumir si no se requiere de un hidratación especial, debido a su alto contenido de azúcares.

Te proponemos:

Vasos con naranjada natural, además de hielo y rodajas de naranjaNaranjada natural.

A continuación la receta para elaborarla.

Naranjada natural
(Rinde 4 porciones)

Ingredientes:

• ½ litro de agua mineral (opcional)
• ½ litro de agua natural
• 4 naranjas
• Hojas de hierbabuena para adornar

Preparación:

1. Licua las 3 naranjas con el agua natural y añade poco a poco el agua mineral, revolviendo para integrar los ingredientes. Si vas a usar solo agua natural, licua las naranjas en un litro.
2. Sirve en vasos con hielo para disfrutarla en el momento.
3. Añade las hojas de hierbabuena para adornar y para dar un toque más fresco a tu bebida.

 
* Producto consultado el 7 de septiembre de 2020.

_____________________________________

1 OMS (2015). Ingesta de azúcares para adultos y niños. 2018, de Organización Mundial de la Salud Sitio web disponible en: http://www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sugars_intake/es/

2 CSPI (2009). Liquid candy. How soft drinks are harming America´s health. Disponible en: https://cspinet.org/sites/default/files/attachment/sdtaxes_obesity_factsheet.pdf

3 Bleich, S. N., & Vercammen, K. A. (2018). The negative impact of sugar-sweetened beverages on children’s health: an update of the literature. BMC obesity, 5, 6. https://doi.org/10.1186/s40608-017-0178-9. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5819237/pdf/40608_2017_Article_178.pdf

4 OMS (2013). Ingesta de sodio en adultos y niños. 2018, de OMS Sitio web: http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/85224/WHO_NMH_NHD_13.2_spa.pdf;jsessionid=72455F959F7FF488958D1166F1B1BB82?sequence=1

5 Claudia Cervantes. (2016). México duplica consumo de sal. 2018, de El Pulso Laboral Sitio web: http://www.elpulsolaboral.com.mx/seguridad-social-y-salud/2430/mexico-duplica-consumo-de-sal

6 Bourges H. Casanueva E. Rosado JL. Recomendaciones de Ingestión de Nutrimentos para la Población Mexicana. Tomo II: México. Editorial Médica Panamericana.

7 NIH. Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. (2020). Equilibrio hidroelectrolítico. https://medlineplus.gov/spanish/fluidandelectrolytebalance.html

8 Bateman y cols. (2004). The effects of a double blind, placebo controlled, artificial food colourings and benzoate preservative challenge on hyperactivity in a general population sample of preschool children. Arch Dis Child 89: 506-511. Disponible en: http://adc.bmj.com/content/89/6/506.long

9 CSPI (2020). Center for Science in the Public Interest, chemical cuisine, TBHQ. Disponible en: https://www.cspinet.org/eating-healthy/chemical-cuisine#tbhq

10 Manual Merk (2020). Equilibrio electrolítico. Disponible en: https://www.merckmanuals.com/es-us/hogar/trastornos-hormonales-y-metab%C3%B3licos/equilibrio-electrol%C3%ADtico/introducci%C3%B3n-al-papel-del-fosfato-en-el-cuerpo

11 National Research Council (US) Committee on Diet and Health. Diet and Health: Implications for Reducing Chronic Disease Risk. Washington (DC): National Academies Press (US); 1989. 15, Electrolytes. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK218740/

Notas relacionadas

Radiografía de… Madalenas con mantequilla Bimbo > leer

Radiografía de… Mayonesa McCormick con chipotle > leer

Radiografía de… Gastro Protect de Nestlé > leer

El poder de… El capulín > leer

Menús saludables de fiestas patrias ¡sí, señor! > leer