El poder de… El pozol

17 noviembre, 2020 | : Análisis de productos, En portada

Persona sirviendo una jícara de pozol

  • Bebida de origen prehispánico que forma parte del gran repertorio y riqueza de nuestras bebidas típicas mexicanas.
  • Se prepara a base de maíz y cacao que se elabora de manera artesanal y se consume principalmente en el sureste del país.
  • Es una excelente fuente de energía, proteínas, fibra y calcio. Si se consume fermentado, también aporta lactobacilos.

Por: Katia García

17 noviembre, 2020. Además de nuestras habituales radiografías de productos procesados, te compartimos estas otras radiografías que muestran el poder de los alimentos saludables.

¿Qué es el pozol?

El pozol es una bebida de origen prehispánico que forma parte del gran repertorio y riqueza de nuestras bebidas típicas mexicanas.

Es una bebida espesa a base de maíz y cacao que se prepara de manera artesanal y se consume principalmente en el sureste del país.

Los maya-chontales de Tabasco fueron los primeros en consumir esta deliciosa bebida, quienes lo llamaban “pochotl” y lo apreciaban mucho debido a que su consumo facilitaba el rendimiento de los viajeros indígenas, pues es una bebida que se caracteriza por proveer energía y que mitiga la sed, sobre todo en estas zonas muy calurosas.

Con el paso del tiempo, su consumo se popularizó y a la llegada de los españoles su nombre pasó de “pochotl” a “pozol”, como lo conocemos actualmente.

Actualmente, hay muchas variedades de esta bebida y sus ingredientes pueden variar dependiendo el lugar donde se elabore. Sin embargo, los más comunes son el “blanco”, hecho únicamente con maíz, el pozol con cacao y el pozol “agrio”, que se le llama así porque se prepara con masa de maíz fermentada.

Si aún no has probado esta deliciosa tradición, no esperes más para saborear un poquito de nuestras raíces a través de esta bebida prehispánica que ha sobrevivido al paso del tiempo.

¿Qué nutrimentos y beneficios aporta?

El pozol es una excelente fuente de energía, proteínas, fibra y calcio.

Esta bebida es una fuente importante de carbohidratos, que a su vez se traducen en energía, lo cual es muy útil dado que culturalmente el pozol ha sido consumido por trabajadores con largas jornadas de trabajo intenso, a quienes, por un lado, les ayuda a saciar el hambre, pero también los mantiene hidratados al ser una bebida muy refrescante.

Por su elaboración a base de maíz nixtamalizado proporciona la misma cantidad de proteína y fibra que aportaría el consumo de una porción similar de tortillas.

El pozol, cuando se consume fermentado contiene gran cantidad de microrganismos benéficos para la salud, incluyendo algunos lactobacilos, los cuales se desarrollan durante la fermentación y ayudan a mantener en equilibrio nuestra flora intestinal.

¿Cuánto cuesta?

El pozol se puede encontrar principalmente en mercados del sureste del país, sin embargo algunos restaurantes de comida típica mexicana también lo ofrecen dentro de sus menús.

Su precio puede variar dependiendo del lugar de compra y del tamaño.

El precio de una jícara puede costar desde $10 hasta $30 pesos, aproximadamente.

Si se prepara en casa, para la compra de sus ingredientes se necesitarían $50 pesos aproximadamente, pero rendiría para al menos 10 porciones.

Se recomienda comprar los ingredientes en mercados locales para disminuir su costo y apoyar a la economía local.

¿Cómo se recomienda consumirlo?

El pozol es una bebida muy saludable, sin embargo debemos tener cuidado de no agregar azúcar durante su preparación.

Todavía es posible encontrarlo sin azúcar, dado que así es como se consumía originalmente esta bebida.

La adición de azúcar comenzó hace apenas algunos años. Si se compra la bebida ya preparada, recomendamos buscar aquellas opciones que no tienen un sabor intensamente dulce.

¡Consumamos pozol en su presentación tradicional y dejemos atrás los refrescos y las bebidas azucaradas que han desplazado su consumo en nuestra población!

_________________________________

Referencias:

Encuentra aquí la receta para hacer pozol

Pozol

Reciepiente con pozol en preparaciónIngredientes (10 porciones):

• ½ kilo de maíz

• 100 gramos de cacao

• hielo picado

Preparación:

1. A fuego lento, tuesta unos granos de cacao.

2. Cuece el maíz en agua con cal durante aproximadamente una hora hasta lograr que los granos desprendan una cáscara que los cubre.

3. Frota los granos con agua limpia* y procede a molerlos junto con el cacao y amásalos con poca agua.

4. Una vez obtenida la masa, licua o bate a mano hasta obtener la bebida espesa.

5. Agrega hielos o agua fría para disfrutarla aún más.

6. Para el pozol agrio, deja fermentar la masa de cuatro días a dos semanas o hasta que le sale moho. Una vez fermentada la masa, se bate en agua y se bebe.

* También puedes prepararlo directamente con masa de maíz, pero asegúrate que sea masa nixtamalizada y 100% de maíz.

Receta adaptada de: https://deliciasprehispanicas.com/2017/03/27/recetas-para-preparar-tejate-bebida-oaxaquena-de-origen-prehispanico/

Notas relacionadas

El poder de… La calabaza de castilla > leer

El poder de… El chocolate > leer

El poder de… El capulín > leer

Un menú práctico, saludable y barato #75 | ¡Menú con el poder de los quelites! >leer

Radiografía de… Maruchan tipo ramen > leer